Días para el próximo año Santo

domingo, 3 de noviembre de 2013

El primitivo Camino de Santiago francés pasaba por Zamartze

El primitivo Camino de Santiago pasaba por Zamartze, en Uharte Arakil, a la vista de los vestigios encontrados por un grupo internacional de arqueólogos en la necrópolis medieval situada junto a este monasterio románico del siglo XII. Así, los peregrinos jacobeos recorrían este camino hacia la tumba del apóstol antes de la popularización del ahora tan conocido Camino Francés. 


Fran Valle de Tarazaga, director de la excavación, junto a las estructuras romanas.

Hace dos años, el hallazgo de nueve conchas en varios enterramientos de entre los siglos XI-XIII, ya indicaba que por este lugar pasaba un antiguo tramo del Camino de Santiago y que habría un hospital de peregrinos, una posibilidad de la que ya se tenía una breve referencia documental. Pero las conchas no estaban asociadas a ningún esqueleto ya que el material óseo se encontró desarticulado. 

El pasado año, en un segundo nivel de enterramientos, se halló un individuo dentro de una tumba, enterrado con su bordón o bastón de peregrino y dos conchas de vieira. Ahora, en la cuarta campaña de esta excavación dirigida por la empresa Aditu Arkeologia Zerbitzuak, se ha encontrado otro esqueleto asociado a una concha jacobea en un nivel inferior, que se acercaría a una cronología cercana al siglo XI, según explicó Emma Bonthorne, osteoarqueóloga australiana de Aditu.

Al igual que en las campañas anteriores, este año se ha trabajado en la necrópolis por un lado y, por otro, en los niveles del asentamiento romano de la mansio o estación de servicio a lo largo de la vía romana conocida como Aracaeli. Los vestigios hallados fueron dados a conocer este pasado sábado en una jornada de puertas abiertas celebrada en Zamartze para clausurar la campaña. Acudieron más de 200 personas. En la excavación, realizada de julio a octubre, han participado este año unos 50 arqueólogos y estudiantes de arqueología de diferentes países como Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Irlanda, Australia y Dinamarca, entre otros. Asimismo, por primera vez, han tomado parte alumnos de historia y arqueología de la Universidad de Navarra. También han trabajado un grupo de voluntarios, principalmente venidos de diversas poblaciones de Sakana, pero también desde el Baztan y otros lugares de Navarra.

HALLAZGOS romanos "Es un yacimiento rico en hallazgos, algunos únicos en Navarra" apuntó Fran Valle de Tarazaga, director de la excavación. Al respecto, destacó una llave de bronce y hierro de época romana. "Es una llave que suele tener carácter militar o administrativo" observó. Esta campaña también ha salido a la luz un muro de gran entidad que durante tres siglos, y a pesar de dos incendios que destruyeron el lugar, se reconstruyó buscando conservar los espacios originales. 

"Parece ser un edificio de carácter oficial, pero de difícil definición todavía" observó, añadiendo que han parecido restos de frescos murarios y también teselas de mosaico, aunque muchas fueron utilizadas como relleno. "Probablemente, sus primeros ocupantes fueron veteranos de las legiones. Sirvió como centro administrativo del valle y evolucionó para convertirse en un lugar mayor, posiblemente un vicus" indicó. Y es que los niveles romanos se suceden desde el siglo I hasta el siglo IV. Destaca la gran cantidad de monedas de los emperadores Galieno y Claudio Gótico, de entre 253-270. En época tardoantigua y altomedieval se reutiliza el espacio, pero se pierde la romanidad, con poca calidad constructiva. La aparición de una moneda merovingia atestigua el uso del espacio hasta llegado el siglo VII.

CEMENTERIO MEDIEVAL Hasta la fecha se han encontrado restos esqueléticos de entre 200 y 300 individuos que tras su estudio volverán a ser enterrados en Zamartze. Más de la mitad se hallaron en un primer nivel, con material óseo desarticulado, lo que dificulta concretar la cifra exacta. El pasado año, en un nuevo nivel en tumbas de lajas, se hallaron 70 enterramientos. Los cuerpos se enterraban en sudarios, a la vista de las agujas encontradas. 

En la última campaña de excavación que terminó esta semana se ha trabajado en un tercer nivel con inhumaciones en fosa. Se han exhumado 20 esqueletos. Bonthorne destacó un enterramiento en el que se halló una moneda de plata de la época del rey Luis IX, conocido como San Luis, que reinó en Francia entre 1226-1270. Estaba en el interior del cráneo, evidenciando la antigua práctica de colocar una moneda en la boca del difunto para que pudiera pagar al barquero Caronte para cruzar la laguna Estigia hacia el más allá, como apuntó Valle de Tarazaga.

Con los restos se realizará un estudio antropológico para saber su género, edad, cómo vivían y cómo morían. "Hemos encontrado vestigios de que algunos padecieron escorbuto o anemia" apuntó Bonthorne. También indicó que se realizarán pruebas de carbono 14 para su datación y análisis de isótopos estables para conocer su procedencia y su dieta.