Días para el próximo año Santo

martes, 15 de octubre de 2013

Un alto para comer en Sariego

La historia marca de forma indiscutible muchos rincones de nuestra tierra. Tal es el caso del Camino de Santiago a su paso por el Principado, donde las huellas peregrinas, ya millones, se perciben cada día en el paisaje gracias a cuantos pasan, mochila al hombro y cayao en mano, en dirección a Compostela. Sariego es uno de esos concejos que está en la ruta jacobea y, por lo tanto, es un buen lugar de alimento para gran parte de estos caminantes. Eso lo sabe bien Pedro Abel Carrera que, junto a su mujer, Roselia González, atiende a su clientela en el bar La Casuca, en la localidad de Vega, capital del concejo, desde hace algo más de cuatro años.

La Cueva de San Pedrín, la hermosa iglesia de Santa María de Narzana, la fuente de agua salada y los tranquilos caminos que allí se cruzan son algunas de las razones para acercarse hasta este concejo e intentar llegar, quienes puedan, a tocar casi el cielo en una de sus más famosas y al tiempo sencillas rutas. Todo ello bien lo sabe este joven matrimonio de hosteleros que se trasladaron a Vega tras encontrar el bar que hoy es su medio de vida a través de internet. "En cuanto lo vimos, nos dijimos que éste era nuestro lugar. Sin duda estamos encantados de haber venido a vivir y a trabajar a Asturias y, en concreto, a Sariego. Nos sentimos muy agradecidos a la gente del pueblo, que nos han recibido muy bien, con los brazos abiertos. Esto es algo que hay sentirlo, es difícil de explicar", dice Pedro Abel Carrera.

Tras darle un lavado de cara al local lo convirtieron en un barín acogedor, de pueblo pero moderno, donde mandan la madera, la piedra y las fotografías de Sariego, que están colgadas con orgullo en su comedor. Además, en la zona del chigre, la vista se va sin duda hacia el "jukebox" o rocola, que, colorista, llena de música los días en que en el local se celebra baile. "Aquí todos los viernes hay torneo de tute y, cada dos semanas, celebramos alguna fiesta", recalca Pedro Abel Carrera, quien, al tiempo, recuerda que las especialidades de su bar, sólo durante el fin de semana, son el arroz meloso acompañado de gambas, mejillones y almejas, así como los mejillones en salsa.

Con una capacidad para 16 personas en su comedor, otras 16 en el chigre, y cerca de 20 en su terraza cubierta, ofrecen menú del día y también tapas y platos combinados de muy diverso tipo. Así, además de un estupendo chorizo picante de León, croquetas caseras y sus patatas bravas o al alioli, ofertan su plato combinado, en el que el comensal puede elegir los ingredientes. "La base es la ensalada, huevos fritos y patatas, luego el cliente pide lo que quiera añadir: chorizo, cecina, filete, croquetas, picadillo, en fin, lo que más le guste".

Por encargo también preparan, entre otros platos tradicionales, pote, fabada, fabes con almejas, garbanzos con langostinos y almejas a la marinera.


En cuanto a postres caseros, Roselia González es una experta en el "coulant" de chocolate y el arroz con leche, además de tener diversos tipos de tartas, que, en este caso, no son de producción propia. Cierra los martes por descanso.

No hay comentarios:

Gran Canaria se prepara para el primer Camino de Santiago para familias

Gran Canaria se prepara para celebrar, del 23 al 24 de septiembre, el I Camino de Santiago #UP2U Project para los jóvenes y familias, qu...