Días para el próximo año Santo

lunes, 10 de febrero de 2014

Camino sagrado hacia la Peña de Francia

La iniciativa de un enamorado del santuario salmantino logra el apoyo institucional necesario para revitalizar una vieja ruta de peregrinación.

No hace ni dos años que se le pasó por la cabeza la idea de volver a poner en marcha la ruta y, para su sorpresa, la Diputación ya la incluye entre sus prioridades de futuro pues le ve muchas posibilidades de expansión turística. A Juan Miguel Martín se le llena la boca hablando del Camino de la Peña de Francia, un viejo ramal del Camino de Santiago que durante siglos había pasado desapercibido. En 2012, y con la colaboración del Ayuntamiento de Cepeda, Juan Miguel se propuso rescatarlo del olvido. Haciéndolo, asegura, no solo lo revitaliza sino que pone en valor todos los pueblos por los que pasa en los cerca de 70 kilómetros por los que transcurre.  “Se trata de convertirlo en un polo de atracción”, explica Martín quien, entre sus múltiples facetas, también preside la asociación de turismo rural ‘Sierra de Salamanca’.
 
El sueño de volver a ver devotos de la virgen de la Peña de Francia adentrándose a pie en la Sierra, como sucedió a lo largo de mucho tiempo desde que en 1424 se descubrió la imagen mariana, se va haciendo realidad poco a poco. Aquellos esforzados peregrinos de hace seis siglos reponían fuerzas en los antiguos hospitales de Sotoserrano, Miranda del Castañar  o Herguijuela.
 
Puerto de Béjar, Peñacaballera, Montemayor del Río, Lagunilla, Valdelageve, Cepeda, Madroñal, Monforte de la Sierra, Sotoserrano, La Alberca y El Cabaco ya se preparan para recibir a los peregrinos gracias a una inversión de 14.320 euros que, a partir de esta primavera, se emplearán en la colocación, por un lado, de señales orientativas y, por otro, de indicaciones en cada localidad desde las que se informará sobre los servicios y los recursos turísticos y patrimoniales del lugar. La señalización tratará de convencer a quien realiza el Camino de Santiago del Sur que merece la pena desviarse de la Vía de la Plata para descubrir.
 
Dada su longitud, Juan Miguel prevé que el caminante necesitará un mínimo de dos jornadas para completar el recorrido, de ahí que considere más que necesario dotar a los pequeños pueblos de los servicios necesarios para atender al peregrino. Para lograrlo, habrá que aumentar de forma progresiva la inversión. Un estudio previo cifró en 82.000 euros la cantidad necesaria para cumplir ese objetivo. En ese mismo análisis se estima que el Camino de la Peña de Francia encierra, además, un enorme potencial para las rutas a caballo o en bicicleta, otras vías que podrían ir desarrollándose con el tiempo.
 
La puesta de largo de la ruta tuvo lugar durante la última edición de FITUR, celebrada el mes pasado en Madrid. Allí, el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, explicó que el turismo religioso es una actividad “en crecimiento”. De hecho, se prevé que en Europa en torno a 15 millones de personas realizan algún tipo de actividad relacionada con esta forma de viajar.
 
La apuesta, a la que se une el impulso del Camino de San Francisco de Asís, se enmarca en los prolegómenos de las celebraciones del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa, que en el año 2015 supondrá “una importante promoción del turismo religioso en la provincia”, reveló Iglesias.
Hasta que la peregrinación regrese a los senderos presididos por el imponente por el monasterio en el que se rinde homenaje a la virgen, el nivel de entusiasmo, reconoce el impulsor del proyecto, “va cada vez a más”.

No hay comentarios: