Días para el próximo año Santo

jueves, 7 de agosto de 2014

El Camino de Santiago Portugués eliminará los puntos negros en su trazado.

Por primera vez varias administraciones crean una mesa de trabajo en torno a la ruta jacobea, en cuya mejora en la provincia de Pontevedra invertirá la Diputación un millón de euros

La ruta jacobea más recorrida después del Camino Francés, la portuguesa, se puso este lunes manos a la obra para su necesario lavado de cara. Por primera vez, los doce ayuntamientos pontevedreses por los que discurre, la Diputación provincial y la Xunta se sentaron para crear una mesa de trabajo que marcará el devenir de este Camino luso cada vez más transitado. Hasta ahora, 19.578 peregrinos lo han elegido este año, un 17,24 por ciento más que en idéntico periodo de 2013. La cifra representa un 15,52 por ciento de cuantos recogieron su «compostela» en Santiago. Y eso, a pesar de que aún existen varias deficiencias en su trazado que incrementan su inseguridad. Dichos puntos negros son, entre otros elementos, lo que este nuevo proyecto se propone solucionar.

Para lograrlo, la Diputación de Pontevedra va a invertir de entrada un millón de euros, tal y como anunció su presidente, Rafael Louzán. La mitad se destinará a contratar a cien empleados que acondicionarán y señalizarán el itinerario. Cincuenta ya se han incorporado y en breve lo harán los restantes, que trabajarán al menos durante seis meses, aunque el plazo podría ampliarse a un año. En esta partida también se incluyen 60.000 euros mediante los que una consultora eliminará los puntos negros en las carreteras de este Camino Portugués a lo largo de la docena de municipios atravesados por él: Tui, O Porriño, Mos, Redondela, Soutomaior, Vilaboa, Pontevedra, Barro, Portas, Caldas de Reis, Valga y Pontecesures.

Delimitación oficial

El objetivo de Louzán es hacer de la ruta en su provincia «un referente de accesibilidad, señalización y trato exquisito». Para ello, la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta convocará desde septiembre a los concellos para ejecutar la delimitación oficial del Camino una vez que los estudios históricos ya se han concluido. Aunque seguir la ruta tradicional es obligatorio por ley, se tendrán en cuenta los citados puntos negros en los casos oportunos. Las opiniones vecinales también contarán.

La directora de Turismo de la Xunta y piloto del plan de regeneración del Camino, Nava Castro, aspira a que el Portugués «sirva de ejemplo al resto en conservación y puesta en valor». No solo en lo que afecta el recorrido, sino también en el alojamiento. Según señaló, en la actualidad la red pública de albergues cubre apenas el 10 por ciento de la demanda, por lo que animó a involucrarse a la iniciativa privada.

Fuente:  http://www.abc.es

 

No hay comentarios:

Una ruta de peregrinación a la sombra del Camino de Santiago

La Vía Francígena, que lleva de Canterbury a Roma, no es tan prestigiosa como el archiconocido Camino de Santiago. Esta ruta de peregrina...