Días para el próximo año Santo

domingo, 8 de abril de 2012

800 kilómetros en diez dibujos

Llamándose David Pintor estaba claro que su destino le iba a encaminar hacia el arte. El dibujante de La Voz de Galicia, que forma pareja profesional con Chinto (Pinto & Chinto), conocido en León por sus caricaturas de Crémer, Gamoneda y Viñayo publicadas en la primera página del Diario de León, es autor de uno de los libros más originales en la maraña de títulos que cada año se gestan en torno al Camino de Santiago.
Cuando la editorial Treseditores le encargó una guía ilustrada del Camino, sabía que, a pesar de que la Ruta Jacobea no discurre por Castrillo de los Polvazares, tenía que incluirlo «sí o sí». «Me enamoré de este lugar la primera vez que lo visité. Está parado en el tiempo. Es una joya». El reto era difícil: 800 kilómetros en sólo diez dibujos.
Pinto se tomó su tiempo para recorrer el tramo entre Roncesvalles y Burgos —el único que no había pisado—. Y se inventó un personaje, un peregrino-dibujante, su alter ego, que aparece en las diez ilustraciones y que aporta una perspectiva original sobre uno de los itinerarios más fotografiados y sobre los que más se ha escrito.

Ilustración de Castrillo de los Polvazares que Pinto ha querido incluir entre las diez que conforman su libro sobre el Camino de Santiago.

El libro de David Pintor, que se titula sencillamente Camino de Santiago, no tiene texto. Forma parte de una colección que Treseditores ha dedicado, con el mismo concepto —únicamente ilustraciones— a enclaves como la Gran Vía de Madrid, el Parque Güell de Barcelona, la Cibeles o la plaza de la Maestranza de Sevilla.
El ilustrador leonés Javier Zabala es uno de los dibujantes de Treseditores, del que Pinto habla maravillas. Ambos han participado recientemente en la Feria de Bolonia, donde el leonés estaba nominado al premio Hans Christian Andersen.
Lugares llenos de historia
A Pinto, la editorial le encomendó un proyecto mucho más complejo que una plaza de toros, una fuente o una calle. Su ‘escenario’ transcurre por siete provincias. Siglos de historia. Y todo en únicamente diez imágenes. Para retratar el Camino dividió el recorrido en dos etapas: de Roncesvalles a Burgos y de Burgos a Finisterre.
Elegir un monumento de la capital leonesa tampoco fue misión fácil. «Estuve dos días en León visitando plazas y edificios. Finalmente, me di cuenta de que tenía que ser la Catedral», recuerda el dibujante gallego. Aunque su libro es una guía del Camino de Santiago sin palabras, Pinto quería contar una historia en cada ilustración.
De hecho, cada dibujo está repleto de pequeños detalles que aportan ‘alma’ a este libro de imágenes. Detrás de cada una de las diez ilustraciones que conforman la guía se oculta un intenso trabajo de investigación. Pintor suele sacar decenas de fotografías de cada escenario elegido y procura documentarse. No hace bocetos ‘in situ’.
En casa, analiza los encuadres, repasa los apuntes y hace los primeros dibujos en papel con rotulador. Finalmente, les da color en el ordenador.
David Pintor ha ilustrado más de una docena libros para editoriales como la leonesa Everest, así como para SM, Anaya, Kalandraka o Círculo de Lectores. Pinto, que expuso sus tiras cómicas hace una década en el Club de Prensa del Diario de León, es además un magistral caricaturista. «Hay proyectos que le reconcilian a uno con la industria editorial y con la profesión de ilustrador. Para mí, viajero empedernido, ha sido un honor y un placer poder participar en esta colección de libros ilustrados», confiesa.

No hay comentarios:

'Sor bicicleta', la monja más veloz del Camino de Santiago, conquista la Red

A toda máquina y concentrada en su objetivo. Así va la protagonista del último vídeo que ha enamorado a las redes. Se trata de una monja en...