Días para el próximo año Santo

martes, 10 de septiembre de 2013

Camino a Santiago por un puente

Marga Arroyo tiene un propósito que defenderá, por lo menos, «hasta donde me lleguen las fuerzas». Exige que aumente la seguridad de los numerosos tramos peligrosos del canal de Castilla, donde su hijo Ibai de 12 años y otras cinco personas perdieron la vida el verano pasado cuando el coche en el que viajaban volcó sobre la esclusa número 13 en la localidad palentina de Naveros de Pisuerga.

Marga y el peluche de su hijo frente a la Catedral.
Para conseguirlo, un año después del fallecimiento de Ibai, inició el 1 de septiembre el Camino de Santiago que ayer la condujo hasta la capital leonesa. Hace esta ruta porque todos los veranos solía realizar pequeñas etapas con sus dos hijos, y ahora, el inseparable peluche de Ibai, Antontxu, la acompaña en la travesía. El pasado 29 de julio se procedió a interponer una reclamación de responsabilidad patrimonial contra la diputación de Palencia, propietaria de la carretera donde se produjo el fatal siniestro.

El accidente

El 11 de agosto de 2012 Marga viajaba en el coche anterior al Volkswagen Touran en el que iban su prima, que conducía el monovolumen, la hija de esta, su hijo Ibai, y otras tres mujeres, una de ellas menor de edad. El suceso se produjo cuando el vehículo se salió de la vía por el margen derecho a la altura del puente de Naveros de Pisuerga. El coche se precipitó al canal y cayó boca abajo sobre la esclusa, una trampa mortal donde la corriente es muy fuerte y el espacio reducido. Todos los ocupantes murieron ahogados. «Detuve el coche inmediatamente y me lancé a por ellos», desde una altura de más de cuatro metros, «no conseguía abrir las puertas». Unos momentos angustiosos que le podían haber costado la vida también a ella. Marga cree que este fatídico accidente no tendría por qué haber ocurrido si la zona estuviera correctamente señalizada y las barreras de protección en buenas condiciones. Por el camino, está recibiendo el apoyo y el cariño de otros peregrinos a los que les traslada su historia. No sabe si logrará su deseo de que un nuevo puente evite la circulación por la curva donde se salió el coche en el que viajaba su hijo, pero «con concienciar a la gente de este problema me basta». Quiere evitar más muertes en un punto donde 14 personas han fallecido en los últimos 40 años «innecesariamente», porque con «un nuevo puente estas vidas se podrían haber salvado». Además ha puesto en marcha el blog ibaisiguetucamino.com donde relata su historia y anima a otras personas en situaciones parecidas a denunciar su historia.

No hay comentarios:

Una ruta de peregrinación a la sombra del Camino de Santiago

La Vía Francígena, que lleva de Canterbury a Roma, no es tan prestigiosa como el archiconocido Camino de Santiago. Esta ruta de peregrina...