Días para el próximo año Santo

sábado, 9 de febrero de 2013

El Tribunal Supremo autoriza la modificación del trazado del Camino de Santiago

La sección cuarta de la Sala de Contencioso administrativo del Tribunal Supremo, ha desestimado el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Artieda, en el que se pedía que no se modificase el trazado del Camino de Santiago, con motivo de la construcción del recrecimiento de Yesa, al ser declarado por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad. En su sentencia señala, que el interés general prevalece sobre la riqueza patrimonial del Camino de Santiago. 

El ayuntamiento de Artieda y la asociación Río Aragón habían presentado un recurso de casación, en que pedían que no se modificase el trazado del Camino de Santiago que la UNESCO declaró patrimonio de la Humanidad, dado que el recrecimiento de Yesa inundaba parte de este trazado.

En la sentencia, el Tribunal Supremo reconoce la importancia cultural y patrimonial, del trazado del Camino de Santiago que en su día la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad , pero sin embargo “ un puntual y escaso desplazamiento que no distorsione la plena percepción de su singular significado histórico y cultural, está amparado en la necesidad de atender a otros intereses generales de más que notable intensidad”

En consecuencia el Tribunal señala que habrá que reubicar, monumentos que son Bien de Interés Cultural, como la ermita San Jacobo de Ruesta, la ermita San Juan Bautista de Ruesta o la ermita Santiago Apóstol de Ruesta, y autoriza la modificación del trazado del Camino de Santiago.

A Compostela en avión, y sin peregrinar

Eduardo Posada Carbó:

"Dejé Santiago con cierto sentimiento de culpa, mientras mis ojos de intruso seguían los pasos de los peregrinos que descansaban. El aeropuerto se mantenía casi vacío. Aquella soledad parecía un monumento simbólico en honor de los caminantes"

"Aquí llueve siempre", me respondió el taxista cuando le pregunté por el clima de Galicia. Serenaba. Y la neblina no permitía apreciar el paisaje mientras cruzábamos las montañas rumbo a Santiago de Compostela, desde un aeropuerto moderno y casi vacío. 

A Compostela no se suele llegar en avión. Es, desde tiempos remotos, uno de los destinos favoritos de los peregrinos del mundo cristiano. Y los peregrinos llegan a pie, por el camino de Santiago. El llegar en avión parecería pues como una herejía. Más aún si el motivo de la visita no es la adoración de la tumba del apóstol Santiago, como todo buen peregrino, sino participar en una conferencia académica.

"El dueño del viaje a Santiago y verdadero dueño de la ciudad -observa Suso de Toro- es quien peregrina" (El Camino de Santiago, La ruta celeste: Lunwerg Editores, 2010).

Además de herejes, intrusos. Quienes no peregrinan podrían tener en principio razones para sentirse incómodos, sobre todo si se alojan en el Hostal de los Reyes Católicos, el magnífico Parador español construido originalmente como hospital por Fernando e Isabela en el siglo XV. Allí, los 10 primeros que completan el Camino de Santiago, con credencial de la Compostela, son bienvenidos con la buena costumbre de tres comidas gratis.

Sin embargo, la extraordinaria hospitalidad de Santiago cubre a peregrinos y no peregrinos. Y una breve visita a Santiago despierta el apetito, no sólo por la exquisita comida gallega, sino por explorar la ruta de los peregrinos.

Son varios los caminos a Santiago, pero el más conocido y tradicional es uno descrito en el Códice Calixtino del siglo XII, que atraviesa los Pirineos por Roncesvalles y pasa por Pamplona, Burgos y León antes de su destino final en Compostela. Se le conoce como camino Francés, por su punto de origen, en una ruta que se extiende 800 kilómetros.

Las peregrinaciones a Compostela anteceden a la publicación del Códice Calixtino. Sus trayectos, como lo relata Arturo Soria y Puig, eran "numerosos", "con sus correspondientes vías, estaciones y señales".

Quienes iniciaban el viaje desde Irlanda o Inglaterra se embarcaban inicialmente en una "peregrinación marítima". Puig trae a cuento un relato del siglo XV de William Wey, quien al llegar desde Plymouth a La Coruña observó más de 80 barcos procedentes de varios rincones del norte de Europa: "En el lapso de unos pocos días habían desembarcado allí unos 4.000 viajeros".

Puig ofrece un atractivo relato de los más diversos caminos que conducen a Santiago, incluidos los provenientes de Portugal y Cataluña, desde donde partió el abad Cesáreo en el año 959, uno de los "primeros peregrinos cuyo nombre se conoce". 

Hoy, los caminantes son quizás más turistas que peregrinos. Pero unos y otros gozan por igual los encantos de extraordinarios paisajes, rurales y urbanos, a lo largo de las diversas trayectorias, desde los altos de los Pirineos hasta llegar a la plaza de Obradoiro y así cumplir con la peregrinación, en la tumba del apóstol. Los que aún tienen energía siguen hasta el cabo de Finisterre, "la Finis Terrae romana", como lo describiera Albert Ollé Martin, "el fin del mundo civilizado en la Antigüedad".

Hay de todo en los caminos hacia Santiago. Viñedos y olivares, puentes y calles medievales, y curiosidades arquitectónicas, como los hórreos, sitios de almacenamiento de granos. Y hay fuentes de aguas públicas para calmar la sed de los caminantes.

Dejé Santiago con cierto sentimiento de culpa, mientras mis ojos de intruso seguían los pasos de los peregrinos que descansaban en la plaza do Obradoiro. El aeropuerto se mantenía casi vacío. Aquella soledad parecía un monumento simbólico en honor de los caminantes.

jueves, 7 de febrero de 2013

Más de mil kilómetros de peregrinaje

Desde la Basílica de Santa María hasta la Catedral de Santiago. El Camino del Sureste transcurre en unos 1150 kilómetros, atravesando once provincias, pisando seis comunidades autónomas y ofreciendo casi todos los paisajes característicos de la península ibérica.
Con el fin de compartir este viaje cultural, emocional y físico nació la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Alicante un 15 de enero de 1993, de la mano de un salesiano navarro muy aficionado a esta ruta. Desde entonces, este grupo de aficionados al senderismo ha repartido la credencial de peregrino a más de 50.000 personas.
El Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Cultura, colaborará con esta asociación para la celebración del veinte aniversario. Miguel Valor, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alicante, presentó ayer el programa de actividades conmemorativas, para lo que se acompañó del presidente de la asociación alicantina, Federico Ramírez y del vocal de cultura de la misma, Juan Latorre.
El edil de Cultura manifestó que «desde el ayuntamiento hemos creído imprescindible participar del homenaje a este grupo de personas», a lo que añadió que «por este motivo, de acuerdo con la alcaldesa Sonia Castedo, esta semana se instalarán 29 señales del inicio del Camino de Santiago en Alicante, que serán colocadas durante esta semana por técnicos del Ayuntamiento».
Estos carteles informativos partirán desde la Basílica de Santa María y pasarán por lugares como la calle Gerona, la plaza de Calvo Sotelo, la avenida de Orihuela, entre otros, hasta terminar en el cementerio municipal. A día de hoy, existen ya algunos carteles informativos, que serán sustituidos por los nuevos.
Las actividades presentadas ayer, que siguen a algunas ya celebradas durante el pasado mes de enero, se componen principalmente de conferencias y exposiciones.
En concreto, el próximo día 15 de febrero a las 19 horas, el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA) acogerá una conferencia del que fuera director del las excavaciones del Castillo de Elda, Tomás Palau Escarbajal, que titula a su exposición 'La tumba de un peregrino alicantino del siglo XIV'.
La sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés será el escenario que acoja la charla 'El Camino Mozárabe', a cargo de Jesús Sánchez Adalid, el día 27 de febrero a las 19 horas. En el mes de marzo, de nuevo el MACA acogerá una conferencia. Será el día 1, bajo el título 'El humanismo de la peregrinación y el Camino a Compostela', a cargo de Gonzalo Tejerina Arias, profesor de la Universidad de Salamanca, sacerdote y teólogo.
El centro de Cultura Contemporánea Las Cigarreras acogerá una exposición monográfica sobre el Camino de Santiago, que ofrecerá fotografías de un concurso de la asociación y dibujos y acuarelas de su presidente, Federico Ramírez. Se inaugurará el día 2 y permanecerá hasta el día 19 de mayo.
Según explicó en la presentación el presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Alicante, esta ruta que parte desde el Sureste «es todavía muy virgen, pero desde la época medieval que hay peregrinos alicantinos».
La totalidad del Camino de Santiago partiendo desde Alicante transcurre sobre unos 1150 kilómetros, «en aproximadamente unos 45 días».
«Se trata de un viaje largo, duro físicamente, pero sobre todo es un viaje espiritual, en el que las personas se conocen a sí mismas y que se disfruta para toda la vida», finalizó Ramírez.

Una docena de joyas del Románico en el Camino de Santiago

Con el descubrimiento de los supuestos restos del Apóstol Santiago cerca de Padrón y la necesidad de los reyes cristianos de dotar de unidad religiosa (ya que no había otra posible en aquel tiempo) a sus respectivos reinos, a partir de mediados del siglo IX se inician las peregrinaciones de todo el mundo cristiano a donde se supone que estaba el sepulcro, que se llamó Campus Stellae y que derivó en el Compostela actual.

Tanto los reyes astures como Carlomagno estaban muy interesados en evitar que los musulmanes continuaran su expansión territorial, así que les venía bien tener entretenidos a los caballeros de acá para allá marcando paquete la línea de los buenos.

Cuanto más atacaba Almanzor los reinos cristianos de la península ibérica, más se inquietaban los benedictinos de Cluny, centro de la cristiandad de la época. Así, decidieron edificar una serie de monasterios a lo largo de la línea que definía estos territorios y fomentar las peregrinaciones para desalentar a los musulmanes. Está claro que lo consiguieron.

Pero este no es un post de Historia, que es otro cantar… sino de Arte… de algunas de las edificaciones construidas al albur de la nueva ruta y que marcaban las distintas etapas que los peregrinos de todo el mundo hacían para alcanzar su meta: la tumba de Santiago el Mayor.

El Camino de Santiago vive su gran auge desde los siglos X hasta el XV, cuando la conquista de Granada hace que los reinos cristianos piensen más en la tajada que podían sacar por esos lares que en mantener a los monjes y pecadores dando vueltas por los inhóspitos caminos norteños. Con todo, el Camino nunca dejó de utilizarse y los peregrinos siguieron rindiendo pleitesía a Santiago.

En cualquier caso, que el Camino de Santiago sea hoy lo que es, hay que agradecérselo a Fraga.

En 1962, casualmente con la llegada del Manuel Fraga al Ministerio de Información y Turismo, se anuncia que se va a señalizar el Camino y aunque este primer intento de revitalizar la ruta y, por tanto, el turismo, falla, Fraga no ceja en su empeño de devolver a Galicia glorias pasadas. Lo termina consiguiendo en 1993, cuando era Presidente de la Xunta, aprovechando el jacobeo (cuando la festividad de Santiago cae en domingo y que tiene indulgencia plenaria para los peregrinos que terminen su viaje).

La campaña publicitaria y turística hizo que aquel año los peregrinos pasaran de apenas 10.000 en el año 1992 a casi 100.000 el año siguiente. Tal filón, como era de imaginar, no fue menospreciado por las autoridades de las Comunidades por las que el camino había transcurrido en los siglos medievales, que aprovecharon para limpiar y dar esplendor a sus respectivas rutas y llevarse algo del pastel.

De todo esto podríamos extraer infinidad de moralejas, pero, insisto: esto es un post de Arte, así que vamos a empezar por Navarra y, siguiendo el camino francés, el tradicional, si es que tal término cabe en este tinglado y haciendo paradiña en el camino del Salvador, llegaremos en doce etapas al ansiado Campus Stellae. Comenzamos:

1. Santa María de Eunate (Navarra)

Esta iglesia está en medio del campo en el lugar donde se juntan los caminos de Somport y de Roncesvalles.
Construida en el siglo XII, tiene planta octogonal (nada habitual en estos pagos) y está rodeada por una galería porticada de 22 arcos con capiteles decorados, que la hacen distinta a otras iglesias románicas. Fue hospital de peregrinos, cementerio, lugar de culto cristiano y se dice que santuario telúrico…
Eunate en euskera significa cien puertas


2. Catedral de Jaca (Huesca)

Se comienza a construir a finales del siglo XI como sede episcopal del reino de Aragón. Está considerada como una de las joyas del Románico peninsular, si bien lo que hoy podemos admirar dista de la edificación original.

De planta basilical, construida en piedra, se dispone en tres naves y tres ábsides, que, a su vez, están divididos en tres partes.

La profusa utilización de una decoración cilíndrica simulando los recuadros de ajedrez y denominada “taqueado jaqués” se extendió por el resto de edificios de la época a lo largo del Camino, como iremos viendo.
 

 

3. Monasterio de Leyre (Navarra)

Se tienen noticias de la existencia de un monasterio en Leyre desde el siglo IX. Ubicado en una balconada natural al sur de la Sierra de Leyre, el Monasterio destaca por ser una de las mas antiguas construcciones románicas de Navarra y que se han conservado en buen estado hasta nuestros días. De hecho, sigue siendo una abadía de monjes benedictinos, hoy dedicados en cuerpo al turismo, el canto gregoriano y la vida contemplativa y en alma a lo que ellos consideren oportuno.

Lo que era el antiguo monasterio se ha reconvertido en hotel-restaurante. El claustro románico desapareció en el abandono que el monasterio sufrió tras la desamortización del malvado Mendizábal entre mediados del siglo XIX y mediados del XX. y hoy sustituido por un patio. Pero la iglesia conserva el color medieval original: con su característico ábside, su cripta y su panteón de los Reyes de Pamplona.


4. Puente de la Reina (Navarra)

Único vestigio civil de cuantos vamos a hablar hoy. Y es que, como es lógico, tanto trasiego entre iglesia y abadía, requería de obras de ingeniería que sortearan los ríos del Camino.

Así, se erige este puente, del siglo XI, en la localidad homónima, en la provincia de Navarra, sobre el río Arga.

Tiene una longitud de 110 metros, con una calzada de 4 metros de anchura y está sostenido sobre 6 arcos de medio punto y 5 pilares.


5. Iglesia de San Bartolomé en Logroño (La Rioja)

Se comenzó a construir en el siglo XII hasta el siglo XIV, por lo que aúna distintos estilos: desde el románico hasta el gótico, pasando por el mudéjar.

Destaca la maravillosa portada ojival que contiene esculturas románicas con la vida del santo y algunos pasajes de la biblia.


6. Catedral de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja)

La primitiva iglesia románica se construyó en el siglo XI y ha sufrido diversas modificaciones y ampliaciones desde entonces hasta el siglo XVIII, por lo que hoy es un pastiche de estilos.

Se concibió como una iglesia de peregrinaje, aprovechando el tirón que tenía el Camino de Santiago, y en ella se albergaron las reliquias de Santo Domingo de la Calzada propiamente dicho.

Cuenta la leyenda que en Santo Domingo de la Calzada cantó la gallina después de asada, cuento que os recomiendo.


7. Monasterio de Santa María Real de las Huelgas (Burgos)

La reina Leonor, esposa de Alfonso VIII de Castilla, comienza la construcción de este monasterio con el fin de que las mujeres pudieran alcanzar los mismos niveles de mando y poder que los hombres, al menos, en un reducto monacal…

De hecho, la abadesa llegó a disfrutar de autonomía sin parangón y un poder que sólo dependía del papa y estaba por encima de la curia episcopal. La abadesa, como mujer, no podía confesar, decir misa ni predicar, pero era ella quien daba las licencias para que los sacerdotes hicieran estos trabajos. La concesión era dada en nombre de Dios y de la Sede Apostólica. Era dueña de un señorío material y un señorío jurídico. Vamos, que hasta en medio del Camino de Santiago encontramos a precursoras del feminismo… en tiempos realmente oscuros había luz.


8. Villalcázar de Sirga (Palencia)

Esta villa perteneció a la orden del Temple y, tras la caída de esta orden, pasó a pertenecer a la de Santiago. Estuvo fortificada, a tenor de los restos de almenas que se han encontrado. El camino de Santiago se desvía un poco de su trazado natural para acercarse a este lugar y hacer parada en la Iglesia de Santa María, mencionada por Alfonso X en sus Cántigas a la Virgen.


9. San Martín de Tours, Frómista (Palencia)

Pequeña y maravillosa iglesia que se encuentra en el medio de un páramo que un día albergó también un monasterio, hoy desaparecido.

Planta basilical, con dos torres circulares, bóvedas de cañón, taqueado jaqués, no le falta detalle. Su construcción data del siglo XI y en su interior, actualmente, podemos ver una maqueta de su reconstrucción.


10. Colegiata de San Isidoro (León)

Seguimos avanzando por el camino y llegamos a la provincia de León, donde podemos admirar este conjunto en honor de San Isidoro de Sevilla, cuyos restos fueron trasladados en el siglo XI.

Si por algo hay que visitar esta Colegiata es por su Panteón con unos frescos sobre la Natividad, la Pasión y la Resurrección y otras pinturas alegóricas como los signos del zodíaco o un antiguo calendario agrícola.


11. Catedral de Oviedo (Asturias)

Decían que quien va a Santiago y no va al Salvador es como ver al criado sin ver al Señor… Y así, los asturianos se montaron su propia película sobre el Camino de Santiago y lograron desviar una de las rutas por sus tierrina…

El origen de este templo es prerrománico y del románico conserva las bóvedas y el apostolado de la Cámara Santa, donde se encuentran las reliquias de la Catedral (que incluyen un trozo del Santo Sudario), así como las cruces de la Victoria y de los Ángeles.

El apostolado de la Cámara Santa está compuesto por seis parejas de estatuas que se encuentran en las cuatro esquinas y una a cada lado en los muros a media distancia de las esquinas. En su tiempo estuvieron policromadas.


12. Catedral de Santiago de Compostela (A Coruña)

Y llegamos al final de nuestro viaje, la Catedral de Santiago, que alberga la tumba del apóstol…

De las cenizas en que convirtió la capilla primigenia el omnipresente Almanzor, azote de la cristiandad de la época, se reconstruyó la actual catedral, a partir del siglo XI.

Para admirar el Pórtico de la Gloria, obra maestra de la escultura del románico.


martes, 5 de febrero de 2013

Oviedo como principio del Camino de Santiago

Según los datos de la oficina del peregrino con los que cuenta la Asociación Astur-Leonesa de Amigos del Camino de Santiago, en 2012 pasaron por Oviedo 6.365 caminantes. Son un 13% más que los que contabilizó 2011, 5.544. Sin embargo, en el albergue de peregrinos, por primera vez desde que se abrió (el antiguo) en el año 2000, la cifra ha disminuido. En el chalé de los Dominicos reconvertido en albergue durmieron el año pasado, 3.986 personas, un 3% menos, 4.116. 

«El motivo es que se ha vuelto a quedar pequeño», explican desde la asociación a través de su último boletín informativo. «El 'viejo' nos servía como desahogo en los meses de gran afluencia de verano y era sede social». Tras la salida del albergue de San Pedro de Mesatallón, ahora convertido en oficinas municipales, hicieron un hueco en el chalé y perdieron «ocho plazas que resultaban fundamentales». Reconocen que no contemplaban la posibilidad de perder el antiguo, «del 'desahucio' del 'viejo' como así ha ocurrido tras casi 20 años».
 
Combinaban la existencia de ambas instalaciones, y cuando en verano una se quedaba pequeña tiraban de la otra. Al perder una, tienen que mandar a los peregrinos (como ya pasaba cuando solo estaba abierto el de San Pedro de Mestallón) a alojamientos alternativos: algunos hostales o pensiones del entorno de la Catedral. También hay quien opta por reservar en un hotel porque, entre otras cosas, esa opción no existe en el albergue. No se puede reservar. Tampoco entrar más tarde de las nueve de la noche en verano y de las 19.30 en invierno. Ni antes de las cinco en los meses de más afluencia de peregrinos ni de las 17.30 en la época de menos. 
 
El presidente de la asociación que gestiona el albergue, José Luis Galán, reconoce que el horario «ideal» sería de 13.00 a 22.00. Pero ahora no están en condiciones de asumirlo. Si alguien llega antes de la hora de apertura, puede dejar la mochila en alguna cafetería próxima con la que los responsables del albergue se han puesto de acuerdo. También, que el albergue no reúne las condiciones que debería para una ciudad como la ovetense. «No tiene muy buenas instalaciones», insiste. La solución sería uno nuevo «acondicionado, esto es un chalé no un albergue», reflexiona en voz alta siendo consciente de que con las estrecheces económicas del momento los políticos no le harán caso. Han solicitado un encuentro con el concejal de Turismo, José Ramón Álvarez Pando, que esperan para exponerle la situación. En Galicia, por ejemplo, los albergues son del gobierno autónomo. En León, continúa Galán, el albergue está en el monasterio de las monjas benedictinas. Pasan por él 20.000 peregrinos. «No es comparable, lo sé, pero creo que necesitamos algo más». «El día que nuestra ciudad cuente con un albergue de capacidad acorde con la importancia de nuestro camino y con la atención que ello requerirá, veremos un aumento significativo en el número de usuarios», recoge el boletín informativo de la asociación. Y explica Galán que la ciudad es cada vez más inicio del Camino de Santiago; que tienen consultas de peregrinos extranjeros interesados en conocer cómo es el trayecto que separa Oviedo de Santiago de Compostela: «Eso hay que tenerlo en cuenta». El 53% de los peregrinos que pernoctan en el albergue ovetense (2.104), salen de la ciudad para Santiago. Una tendencia en aumento desde hace «tres años». 2010 fue clave en el desarrollo del Camino de Santiago y en el incremento del número de peregrinos en la ciudad. Solo ese año se duplicó el número de usuarios. 
 
Inician en Oviedo el Camino Primitivo, descubriendo la senda de la primera ruta, la que tomó Alfono II El Casto, en el siglo IX, para visitar la recién descubierta tumba del apóstol Santiago. Desde Oviedo recorren 343 kilómetros repartidos en 12 etapas. La primera, hasta Grado; la última, San Romao de Retorta-Melide.

domingo, 3 de febrero de 2013

Diez consejos para que el Camino de Santiago no termine en rescate.

1. Consultar la predicción del tiempo 

Consultar el parte metereológico antes de iniciar cada etapa del Camino de Santiago es una condición indispensable para llegar a meta sin más problema que las ampollas. A los coreanos que el pasado 24 de enero tuvieron que ser rescatados por los Bomberos de Navarra los sorprendió una intensa nevada que los dejó totalmente aislados. La zona estaba en alerta por temporal.

 

2. Calzado y ropa adecuados

Es imprescindible llevar calzado muy cómodo y elástico, siempre preparado para los aguaceros que pueden caer durante la ruta. Los expertos recomiendan dos pares de pantalones, ropa interior, jersey o forro polar para el verano y para el invierno parka con forro polar y revestida de teflón. Un impermeable es básico y también unas gafas de sol, sombrero o gorra y crema solar de alta protección para hacer frente a situaciones imprevistas porque el tiempo en el Camino es muy cambiante. 

3. El peso de la mochila

Un problema de los no iniciados en el Camino de Santiago es el peso que suelen tener sus mochilas a la hora de emprender viaje. Y es que siempre parece poco y los peregrinos inexpertos tienden a cargarse a sus espaldas con demasiado ropa y calzado que finalmente se acaban convirtiendo en un lastre. Teniendo en cuenta que es un elemento con el que el caminante tendrá que cargar todo el día, es necesario reducir su peso al mínimo posible, intentando que no supere el 10% o 12% del peso corporal. En ningún caso debe exceder los 10 kilos, incluyendo el agua. 

4. Alimentos ligeros y una pizca de sal

El gasto energético que requiere emprender el Camino de Santiago es muy superior al de una jornada cotidiana, por lo que habrá que compensar este desgaste con una buena alimentación. Los profesionales del Camino dicen que lo más aconsejable es empezar el día con un desayuno completo y energético que ayude a realizar los primeros kilómetros. Durante el recorrido es vital tomar alimentos ligeros y nunca comidas en abundancia. La más fuerte del día debe dejarse para la última hora. Además de ir siempre provistos de agua, es una buena idea llevar una pizca de sal y algún dulce en la mochila.

5. Elegir la estación del año

Aunque cualquier época del año es buena para iniciar el Camino hasta la tumba del Apóstol Santiago, hay que tener presentes las condiciones climatológicas para no encontrarse con sorpresas. Algunas webs especializadas apuntan que los meses que van de abril a octubre son los más recomendables, porque la mayor parte de los albergues están abiertos y la temperatura es más templada. En los meses de verano el calor es más intenso y es más complicado encontrar alojamiento, sobre todo en Galicia. En invierno, las nevadas en las zonas de montaña son frecuentes y peligrosas si no se está preparado. También hay menos horas de luz y las mochilas deben llevar más peso.

6. El móvil siempre cargado

Una de las motivaciones que lleva a muchos caminantes a iniciar esta andadura milenaria es la espiritualidad. La soledad, el relax y la desconexión son algunas de las bondades de esta ruta que pueden verse perturbadas por la presencia de un teléfono móvil. Sin embargo, este invento de la vida moderna puede ser un buen aliado en situaciones de peligro. También se revela como básico si te pierdes o te sales de la ruta. Una peregrina de Texas fue rescatada por la Bomberos de Lugo después de estar cuatro horas perdida y deambulando por la montaña gracias a su terminal móvil. En los albergues no suele haber problemas para cargar la batería del móvil en los enchufes libres.

7. Botiquín de urgencia

Aunque la mochila debe ir lo más liberada posible, es conveniente estar preparado para las pequeñas lesiones que las largas horas de caminata pueden causar. Además de pomadas para las rozaduras y algún analgésico, es recomendable saber cómo actuar en situaciones probables como los golpes de calor. El afectado siempre debe colocarse en un sitio fresco, beber líquido con ciertas pausas o bebidas isotónicas y agua con un poco de sal o bicarbonato. En caso de agujetas, los masajes y el uso de linimentos siempre ayudan.

8. Documentación

DNI o cualquier documento de identidad, tarjeta sanitaria, diario de Ruta, dinero en metálico y tarjetas de crédito nunca deben faltar. Es aconsejable tener cuidado con los robos, sobre todo en los albergues, y mantener la documentación y el dinero a resguardo. Con la Credencial, además, se puede disponer de atención médica en todos los centros de salud del Camino.

 

9. No más de 30 kilómetros

Una buena preparación física es vital para que el Camino no finalice antes de llegar al Obradoiro. Además de entrenar caminando en las semanas previas al peregrinaje, los expertos indican que los primeros días las etapas no deben sobrepasar los 15 o 20 kilómetros. A partir del quinto o sexto día se podrán ir aumentando los kilómetros de las etapas, siempre sin sobrepasar la frontera de los 30.

 

10. No aislarse demasiado

Son muchos los peregrinos que deciden iniciar esta ruta para desconectar de su día a día o para encontrarse a sí mismos. Hacer el Camino en soledad es una experiencia positiva que muchos valoran pero hay que tener en cuenta sus peligros para poder prevenirlos. Tener localizado a algún grupo de personas, no adentrarse solo en zonas complicadas y evitar acampar sin compañía son nociones básicas para que el viaje acabe bien.

Fuente: ABC

 

 

Gran Canaria se prepara para el primer Camino de Santiago para familias

Gran Canaria se prepara para celebrar, del 23 al 24 de septiembre, el I Camino de Santiago #UP2U Project para los jóvenes y familias, qu...