Días para el próximo año Santo

viernes, 15 de noviembre de 2013

El Ayuntamiento señaliza el tramo del Camino de Santiago a su paso por Pareja

El Ayuntamiento de Pareja, con la colaboración y asesoramiento de la Asociación de Amigos de la ruta Jacobea en Guadalajara, ha señalizado el tramo del Camino de Santiago que atraviesa su término municipal, procedente de Cuenca desde Escamilla, y que transcurre posteriormente en dirección a Cereceda, pedanía de Pareja, y enlaza con La Puerta, Viana de Mondéjar, Trillo, Gárgoles de Abajo y Cifuentes. 

Para la señalización del tramo, que tiene una longitud de 16 kilómetros, el consistorio ha instalado 19 balizas marcadas con la concha santiaguesa, y su típica flecha amarilla, en las que aparecen además las coordenadas geográficas y la altitud de cada una de ellas, junto al escudo municipal. A las balizas se unen tres paneles informativos que ilustran el camino e informan al peregrino, ubicadas en el dique del río Ompólveda, en la entrada a Pareja por la calle Molino, y en Cereceda. Por último, se ha instalado un atril para destacar un lugar significativo como son los restos de la antigua Ermita de Santiago, sita al pie del camino, en el paraje denominado "Peña Santiago", una de las doce ermitas que existieron antaño en Pareja, lugar de parada obligatoria para el peregrino.

El alcalde de Pareja, Javier del Río, subraya "el trabajo previo que se ha llevado a cabo en cuanto a documentación y preparación, puesto que la señalización empleada presenta amplia información, gran cantidad de mapas, datos técnicos, históricos e ilustraciones inéditas". El regidor destaca el objetivo municipal de "ofrecer al viajero otro motivo más para visitar Pareja, poniendo en valor el camino de Santiago a su paso por nuestra localidad, y con él nuestro patrimonio". 

Desde hace años son numerosas las credenciales de peregrinos selladas en las oficinas del Ayuntamiento sin que estuviese marcada la ruta, con lo que "a partir de ahora, estamos seguros que serán muchas más", añade el regidor. Por este motivo, el consistorio ha llevado a cabo una campaña dirigida a los comercios parejanos informando de la señalización con el fin de facilitar el sellado de las credenciales a los caminantes en la villa. Asimismo el Ayuntamiento ha editado recientemente un Plano callejero en el que se han incluido los elementos del patrimonio y el trazado del camino de Santiago por Pareja.

Trazado del camino

El trazado del camino por el municipio comienza en la confluencia de los términos de Escamilla y Pareja. Concretamente arranca en el dique del río Ompólveda y transcurre, en buena parte, paralelo a su cauce. Se adentra en el casco urbano de Pareja por la calle Molino y las escuelas (antigua plazuela del Portillo), y cruza el centro, donde el peregrino puede conocer el patrimonio histórico de la villa y sellar sus credenciales en los distintos establecimientos. La ruta abandona Pareja por el camino de Hontanillas o de San Roque, hasta cruzar el puente del arroyo Valdetrigos. A partir de ahí, continúa en pendiente hasta alcanzar el punto más alto del tramo, junto a las ruinas de la antigua ermita de San Miguel. Tras un suave descenso, llega hasta Cereceda, donde el caminante puede admirar su iglesia, joya del románico, declarada Bien de Interés Cultural. Sale de Cereceda por las eras y las pistas deportivas, en las que hay un descansadero, con dirección a las poblaciones de La Puerta y Viana.

Se enlaza así con una ruta que ya fuera marcada convenientemente por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Guadalajara, y que cruza nuestra provincia proveniente de Cuenca y Levante. 

Además, siguiendo las indicaciones de la Asociación de caminantes de Guadalajara, se ha establecido como lugar destinado a albergue de peregrinos el gimnasio de las escuelas, que está en la calle del Molino. Igualmente el Ayuntamiento ha tenido en cuenta el libro "Caminos de Santiago en la Guadalajara Medieval", de Emilio Cuenca y Margarita del Olmo, en el que se hace una buena descripción de la vía santiaguesa.

Pareja en el Camino de Santiago

La relevancia de la villa en el Camino de Santiago viene de muy lejos. Tras las desavenencias surgidas entre la Iglesia y las Ordenes militares al apropiarse éstas de los diezmos que pertenecían al clero, los obispos de determinadas diócesis decidieron crear nuevos caminos cuyas etapas pasaran por puntos acordados entre los prelados y las diferentes órdenes hospitalarias. Unos de los obispos, protagonista en el momento de definir los trazados, fue el obispo de Cuenca, San Julián (1128-1208), que era señor de Pareja y santo en el camino Jacobeo alcarreño. Precisamente en esta población poseía el obispado una sede en cuya fachada aparece resaltado el escudo episcopal con la concha del peregrino. 

En este tramo del camino de Santiago procedente de Cuenca, se llega a Trillo y Cifuentes a través de dos rutas que pudieron utilizarse indistintamente y cuyo trazado más corto pasaba por Escamilla y Pareja. La Villa de Pareja aportaba al camino el valor añadido de contar con una importante población que se había consolidado durante la reconquista como punto fuerte al abrigo de sus murallas. Asimismo está documentada la existencia de un Hospital destinado a dar amparo al caminante. Merced a la pujanza de la diócesis conquense, Pareja consiguió en 1255 el privilegio de contar con una feria y mercado, circunstancia que, sin duda, contribuyó a que la Villa quedara marcada como punto de paso obligado en el camino, dada su importancia como ruta comercial. Del mismo modo, la mitra conquense hizo llegar hasta Pareja distintas reliquias para su veneración por los fieles entre las que se encontraban un Lignum Crucis (astilla de la Cruz de Jesús) y un dedo de San Blas, santo que contaba con una ermita extramuros.

La ermita de Santiago, en Pareja

Se conoce la existencia de un gran número de ermitas en Pareja, de las cuáles sólo perdura en la actualidad la de Nuestra Señora de los Remedios situada a la entrada de la Villa por su costado de poniente. Del resto apenas quedan algunas ruinas o pequeños resquicios que nos permiten situarlas en su ubicación original y que enumeran al menos una docena de santuarios a los que se hace referencia en las Relaciones de Felipe II. No cabe duda que para su construcción fue factor determinante la influencia eclesiástica que significó para la Villa la presencia de los sucesivos obispos de Cuenca, aunque la mayoría de las ermitas serían promovidas por el fervor popular y consecuencia lógica del tránsito de peregrinos hacia Santiago. En total fueron doce. Entre ellas cabe destacar la ermita de Santiago, que estaba ubicada a la vera del camino, así como las de San Juan y San Lázaro, de enorme vinculación con la ruta jacobea, y que han sido convenientemente señalizadas con esta iniciativa.

No hay comentarios: