Días para el próximo año Santo

martes, 17 de marzo de 2015

El 'tirón' coreano sigue creciendo en el Camino de Santiago este 2015

Corría el año 2011 cuando una escritora coreana, Kim Hyo Sun, se convirtió en la nueva Paulo Coehlo del Camino de Santiago. Mientras que hace una década sólo 24 surcoreanos peregrinaron hacia la tumba del apóstol, Kim Hyo, con sus tres libros sobre la Ruta Jacobea, vendió 100.000 ejemplares y logró que miles de compatriotas recorrieran los más de 10.000 kilómetros que separan Galicia y Corea del Sur.

Esas pisadas se acumulan también en Roncesvalles. Es más, su presencia crece de año en año: de los 1.843 viajeros de 2012 se pasó a los 2.171 en 2013 y a los 2.585 en 2014. Y todo apunta a que esa cifra se superará este 2015.

Mientras que en los años anteriores figura como la cuarta nacionalidad extranjera que más viajeros aporta, por detrás de Alemania, Francia e Italia, en los dos primeros meses de este año, los coreanos se sitúan en primer puesto, con 157 caminantes.

Este número es el más alto de los últimos años en el mismo periodo, lejos de aquel 2012, cuando en enero sólo hubo ocho caminantes.

Esos 157 coreanos de este comienzo de 2015 representan el 23,5% del conjunto que ha pasado por Roncesvalles, es decir 677. Un número total que supera en 100 los caminantes registrados en el mismo periodo de 2014.

Aquel año, en total, contabilizaron en Roncesvalles 65.683, por encima de los 63.926 de 2013 y los 57.606 de 2012. "Será difícil superar esa cifra global, pero igual nos llevamos una sorpresa", sopesaban en Roncesvalles donde ultimaban la apertura del albergue, para el pasado viernes 13 de marzo.

AL 'RESCATE' DE LOS COREANOS 

Casi todos los peregrinos procedentes de Corea tienen menos de 35 años. Llegan en igual medida hombres y mujeres y desde los albergues de peregrinos les tienen que insistir en que sigan ciertas instrucciones, como evitar ir por determinadas rutas si hay nieve.

De hecho, en 2013, desde el Gobierno de Navarra comenzaron a trabajar conjuntamente con la embajada de la República de Corea en España para coordinar las actuaciones en seguridad. Se hizo especial hincapié en la etapa de Roncesvalles. De ser invierno, por ejemplo, se les recomendaba realizar el tramo por el puerto de Ibañeta y no por la ruta de montaña. También, comprobaron la necesidad de facilitarles información sobre la indumentaria adecuada y una preparación física correcta.

La información, sin embargo, ha tardado en calar. Al menos, esa sensación queda al valorar en el albergue de Roncesvalles que, en 2014, casi todos los peregrinos perdidos fueron coreanos. "Este año está habiendo menos problemas", concluyen.

 Fuente: http://www.diariodenavarra.es