Días para el próximo año Santo

martes, 10 de marzo de 2015

La ruta del norte del Camino de Santiago aumenta su número de peregrinos

Cada vez tiene un mayor impacto en el turismo local. Y cada año que pasa son más los peregrinos que transitan por la ruta de la costa del Camino de Santiago que cruza Bizkaia de este a oeste y que hacen sus pernoctaciones en los albergues de Gernika-Lumo y Markina-Xemein: el pasado año, y según datos de la Agrupación de Hospitaleros Voluntarios de Bizkaia, fueron un total de 1.015 y 3.992, respectivamente.
Mejorando ostensiblemente las cifras obtenidas un año antes, el caso de Gernika-Lumo da cuenta del fenómeno. El albergue, que se ubica en el gimnasio del colegio público Allende Salazar, abre sus puertas solo durante el mes de agosto. Y el pasado año colgó el cartel de completo prácticamente a diario: recibió a 1.015 peregrinos. Bizkaia, con una red de seis albergues -cinco de ellos gestionados directamente por la agrupación de hospitaleros voluntarios del herrialde- acogió 17.221 caminantes en total. 

El hospedaje de Markina-Xemein, por su parte, también sigue al alza. Abierto de mayo a finales de septiembre, recibió a 3.992 personas, cuando en 2007 recibió a 1.534. En comparación con 2013, por su parte, incrementó su ocupación en casi medio millar de caminantes, lo que supone un 14% más. 

Con cifras que han ido in crecendo prácticamente año a año, el de Markina-Xemein “es uno de los albergues de referencia” para Bizkaia, relatan desde el colectivo de hospitaleros. No en vano, y en comparación con la asistencia cosechada hace ocho años, las pernoctaciones han ascendido un 60%. Tan solo hubo un año con mayor número de peregrinos en la localidad de Lea Artibai: fue en 2012, cuando por las dependencias de los Carmelitas -donde se ubica el servicio, con capacidad para 28 personas- pasaron 4.486 personas. 

La Agrupación de Hospitaleros Voluntarios del Camino de Santiago de Bizkaia, que gestiona las áreas de descanso en el camino de la localidad, Gernika-Lumo, Lezama, Bilbao y Pobeña, ya ha iniciado los trámites para volver a abrir ambos albergues. “Los caminantes comenzarán a llegar a partir de Semana Santa”, adelantan. En un principio, el hospedaje markinarra mantendrá sus fechas de apertura: estará disponible desde el 1 de mayo al 30 de septiembre. “En un principio nos gustaría poder ampliar un poco el número de plazas para acoger a más caminantes”, apuntan. En lo que respecta la localidad foral también se repetirá la fórmula habitual. Tras haber acordado su utilización con el Ayuntamiento, agosto es el mes elegido para abrir las instalaciones. Tendrá capacidad para 35 personas