Días para el próximo año Santo

sábado, 3 de marzo de 2012

Camino de Santiago, camino inspirador

Durante una semana del verano de 2011 recorrí parte del Camino de Santiago. Partí de Roncesvalles y llegué hasta Logroño. El Camino es tan inspirador que, sólo con recordar aquellos días, la galería de sensaciones experimentadas me remueve con toda su intensidad y se renuevan las emociones.

Calle de la Esperanza Catalina Macías
Recuerdo un mural en una plaza al lado del albergue de Logroño con las siguientes palabras: nunca caminarás solo. Mi experiencia podría resumirse en esa frase aunque bien es cierto que esa ruta tiene reservado un aprendizaje para cada peregrino, aquello de lo que carece. O como decíamos Laura, una amiga que conocí allí, y yo, todo lo que necesitas el Camino te lo da. Al que le hacen falta las lecciones que proporciona el dolor, ampollas. Al que necesita soledad, la encuentra de sobra. Hay compañía para el solitario y aprende a compartir el egoísta. Allí uno es lo que es. Con los recursos que cada uno atesora y una mochila con lo imprescindible basta para desenvolverse pero también hay lugar para la magia, toda la que nuestra mirada sea capaz de ver.

Al salir de madrugada del albergue de Estella y, debido a un resbalón que sufrí la etapa anterior, me sentí más vulnerable. Ni diez pasos había recorrido cuando encontré un palo que parecía estar esperándome. En otra ocasión, decidí desviarme un par de kilómetros para visitar la iglesia de origen templario de Santa María de Eunate. Me uní a un grupo de peregrinos jubilados para realizar un ritual de recarga energética, bajo las indicaciones de un guía. Consistía en caminar descalzo sobre cantos de piedra y pensé que a mis doloridos pies les iría bien oxigenarse un poco y algo de masaje. A mi lado, una señora me susurró que ella no, que eso dolía. Yo la animé, le dije que probara, que seguro al ponerse luego las botas se iba a sentir mucho más confortable. Ellos se fueron y, al cabo de dos horas, llegando yo a Puente la Reina, oigo unas voces. Era la señora de antes, me gritaba que sí, que era verdad, que yo tenía razón, que luego caminó mucho más cómoda.

Vaciar la mochila

No puedo decir si fue efecto de aquel ritual en el que deposité parte de mi fe, pero tengo marcado ese momento como punto de inflexión en mi viaje, porque a partir de ahí empecé a caminar verdaderamente libre de carga. Entonces empiezas a entender, a estar atento a las señales que te rodean por todas partes, a aprovechar cualquier ocasión para comunicarte con los demás porque ese es, para mí, el mejor regalo que ofrece el Camino. Si llevas demasiada cosas en tu mochila, pronto sentirás ese peso innecesario y habrá que deshacerse de algunas de ellas. En el albergue de la Orden de Malta, en Cizur Menor, hay una caja con objetos que la gente ha ido dejando. Deja lo que te sobra, toma lo que necesites, reza en ella. Cada uno es libre para elegir su carga pero puedo asegurar que cuando se va acompañado pesa menos la mochila.

Al ir caminando, el paisaje y la luz, los olores y el aire y hasta uno mismo va cambiando constantemente. Entonces sientes que todo es un proceso y que tú eres parte de él. Cuando uno ha caminado durante siete u ocho horas no puede estar enfadado ni triste sino muy satisfecho. Y cuando se está feliz en el aquí y ahora, todo lo experimentado está teñido de una alegría que remite a la inocencia y autenticidad de la infancia. Sin obligaciones y dueño absoluto de su tiempo. Como volver al paraíso.

Para mí significó colmar unas cuantas necesidades, algunas conscientes y otras que descubrí allí. Además de una aventura fascinante, es una forma de autoconocimiento y puede servir de retiro. Cuando empecé el camino me sentía como un pájaro al que abren la puerta de la jaula. Fue con el paso de los días que pude comprobar que era mucho más pero explorar el territorio de los sentimientos no está al alcance de las palabras. Hay que ir allí y caminar.

No hay comentarios:

Gran Canaria se prepara para el primer Camino de Santiago para familias

Gran Canaria se prepara para celebrar, del 23 al 24 de septiembre, el I Camino de Santiago #UP2U Project para los jóvenes y familias, qu...