Días para el próximo año Santo

jueves, 27 de septiembre de 2012

El Pórtico de la Gloria llega a Madrid

¿Qué sería de Santiago de Compostela y de Galicia si no existiera su catedral? la pregunta con la que Javier López Martínez, director de la Fundación Barrié, inauguró ayer la exposición el Pórtico Virtual, pone en su sitio a la obra cumbre del templo, de la comunidad gallega y del arte románico entero. La respuesta, evidente, es que la capital gallega y Galicia no serían lo mismo. Tampoco lo sería el Camino de Santiago, el itinerario cultural, artístico, místico y existencial más importante del mundo.

Para comprender un poco el significado de la obra cumbre del Maestro Mateo, y sobre todo, los laboriosos trabajos que desde hace dos años se realizan en el Pórtico de la Gloria, para evitar su deterioro irreversible y, ¿quién sabe? tal vez para devolverle el primitivo esplendor con el que fue creado, se ha inagurado esta exposición subtitulada Las claves de la restauración del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela. Con ella, el Pórtico, destino final de un viaje emprendido por millones de personas, se convierte en una obra de arte viajera. Antes de Madrid, la exposición ha sido vista en Inglaterra, Alemania y Portugal.

Auspiciada por el mecenazgo de la Fundación Barrié, las salas de exposiciones de los cuarteles de Conde Duque abren desde hoy sus puertas a esta muestra interactiva sobre la historia, la iconografía y el ambicioso programa científico de restauración que acaba de culminar su primera fase de estudio, prolongado durante los dos últimos años. Con un presupuesto de cuatro millones de euros aportados por la Fundación Barrié, esta exposición da un repaso a tan ambicioso programa que ha destapado lo que muchos se temían: que el Pórtico está peor de lo que se pensaba. Filtraciones, contaminación, hongos, actuaciones históricas y el paso del tiempo colocaron a la irrepetible obra al borde de la ruina, mostrando alguna de sus partes deterioros que ya son irreversibles. Pueden verse en esta muestra.

Descubren aspectos desconocidos

Más interesante es constatar en ella que el mal se ha frenado y que ya se trabaja con vigor para recuperarlo. Los estudios han empleado diferentes técnicas de restauración entre las que no faltan el empleo de sondas y rayos laser.

Era tanto el abandono, que la simple retirada del polvo muestra unos resultados espectaculares. Capas de varios dedos de espesor no sólo ocultaban la polícromía original, o sus restos, escamoteaban incluso algunos relieves. Por poner un ejemplo, baste decir que los restauradores han retirado un nido que algún pajarillo decidió construir al seguro abrigo que le proporcionaron las esculturas del maestro Mateo.

Este trabajo no solo han permitido constatar el alarmante estado de la piedra del Pórtico, también han sacado a la luz aspectos que se desconocían, o de los que apenas se sabía algo. El más llamativo de todos es la policromía. Cuando el 1 de abril de 1188 el maestro Mateo concluyó su obra magna, el Pórtico de la Gloria estaba policromado. Rabiosos colores cubrían todas las figuras, dándole un aspecto tan espectacular como visionario.

“Se pretendía impactar a los peregrinos que llegaban a Santiago de Compostela. Los juegos de luces del Sol sobre los colores creaba un espectáculo casi irreal que impactaba en quien lo contemplaba”, explica Francisco Prado-Vilar, comisario de la muestra. Por estos estudios se ha sabido que a lo largo de la historia el Pórtico de la Gloria ha sido repintado varias veces. Dos en la Edad Media y otra durante el Renacimiento. Así, los trabajos han rescatado lo que el paso del tiempo se ha empeñado en borrar. Se ha constatado que la primera policromía, la original, se realizó con costosos materiales como oro y lapislázuli, para aumentar ese efecto epatante. Hoy apenas queda el 10 por ciento de aquellos colores.

La alta humedad que se registra en la Catedral de Santiago es el principal problema del Pórtico y del templo entero. Las filtraciones han disuelto partes de la piedra. Para evitarlo, ya se trabaja en las cubiertas, dotándolas de una impermeabilidad imprescindible. “Hasta que no se termina con la restauración de las cubiertas no comenzaremos la segunda fase de este programa, que es la restauración del Pórtico”, aclara Laborde. Si todo marcha según los planes, comenzará el próximo año.

Visión onírica de una obra cumbre

Los responsables del programa no saben hasta dónde llegará esta restauración. Lo irán viendo según se libere de polvo y mugre a los cientos de figuras que componen el Pórtico de la Gloria, según vayan cegando grietas y sacando a la luz detalles que hoy nos permanecen ocultos. Es lógico pensar que esta obra arquitectónica universal jamás volverá a mostrar el esplendor que tuvo en su origen. A pesar de ello, es posible vislumbrar lo que fue.
La exposición cuenta con diferentes herramientas para ello. Sobre todas, destaca un sorprendente vídeo en tres dimensiones que permite un recorrido virtual aéreo por la inagotable geografía de la obra. Tras contemplarlo es más fácil imaginar el efecto que producía en los peregrinos, cuando el Pórtico estaba al aire libre y el Sol iluminaba sus diferentes esculturas: apóstoles, profetas, sabios, demonios, el mal y el bien, Cristo. Añadiéndoles el juego de luces y sombras movilidad y dramatismo, hasta lograr transfigurarlos en una imagen visionaria, onírica y tremenda de la soñada Jerusalen celeste.

No hay comentarios:

Gran Canaria se prepara para el primer Camino de Santiago para familias

Gran Canaria se prepara para celebrar, del 23 al 24 de septiembre, el I Camino de Santiago #UP2U Project para los jóvenes y familias, qu...