Días para el próximo año Santo

sábado, 3 de noviembre de 2012

Ruta Vadiniense, un 'desvío' en el Camino

El Camino de Santiago, y en particular el Camino Francés, que parte de la localidad francesa de Saint Jean Pied de Port y finaliza en la capital gallega, recibe cada año miles de turistas de todo el mundo deseosos de ‘hacer el jubileo’. Sin embargo, y pese a ser una alternativa y un ‘desvío’ al tradicional camino santo, la Ruta Vadiniense es la gran desconocida en este trayecto, que permite internarse en el corazón de la montaña cántabra y leonesa para conocer sus encantos paisajísticos y medioambientales.

Ruta Vadiniense, ‘desvío’ leonés en el Camino de Santiago. 
(Foto: Peio García)
La Ruta Vadiniense consta de 134 kilómetros entre Potes (Cantabria) y la localidad de Mansilla de las Mulas, lugar en el que es posible retomar el Camino Francés hacia Santiago de Compostela. Este ‘desvío’ supone la realización de seis etapas de entre 12 y 32 kilómetros de recorrido cada una, dependiendo de las dificultades orográficas: Potes-Fuente Dé, Fuente Dé-Portilla de la Reina, Portilla de la Reina-Riaño, Riaño-Cistierna, Cistierna-Gradefes y Gradefes-Mansilla de las Mulas.

Los atractivos de este camino en nada tienen que envidiar a la Ruta Jacobea, ya que permite conocer lugares tan espectaculares como el valle de Liébana, Potes o la Montaña Oriental Leonesa. Y es que hasta el 80 por ciento de la ruta discurre por un Parque Nacional, por lo que el turista o el peregrino puede caminar por una antigua calzada romana al tiempo que disfruta del medio ambiente y el pasaje del recorrido.

Los orígenes de esta ruta, según documentos escritos, se remontan a la época medieval, cuando se testifica esta ruta como un apéndice del antiguo camino que entraba por Hendaya y se dirigía a Santiago de Compostela por toda la costa norte peninsular. Fue en plena Edad Medica, cuando la frontera del Duero estaba asegurada, cuando los peregrinos cruzaron la Cordillera Cantábrica en busca de monasterios en los que encontrar reliquias relevantes.
Ruta Vadiniense, 'desvío' leonés en el Camino de Santiago. (Foto: Peio García) 
Ruta Vadiniense, ‘desvío’ leonés en el Camino de Santiago. (Foto: Peio García)

s el caso de Santo Toribio de Liébana, en las proximidades de Potes, donde los peregrinos acudían a adorar el Lignum Crucis que se conserva en este monasterio, antes de seguir por Potes hasta San Glorio y concluir en Mansilla de las Mulas, no sin antes hacer otra parada importante en el monasterio de Gradefes, ya en la provincia de León. 

La ruta está “atestiguada por la tradición”, defiende el presidente de la Asociación Ruta Vadiniense-Camino de Santiago, Siro Sanz, que recuerda la historia en la que se alude a la existencia de varios hospitales de peregrinos, especialmente ubicados en puentes. El principal testigo que queda a día de hoy de esta ruta es una calzada romana, que era la llamada ‘vía del Esla’, que partía de Mansilla de las Mulas y discurría siguiendo la ribera del río Esla en dirección a la montaña, antes de penetrar en los puertos de Asturias o Cantabria. Es lo que se conoce como Vía Saliánica, que todavía conserva algunos tramos “espectaculares”.

Pero no sólo la historia se ha convertido en un reclamo para esta ruta, sino que su riqueza medioambiental la convierten en muy atractiva, ante la espectacularidad de los paisajes por los que atraviesa, y que constituye “un aliciente más” para tener en cuenta que, a la hora de realizar el Camino de Santiago, no es el Camino Francés la única opción, o al menos la más elegida, sino que existía una ruta anterior en el tiempo.

Aunque en lo que al número de peregrinos y turistas se refiere es muy desconocida, sobre todo en la provincia de León y, en general en la Comunidad autónoma, el mayor número de visitantes proceden de otras regiones y también del extranjero. De hecho, desde principios de este año, alrededor de 2.000 personas han optado por esta ruta como alternativa.

Monasterio de Santa María de Gradefes en la Ruta Vadiniense. (Foto: Peio García)  

Restos del Monasterio de Eslonza en la Ruta Vadiniense. (Foto: Peio García)
 Respaldo de la asociación

La Ruta Vadiniense está respaldada por la Asociación Ruta Vadiniense-Camino de Santiago, una agrupación “joven” cuyo principal objetivo es “promover algo que estaba olvidado y perdido”, algo de lo que no dudan en culpar en cierta medida a las instituciones, que “no han hecho mucho por nosotros”, y que tiene como resultado una zona montañosa “despoblada por completo”.

Su primer trabajo, cuando dieron los primeros pasos hace doce años, fue demostrar que la Ruta Vadiniense es una ruta histórica. Para ello se realizó un estudio historiográfico “serio” para conocer “si realmente existía o simplemente era una ruta que estaba en la tradición del Alto Esla”, explica Siro Sanz.

La asociación trabaja “constantemente” en la mejora de esta ruta, en algunas ocasiones incluso haciendo el propio recorrido para conocer sus carencias. Una de las más recientes que se ha detectado es la panalización, algo que ya se encuentra “solucionado” entre Potes y Mansilla de las Mulas, donde se incluye una justificación histórica de la ruta.

Otra de las carencias “pendientes” son los albergues, para no hacer de la Ruta Vadiniense únicamente un lugar de paso, sino que se convierta en “eje vertebrador” del turismo de la Montaña Oriental leonesa, y no sólo un lugar en el que disfrutar del monte y de la naturaleza. Actualmente se dispone de albergues en Cistierna, Gradefes y Mansilla de las Mulas, y se pretenden crear también en Riaño y Portilla de la Reina “para que la ruta quede completada”.

Para dar a conocer la ruta, sobre todo fuera de las fronteras provinciales, se llevan a cabo promociones en ferias, así como la celebración de una semana cultural, que este año tiene lugar en la comarca cántabra de Liébana “para informar de lo que se está haciendo”. Igualmente se están “uniendo esfuerzos” con la Asociación Lebaniega, dado que el alcalde de Potes se ha mostrado “muy interesado”.

No hay comentarios:

'Sor bicicleta', la monja más veloz del Camino de Santiago, conquista la Red

A toda máquina y concentrada en su objetivo. Así va la protagonista del último vídeo que ha enamorado a las redes. Se trata de una monja en...