Días para el próximo año Santo

jueves, 31 de mayo de 2012

El camino de Santiago reduce el riesgo cardiovascular

Recorrer el camino de Santiago permite reducir algunos factores de riesgo cardiovascular, según un estudio científico divulgado por la revista British Medical Journal, que concluye que ya sea rápido o lento, eso mejora los niveles de colesterol.

El estudio, una copia del cual ha sido facilitado a Efe por fuentes universitarias, está basado en mediciones sobre la salud de 29 personas que recorrieron una parte del denominado camino francés, desde Hospital de Óbigo hasta Santiago de Compostela, entre el 28 de junio y el 10 de julio de 2009.

Durante los doce días de recorrido, hasta completar un total de 281 kilómetros, los voluntarios -15 hombres y 14 mujeres de entre 40 y 70 años seleccionados por un grupo de investigación en Holanda-, fueron sometidos a una serie de observaciones diarias sobre presión sanguínea, peso, perímetro abdominal o niveles de lípidos y glucosa.

Durante el recorrido, se formaron espontáneamente dos grupos, uno de los cuales caminó a un ritmo más acelerado de una media de 4,6 kilómetros por hora, mientras que el otro fue más lento, a un ritmo medio de 4,1 kilómetros por hora.

El estudio indica que el grupo más rápido registró niveles de lipoproteínas de alta densidad, un colesterol beneficioso para el organismo, más elevados.

Asimismo, el grupo más lento registró inferiores niveles de lipoproteínas de baja densidad, considerados dañinas, y del total de colesterol.

Según sus conclusiones, «caminar las misma distancia a una mayor velocidad estaba relacionado con un más pronunciado aumento de HDL-c, (siglas en inglés de lipoproteína de alta densidad de colesterol) pero una menor reducción de LDL-c (siglas en inglés de lipoproteína de baja densidad de colesterol) y del total de colesterol, independientemente de cambios del peso corporal».

Los investigadores constatan que «los participantes que caminaron a una velocidad menor estaban metabólicamente menos sanos» comparados con los demás.

Los científicos constatan que «no hay relación entre la velocidad de caminar y los cambios en el peso, el perímetro abdominal, la presión sanguínea, los triglicéridos o la glucosa».

Sin tener en cuenta los momento de descanso, los participantes efectuaron diariamente una media de algo más de 31.000 pasos, que supusieron una media de 5 horas y 39 minutos caminando.

El estudio, liderado por Remmy Bemelmans, Paulus Blommaert y Annemarie Wassink, señala que se trata solo de un muestreo entre un grupo de voluntarios de mediana edad que no permite extraer conclusiones definitivas.

Sin embargo, subraya que si bien es recomendable un mínimo de 150 minutos semanales de ejercicio físico para reducir los factores de riesgo cardiovasculares, no hay suficiente evidencia que muestre si es más saludable una mayor o menor intensidad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

That is a very good tip particularly to those fresh to the blogosphere.
Short but very accurate information… Thank you for sharing
this one. A must read post!
Also visit my homepage ; female enhancement

Una ruta de peregrinación a la sombra del Camino de Santiago

La Vía Francígena, que lleva de Canterbury a Roma, no es tan prestigiosa como el archiconocido Camino de Santiago. Esta ruta de peregrina...