Días para el próximo año Santo

lunes, 2 de septiembre de 2013

«El Camino de Santiago te cambia la vida»

Ginés Sánchez es de Murcia, pero su vida ha transcurrido entre esta ciudad, Málaga y Granada. Es vicepresidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Murcia y en once ocasiones ha realizado de forma completa dicha ruta de peregrinación, unas veces partiendo desde San Juan de Pie de Puerto; en otras ocasiones desde Roncesvalles.

-¿Por qué realiza el Camino de Santiago? 
 
-En 1998, mi mujer me proporcionó un libro del Camino de Santiago y tanto me encantó que al año siguiente decidí hacerlo por vez primera. Es algo que me hace sentir bien, por ello vengo repitiendo la experiencia desde entonces. Es la sensación de tener libertad. Creo que es lo mejor para encontrarse con uno mismo y ver lo poco que se necesita para vivir.

-¿Por qué ha continuado realizándolo? 
 
-Es algo especial que necesito, me gusta sobremanera.

-¿Qué tiene de especial el Camino de Santiago? 
 
-El encontrarte con mucha gente diferente, de otros países, con los que vas a compartir el camino durante unos días y, posiblemente, no vuelvas a verlos en tu vida. Es una sensación especial ponerte la mochila cada día. Conoces sobre todo a muchas gentes con las que compartes una misma historia.

-¿De qué se suele hablar? 
 
-Experimentas mucho la necesidad de hablar y a su vez encontrarte contigo mismo. Cuando te pones la mochila y charlas con tu acompañante te da la sensación de que lo conoces de toda la vida. Compartes sentimientos, tu propia vida y, al final, te preguntas por qué le has contado eso. Se crea un vínculo de amistad muy especial con quienes te acompañan.

-¿Qué le cuentan del motivo por el que hacen otros el camino? 
 
-Muchos, porque necesitan encontrarse a sí mismos; otros como acción de gracias por la curación de una enfermedad; otros porque han perdido el empleo y quieren encontrar trabajo. Por mi parte, en memoria de mi padre, el tramo último del termino municipal de Santiago de Compostela, el casco urbano, lo realizo descalzo, aunque esté nevando y lloviendo, y lo haré mientras viva y pueda.

-¿Qué se trae después en la mochila? 
 
-Mucha ilusión, confianza y esperanza. Te vuelves más reflexivo. Te cambia la vida.

-¿No es una realidad irreal? 
 
-Sí. Es lo que nos gustaría que fuese, pero la realidad como tal que te dejas en tu casa o en el trabajo es diferente, si bien hay que vivir cada momento y el Camino de Santiago te ayuda a vivir tu realidad de cada día.

-¿Cuándo realiza el camino? 
 
-Normalmente en el mes de enero; me gusta mucho la soledad, cuando no camina mucha gente; y la soledad es buena si uno la busca. Si salgo de Francia, tardo 27 días y desde Roncesvalles un día menos.

-¿Qué le aconseja a quien quiera hacer el camino? 
 
-Hay que tener buena preparación física para andar, una buenas botas, mentalidad para hacer el camino y, sobre todo, capacidad para dejarse sorprender.

-¿Qué mentalidad hay que tener? 
 
-Mentalidad libre, abierta, ganas de hacerlo y, repito, ganas de dejarse sorprender.

-¿Qué sorpresas aguarda? 
 
-Todas. Ponerte la mochila y echar a andar ya es una sorpresa. Ves iglesias románicas que son una verdadera sorpresa.

-¿Se necesita ser religioso para tener esta experiencia? 
 
-No, en absoluto. Tengo un gran amigo del País Vasco que conocí haciendo el camino y es ateo; también tengo otros amigos que son muy religiosos.

-¿Qué tipo de amistades se crean? 
 
-Se crean lazos de amistad muy fuertes. Es un vínculo que cuando se establece es para toda la vida. Cuando te pones en el camino afloran las emociones y las compartes con otras personas que al final son grandes amigos.

No hay comentarios:

Una ruta de peregrinación a la sombra del Camino de Santiago

La Vía Francígena, que lleva de Canterbury a Roma, no es tan prestigiosa como el archiconocido Camino de Santiago. Esta ruta de peregrina...