Días para el próximo año Santo

sábado, 14 de enero de 2012

Un gancho para seguir la ruta de conchas

Ainhoa Ezquerro Martínez, responsable de Anfas en la zona de Estella, quiere picar el gusanillo a quienes no hayan realizado el Camino de Santiago sugiriendo como estímulo el tramo entre Villatuerta y Estella. Basta, dice, para contagiar su magia.

La suya es la ruta por excelencia. La más universal en la zona: el Camino de Santiago. Pero no, claro. Ainhoa Ezquerro Martínez no propone recorrer los casi 800 kilómetros que separan Roncesvalles de Santiago de Compostela en un fin de semana, sino un pequeño aperitivo. Apenas 8 kilómetros que pretende que sirvan para picar ese gusanillo a quien todavía no lo haya vivido y que le lleve a pisar con el tiempo, por qué no, la plaza del Obradoiro. Un paseo en el tramo jacobeo entre Villatuerta y Estella que permita captar la magia de un Camino que ella ha vivido y que ahora sugiere -gracias a la posibilidad que le ha brindado este reportaje- para devolverle parte de lo que él le ha dado. "A nivel personal me llama mucho y considero que es una riqueza que tenemos la suerte de contar en Navarra", aseguró ella, de 33 años.

Psicóloga y responsable de Anfas en la zona de Estella desde hace seis años, fue precisamente en el desempeño de su profesión en la oficina de la calle Cordeleros cuando dio con el desencadenante que le llevó a cargar una mochila de cinco kilos sobre su espalda en dirección a Santiago. Lo había pensado muchas veces, entraba en sus planes, pero pasar su primer verano de trabajo en Estella con el albergue de peregrinos de Anfas abierto resultó clave. Entonces se juntó todo. "Mi disposición personal y la oportunidad de compartir experiencias con peregrinos en el albergue de la asociación hizo que quisiera vivir la experiencia desde dentro", dijo. Ese otoño, el de 2006, inició ruta con un grupo de amigos.


Ainhoa Ezquerro Martínez junto a la ermita de San Miguel de Villatuerta, construida a finales del s. X y situada en el paraje Cuesta del Moro. MONTXO A. G..
Para ella fue una experiencia muy enriquecedora, guarda muchos recuerdos, y muy viva. Le gusta utilizar este adjetivo para calificarlo y asegura que, si se busca, en este pequeño tramo de mojones entre Villatuerta y Estella que ella recomienda transitar se puede encontrar.

El trato con la gente, al que siempre da pie el saludo buen camino, dice mucho de esta viveza a la que ella se refiere. "Éste puede ser, quizá, su mayor atractivo: el disfrutar de la compañía que uno va encontrando en el camino. Los peregrinos están deseando de conocer a lugareños y compartir un momento de charla con ellos, algo que enriquece a unos y otros", consideró. ¿Un lugar perfecto dentro del recorrido sugerido por ella?: el merendero a pie de la NA-132, donde se puede parar a echar un bocado después de salir de Estella desde el Santo Sepulcro, el punto de inicio elegido para el paseo. "De ahí saldríamos por la orilla del río Ega hacia la alcoholera en dirección a Villatuerta y, tras pasar el merendero, nos toparíamos con la ermita de San Miguel, que es el monumento más antiguo de la villa al construirse a finales del siglo X", indicó.

Itinerario circular

Hasta aquí, el tramo jacobeo entre Estella y Villatuerta -realizado en la otra dirección a la habitual- que Ainhoa Ezquerro ha querido completar con una ruta secundaria que sale de la trasera del Horno Ega Pan y regresa, de nuevo, al Santo Sepulcro por detrás del Verbo Divino. "Así conseguimos un itinerario circular y sencillo, que no exige mucho trabajo físico y es cien por cien recomendable para desconectar. Y, además, ¿qué mejor que en Estella?: una parada indiscutible del Camino de Santiago", dijo.

Ella no solo pasó por el primer tramo de su ruta en su caminata hacia Santiago. Ha vuelto con diferentes usuarios de Anfas. "Tenemos, además, un grupo de personas con discapacidad que está haciendo el Camino por etapas. Ahora se encuentran en Burgos".

LA RUTA DEL FIN DE SEMANA

A TENER EN CUENTA

1 Dificultad en el tramo de regreso a Estella. El camino por donde transcurre la ruta jacobea, que la protagonista de este reportaje recomienda recorrer a la inversa (Estella-Villatuerta) no revierte mayor complejidad. Sí tiene mayor dificultad la vuelta por el camino que pasa por detrás del Verbo Divino, mucho más abrupta la senda y con un tramo bastante estrecho.

2 La panorámica, a la altura del Verbo Divino. Un punto alto del recorrido que permite observar Estella y las cimas de Montejurra y Monjardín.

3 Hito de piedra por la peregrina fallecida. Junto al merendero que se sitúa a pie de la NA-132, justo antes de que enlace con la antigua N-111, se levanta un hito de piedra coronado por una virgen que recuerda en una placa el nombre de la peregrina canadiense fallecida (Mary Catherine Kimpton) en 2002 en este punto.

8 KILÓMETROS es la distancia aproximada del itinerario circular que Ainhoa Ezquerro Martínez propone juntando el tramo principal del Camino de Santiago que se comprende entre Estella y Villatuerta y la ruta secundaria que parte de la trasera del Horno Ega Pan de Villatuerta y regresa a Estella por detrás del Verbo Divino.

viernes, 13 de enero de 2012

Destino Santiago

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Ávila inicia este sábado su programa de peregrinaciones de 2012.

El Camino de la Vía de la Plata se realizará en cinco marchas anuales, desde Cáceres, desde donde comenzarán la peregrinación 50 miembros de la asociación, hasta Santa Marta de Tersa, en Zamora, donde concluirán en 2014.

Será en este punto donde iniciarán en el mes de mayo la peregrinación por el Camino Sanabrés para finalizar en Santiago de Compostela en octubre de 2013. De este modo se pretende enlazar la Vía de la Plata con el Camino Sanabrés, una de las alternativas para llegar a Santiago desde tierras del sureste.
Además, en el mes de octubre se realizará el último tramo del Camino Primitivo hasta Melide (La Coruña), donde enlaza con el Camino Francés.

Y también está programada, para este sábado por la tarde, una visita guiada a la ciudad de Cáceres.

miércoles, 11 de enero de 2012

El Gobierno Vasco declara Bien Cultural el Camino de Santiago a su paso por Euskadi

El Camino de Santiago a su paso por Euskadi goza desde ayer de un mayor grado de protección. El Gobierno Vasco ha declarado las dos rutas jacobeas, la del interior y la de la costa, como Bien Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental.
 
El decreto permitirá proteger los cerca de 700 monumentos, caseríos, caminos, calzadas y puentes, entre otros elementos situados en los dos itinerarios. En el caso de Gipuzkoa, la ruta de la costa entra por Hendaya, procedente de Bayona, y recorre nuestro litoral hasta desembocar en Bizkaia desde Mutriku. La del interior se adentra en Araba a través del túnel de San Adrián, habiendo discurrido con anterioridad por Tolosa, Ordizia y Segura, entre otras localidades.
 
El Camino de Santiago contaba desde 2000 con la calificación de Bien Cultural. El decreto aprobado ayer, según explicaron desde la consejería, incorpora nuevos elementos a proteger, aunque no precisaron cuáles.
 
El listado de bienes amparados por el Ejecutivo incluye en Gipuzkoa monumentos como la iglesia de Santa María (Donostia), la iglesia parroquial de Itziar (Deba) o el conjunto monumental de Igartza (Beasain). Entre los caminos figuran el de Jaizkibel o el de Usaberatza-Itziar. También se protegen numerosos caseríos, como Madalena haundi (Segura) e Iturriotz (Aia); así como puentes, entre ellos el del Leizaran (Andoain) y el de Navarra (Tolosa).
 
Las calzadas, como es obvio, eran inherentes a la ruta jacobea. El decreto salvaguarda en la ruta de la costa las de Santiago (Hondarribia), Ulia (Donostia), Agandaburu (Orio), Santa Barbara (Zarautz) y Astigarribia (Mutriku), entre otras. En el itinerario del interior se incluyen una veintena, como las de Kalakaerrota (Oiartzun), Bidania, Ernio y Zerain-Segura.
 
Ruta practicable
 
La consejería de Cultura explica que desde la declaración de 2000 se ha trabajado en delimitar el trazado y en fijar una ruta que fuera practicable, continua para el peregrino y segura.
 
También se ha tenido en cuenta que discurriera por caminos históricos y públicos, y que no fuese solo una sucesión de hitos o lugares, sino que éstos se uniesen a través de caminos históricos o calzadas públicas, evitando en lo posible las carreteras y las vías peligrosas.
 
El Camino actual es, según el Ejecutivo vasco, un «itinerario del siglo XXI, que se ha ido configurando a través de la historia y donde se visualiza el patrimonio cultural de los lugares que atraviesa».
 
El recorrido permite además entender que los hitos que lo jalonan son causa y consecuencia de un desarrollo histórico y en el que se puede observar la continuidad de intercambios culturales, sociales y económicos a lo largo del tiempo.
 
El Camino de Santiago en el País Vasco recorre dos rutas, una de este a oeste que atraviesa Gipuzkoa y Bizkaia, y otra de norte a sur que recorre Gipuzkoa y Araba.
 
El itinerario de la costa es una de las primitivas rutas de peregrinación a Compostela, anterior incluso a algunas que luego se han tenido por genuinas.
 
La ruta interior, por su parte, ha sido uno de los más importantes ejes de comunicación del norte peninsular desde época romana y era paso obligado para los que querían conectar desde Irun con el camino francés en La Rioja o en Burgos.

martes, 10 de enero de 2012

José Luis Corral publica la primera novela sobre el robo del Códice Calixtino

La primera novela sobre el robo del Códice Calixtino, obra del escritor y profesor universitario zaragozano José Luis Corral, sale hoy a la venta tan solo seis meses después de la desaparición del valioso manuscrito del siglo XII.

"El códice del peregrino" es una novela policiaca basada en las explicaciones de este "misterioso suceso" que comenzó a "fabular" el escritor, el mismo día en que se conoció el robo del manuscrito en la catedral de Santiago de Compostela, encargada de su custodia, informa la editorial Planeta en una nota.
El hilo conductor de esta obra de Corral (Daroca -Zaragoza- 1957) es el "importantísimo hurto" que lleva al autor a elaborar una novela de intriga y misterio que transporta al lector a los orígenes del cristianismo, a la historia de la catedral de Santiago y a la del Camino de Santiago.
Los protagonistas de la novela son dos expertos en arte, un hombre y una mujer, cuyo trabajo consiste en autentificar piezas expoliadas y buscar un comprador fuera del circuito legal.
La pareja, Patricia Veri y Diego Martínez, reciben la llamada de un exquisito cliente parisino que les ofrece un millón de euros por robar el Códice Calixtino.

Con esos mimbres, Corral construye una novela en la que se mezclan referencias históricas y hechos actuales, incluso los atentados mortales llevados a cabo el pasado 22 de julio por Anders Breivik en Oslo y en la isla noruega de Utoya.
Corral es catedrático de Historia Medieval por la Universidad de Zaragoza, fundador y presidente de la Asociación Aragonesa de Escritores y autor de una treintena de ensayos y libros de investigación histórica.
El paradero del Códice Calixtino, de valor incalculable al ser la primera guía del Camino de Santiago, sigue siendo una incógnita, aunque los expertos creen que el tiempo pasado confirma que se trató de un robo por encargo.
A pesar de que no se tiene la certeza de cuándo desapareció del Archivo de la catedral, el deán José María Díaz y los archiveros de la catedral de Santiago dieron la voz de alarma a la policía local de la desaparición del Códice el pasado 7 de julio.
La investigación de la sustracción de ese manuscrito -también conocido a nivel académico como Liber Sancti Jacobi- es llevada con total hermetismo por parte de la Brigada de Patrimonio Histórico, una unidad de la Policía Nacional especializada en esa área.

lunes, 9 de enero de 2012

La mirada poética de Casado ve la luz

El pasado 27 de diciembre fue la fecha elegida por el fotógrafo leonés Armando Casado para presentar su libro Veo la luz, un trabajo que se inspira en la experiencia vivida por el peregrino o el caminante de la vida. Una obra cuyos escenarios fotográficos se sitúan en los diferentes ramales del Camino de Santiago. Cada una de las imágenes surge de la necesidad interior que pretende evocar desde lo sensible, estableciendo un libre juego entre la razón y el sentimiento, entrelazándose y fundiéndose con la poesía de Antonio Gamoneda e invitando a pensar a sentir a recordar.
Casado aclara que la idea de este libro fotográfico «surge como respuesta a los varios libros sobre el Camino de Santiago en los que he intervenido con mis fotografías, guías, libros de arte, patrimonio....Yo quería otro libro, no tan lineal, más emocional sobre lo que la gente lleva al camino, lo que encuentra en él y lo que queda después de la experiencia. Las experiencias de vida es el leiv motiv de este libro, tanto las ajenas como las propias. La Ruta Jacobea aporta los escenarios fotográficos pero no es un libro sobre el Camino exactamente. El caminante al prescindir de casi todo lo material se pone en una situación desconocida para él, y esto le hace encontrarse sobre todo consigo mismo», señala. Desde lo fotográfico —continúa el autor— «no se pretende enseñar sino evocar desde lo sensible, como apunta Roberto Castrillo en el texto incluido en este libro ‘El Camino de Santiago se convierte en punto de partida para una reflexión general acerca de la idea de camino: camino externo y camino interno, principio y fin, vida y muerte, sobre todo, transito y transformación’».

De su colaboración con Gamoneda destaca que «recibió la idea muy positivamente, la entendió a la primera, a pesar de que los textos que aparecen son fragmentos de sus poemas. No sólo me ha prestado sus versos, también su voz». En el libro se incluye un audiovisual en el que la voz de Antonio recita sus propios versos acompañado por las imágenes y la música que expresamente compuso y ejecutó el pianista Senén García de Longoria para el audiovisual. «Antonio puso un gran empeño y trabajo en la grabación, pero disfrutando según sus palabras. Creo que pone los pelos de punta a quien la escucha. Yo le estoy muy agradecido por su trabajo y generosidad. Sin duda este libro está iluminado por la universalidad de su poesía», destaca Casado.
Una idea común entre ambas artes. Considera el fotógrafo que fotografía y poesía tienen en común la idea de revelación. «La luz revela a través de la imagen conocimiento de la realidad que ella misma crea y que ella misma es esta cita de Antonio sobre la poesía yo la hago también mía para lo fotográfico, la luz poética es la que más me interesa a la hora de fotografiar por todo lo que ello supone en el aspecto de evolución creativa. Ni yo estoy ilustrando sus versos ni los versos son pies de foto, una y otra, también la música en el audiovisual, son una reflexión sobre la dimensión material y espiritual del ser humano que cada cual asocia o se aplica libremente como yo lo he hecho. Todo el libro está en clave poética», puntualiza.
La poesía de la mirada. El objetivo principal de Veo la luz, pretende aclarar que 1397058884como apunta Eloisa Otero— «la poesía de la mirada es lo que encontramos aquí, en estas páginas en las que se recrea visualmente el camino (el camino de la luz). Eso mismo es lo pretendido, hacer una reflexión sobre el camino de la vida desde la fotografía. Me aplico también como objetivo lo que escribe con gran maestría Juan Carlos Mestre en el libro ‘Esta es la luz del que salió a buscar y por la luz fue encontrado’».
Además de Otero, Mestre, Castrillo y el propio Gamoneda, interviene en esta publicación Luis Grau. «A todos les agradezco especialmente su colaboración, ya que enriquecen el libro» así como a Héctor Escobar «que con su empeño ha hecho posible que el libro ‘vea la luz’» finaliza Armando Casado.

Gran Canaria se prepara para el primer Camino de Santiago para familias

Gran Canaria se prepara para celebrar, del 23 al 24 de septiembre, el I Camino de Santiago #UP2U Project para los jóvenes y familias, qu...