Días para el próximo año Santo

domingo, 24 de agosto de 2014

El albergue de peregrinos de Gernika cuelga el cartel de completo

Apostaron por recuperar un albergue para peregrinos en Gernika-Lumo. Y el tiempo ha dado la razón a la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Bizkaia. Las instalaciones, ubicadas en el gimnasio del colegio público Allende Salazar y que disponen de una capacidad para 35 personas, han colgado el cartel de completo durante todo agosto, el único mes del verano en el que el servicio, que funciona con la ayuda desinteresada de los voluntarios y las donaciones de los caminantes, permanece abierto. Cedido por el Ayuntamiento hace ahora tres años, el albergue es un constante ir y venir de peregrinos que buscan cobijo en la localidad foral, punto por el que pasa el Camino del Norte hacia Santiago de Compostela. Por esta vía transitaron hasta 4.000 peregrinos el año pasado, según cifras del Consistorio. 

El momento de mayor trajín en el hospedaje es, sobre todo, a partir de las 15.00 horas, que es cuando abre sus puertas para recibir a los primeros caminantes. Puesto en marcha gracias a un convenio de colaboración suscrito entre la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Bizkaia y el Ayuntamiento, se llena rápidamente. Ha sido la tónica habitual en agosto en un recinto equipado con servicios como colchonetas, mesas y sillas para el descanso, pero también de duchas, microondas y una nevera, además de la posibilidad de poder lavar la ropa. 

descanso “Se trata de que los peregrinos puedan descansar en las mejores condiciones posibles”, apunta la hospitalera, “hacerles más fácil el descanso tras varias horas caminando”, añade. A aquellos que no pueden encontrar un colchón para descansar, se les permite reposar donde puedan hasta las 22.00 horas, además de tratar de derivarles a algún establecimiento de la villa o las inmediaciones en el que puedan pasar la noche. En una mesa se agrupan, además, todo tipo de libros, guías, planos, folletos turísticos y recomendaciones para que los caminantes “dispongan de todo lo que necesiten”. Desde teléfonos de atención sanitaria, a puntos de la ruta a Santiago donde recuperar fuerzas, el hospedero se convierte en guía.
Como no podía ser de otra forma, los hospitaleros -ha habido cuatro en Gernika-Lumo- también sellan, una a una, las acreditaciones que portan los caminantes. El trámite se efectúa toda vez que quienes se hospeden en el gimnasio reconvertido en albergue aporten su nombre y apellidos, edad documentación y los lugares de los que partieron, tanto en su aventura como en su última etapa. 

“La mayoría llegan desde Markina-Xemein”, explica, si bien su procedencia es dispar. Tanto, que pernoctar en la hospedería se asemeja a meterse en una torre de babel. Además de vascos y estatales recala gente de Dinamarca, Italia, Francia, Canadá, Estados Unidos, Lituania, Eslovaquia... Y así lo ratifican desde esta asociación vizcaina, que explica que es ahora “cuando llega el mayor número de extranjeros, y sobre, todo jóvenes”. 

otros cinco albergues La apertura del hospedaje ha permitido “recuperar un punto de descanso importante en el camino del Norte, cerrando además el recorrido por Bizkaia”, según indican desde el colectivo de hospederos de la asociación vizcaina de Amigos del Camino, que agradecen la receptividad mostrada por el Ayuntamiento gernikarra ante su petición de abrir el hospedaje gratuito en la villa. No en vano gestionan otros cinco albergues en el herrialde -Markina, Lezama, Bilbao, Portugalete y Pobeña- y el de la localidad foral era el único eslabón de la cadena que quedaba por conectar. “Este año hemos conseguido abrirlo”, apuntan, si bien ya miran de reojo a 2015. “El año que viene nos gustaría poder mantener este servicio básico para los peregrinos”, concluyen.

No hay comentarios: