Días para el próximo año Santo

sábado, 8 de enero de 2011

Historias que salpicaron Camino de Santiago durante siglos, reunidas en libro

Historias que han salpicado el Camino de Santiago a lo largo de los siglos, como la del escribano francés Nicolás Flamel, que en la senda encontró quien le interpretara un libro de alquimia de los que teorizaban sobre la composición del elixir de la eterna juventud, son contadas en una nueva publicación.

"Huellas agustinianas en el Camino de Santiago (y otros temas Jacobeos)", del escritor y periodista Félix Pacho, relata a través de una serie de ensayos una parte de la historia del Camino y ahonda en aspectos como el valioso patrimonio artístico y cultural sito a sus orillas.

Profundiza además en su importancia en la vertebración de Europa, en la riqueza gastronómica de los lugares que atraviesa o en la labor realizada por las dos órdenes religiosas predominantes en la ruta, como son la de los agustinos y la de los benedictinos.

Tras intentar en varios lugares de Europa que alguien interpretara el libro sobre alquimia "Abraham el judío" que había llegado a sus manos, el burgués y escribano parisino Nicolás Flamel recorrió el Camino de Santiago en busca de una explicación del contenido de esta publicación.

A las puertas de León, un médico judío le resolvió parte del contenido de la obra, que pertenecía a una disciplina esotérica que buscaba la conversión en oro de metales vulgares y la composición del elixir de la eterna juventud.

La historia entre estos hombres y la completa resolución del contenido de la obra se truncaron como consecuencia de la muerte del médico cuando decidió enfilar la ruta hacia París junto Flamel, ha explicado Pacho a Efe.

Publicado por Editorial Agustiniana, este volumen de 533 páginas recoge también un ensayo en la que el propio autor describe una peregrinación que inició en París desde la Torre de Santiago hasta pasar por la Puerta de Orleans, lugar desde donde los peregrinos partían hacia España.

El libro también destaca la herencia de grandes movimientos arquitectónicos que se exhiben a lo largo del Camino, como el mozárabe a través del monasterio de San Miguel de Escalada (León) y la iglesia de Santiago de Peñalba (León) o el románico en la iglesia de San Martín de Frómista (Palencia), en el monasterio de San Juan de la Peña (Huesca) o en la basílica de San Isidoro, en la capital leonesa.

Otros estilos presentes son el gótico, en templos como la Catedral de Burgos o la de León, el plateresco en el Convento de San Marcos (León) o el propio arte moderno en el Palacio de Botines (León) y el Palacio de Gaudí (Astorga, León).

Entre las curiosidades relacionadas con el arte que incluye la publicación se encuentra la del escudo en piedra ubicado en el Palacio de los Guzmanes, hoy sede de la Diputación de León, en el que aparece San Agustín lavando los pies a un Jesucristo peregrino ataviado con morral y concha característico de los caminantes que discurren por la senda.

"Es una cosa la mar de chocante, lo primero porque Cristo peregrine a la tumba de su apóstol y, luego, porque sea San Agustín quien le esté lavando los pies", ha subrayado Pacho, quien ha apuntado que esta pieza fue trasladada a este edificio durante la desamortización de bienes de la Iglesia del siglo XIX desde un convento de monjas de clausura de la capital leonesa.

El título de la obra se debe al primer ensayo, dedicado a explicar la labor y el papel jugado por los agustinos a lo largo de esta ruta, caracterizados por aspectos como su hospitalidad en mesones, albergues, refugios, conventos u hospitales.

Presentes en famosos conventos en capitales como Burgos y Santiago de Compostela, los agustinos compartieron protagonismo con la otra gran orden religiosa con manifestaciones importantes en el Camino, como fue la de los benedictinos.

El papel de esta senda en la vertebración de Europa y una serie de apuntes sobre la amplia bibliografía existente sobre ella son otros de los temas que trata "Huellas agustinianas en el Camino de Santiago (y otros temas Jacobeos)".

La afluencia de peregrinos que caminan desde Roncesvalles cayó un 6% este Xacobeo

El Xacobeo 2010 fue un éxito, pero solo en Galicia. La mayor parte de los 272.110 peregrinos que llegaron a Santiago durante el Año Santo recién terminado eligieron el camino corto (algo más de 100 kilómetros) para sellar la Compostela, iniciando su peregrinar desde Sarria o Cebreiro. Solo una minoría se atrevió a partir desde Francia, cumpliendo la travesía hacia el Apóstol en su plenitud, en el año jubilar. La afluencia de peregrinos de largo recorrido fue tan baja que supuso una caída de entre el 3 y el 6% con respecto al año 2009, según las estadísticas del Centro de Estudios y Documentación del Camino de Santiago, con sede en Palencia.

Los últimos datos de la Oficina del peregrino compostelana, cerrada ya la Puerta Santa hasta 2021, indican que se han superado todas las previsiones de peregrinaje, más allá de los 272.100 caminantes, lo que supone, globalmente, un 85% más que en 2009 y casi el doble de la cifra registrada en el anterior Año Xacobeo (2004). Pero los peregrinos de largo recorrido no han sentido la llamada del Apóstol este Año Santo; prefieren cualquier otra fecha para poder hacer su recorrido en paz, huyende multitudes y aglomeraciones. Según la estimación del centro de estudios ubicado en Carrión de los Condes, que sigue desde el año 1993 la actividad del Camino Francés, solo unos 38.000 peregrinos iniciaron su caminar espiritual en Roncesvalles o Saint Jean Pied de Port, atravesando así los 775 kilómetros de ruta jacobea, lo que supone, en tiempo, dedicarle un mes completo a la peregrinación. Cebreiro fue otro de los destinos más solicitados para los que arriesgaron más allá de Sarria: "desde el Bierzo calculamos que serían unos 100.000", explica Ángel Luis Barrera, director del Centro de Estudios y Documentación del Camino de Santiago.

Navarra, Aragón, La Rioja y Castilla y León no han notado el efecto Xacobeo. Al contrario, sus albergues han estado más vacíos de lo normal. "Es que en 2009, el volumen de peregrinos que cruzaron todo el Camino Francés se incrementó un 19% con respecto a 2008, quizás porque aprovecharon para hacerlo antes de que se empezara el Año Santo. Esa tendencia nos permite augurar que este año posiblemente se produzca un repunte de los peregrinos de largo recorrido", argumenta Barrera, quien añade que la gran ventaja del Camino de Santiago es que es "un bien permanente y aunque los Años Santos son importantes, a estos itinerarios les sienta mejor la suave sinfonía del caminar de los peregrinos que las grandes algarabías jacobeas". ¿Qué hay detrás de la huida masiva del peregrino de largo recorrido? "Hacerlo entero supone un mes. Piden calma, concentración espiritual y que los albergues no estén imposibles. Además, muchos no están interesados en sellar la Compostela. Otros interrumpen el camino por etapas para hacerlo completo pero en tres años distintos", afirma Ángel Luis Barrera.

martes, 4 de enero de 2011

Los peregrinos crecen un 4% en un Año Santo más flojo de lo esperado

El Año Santo Compostelano no ha cumplido las expectativas que la Asociación de Amigos del Camino de Santiago se había hecho en cuanto a afluencia de público. A pesar de que los peregrinos han crecido un 4% con respecto a los que pernoctaron en el albergue municipal en 2009, la cifra está muy lejos de las previsiones que este colectivo se había hecho y que suponían un aumento del 10%.

Tres son las razones que, a juicio del presidente de la entidad, Jesús Aguirre, pueden explicar estos números. La primera tiene que ver con lo que llamó ‘la moda’ de realizar tan solo los últimos 100 kilómetros del trayecto a Santiago ya que con este requisito se consigue la compostela «aunque distorsiona el sentido de la Ruta»; en segundo lugar se refirió a la multitud de rutas que, a su juicio, han hecho que el Camino francés «haya visto mermado el caudal de peregrinos» y, finalmente, la decisión de muchas personas de dejar la experiencia para otro año con el objetivo de evitar la masificación.

Aún así, 28.021 personas pasaron una noche en el albergue ‘Casa de los Cubos’, que absorbe el 70% de los peregrinos que atraviesan Burgos, según datos de Aguirre. De ellas, 10.604 eran españolas y el resto, 17.417, extranjeras, fundamentalmente alemanas, francesas e italianas. Como dato curioso, el presidente hizo referencia al elevado número de coreanos que hacen la Ruta Jacobea, la mayor parte de ellos, según indicó, «por razones de índole espiritual». A la cabeza de los peregrinos por comunidades autónomas se encuentra Cataluña seguida de la Comunidad Valenciana, Madrid, el País Vasco, Navarra y Andalucía. Por sexos, 17.100 fueron hombres y 10.921, mujeres.

Todos estos romeros -la mayor parte de los cuales llegaron a pie (24.104) aunque les hubo también que utilizaron la bicicleta como medio de transporte (3.917)- fueron atendidos en el albergue «con plenitud y calidad», en palabras de Aguirre, gracias al trabajo de 40 hospitaleros voluntarios. Para este año, el presidente aseguró que se espera que comience «el dulce letargo» del Camino de Santiago hasta que llegue el próximo Año Jacobeo.

Cinco comunidades aúnan esfuerzos para promocionar el Camino Interior

Lo que hace apenas seis años parecía una entelequia y un esfuerzo inútil, empieza a tomar cuerpo y a obtener el respaldo incondicional de estamentos oficiales, escépticos en un primer momento, que los promotores de la propuesta reclamaban a gritos al considerarlo imprescindible para lograr que su proyecto ganase músculo y acabase materializándose.

En ese escenario comenzó a fraguarse, inducido por el trabajo que las asociaciones del País Vasco venían realizando tiempo atrás, la recuperación del Camino Interior que comunicaba Irún con el itinerario francés (el más conocido y utilizado) a través de Santo Domingo de la Calzada y un trazado que atravesaba Haro después de remontar el Paso de la Lobera en Briñas. Y en este nuevo contexto, mucho más esperanzador, empieza a moverse ahora: los gobiernos autonómicos de cinco Comunidades españolas han decidido aunar esfuerzos para reivindicar las otras 'alternativas' de trazado que se utilizaron históricamente para llegarse hasta Santiago de Compostela. Y entre ellas está, afortunadamente, el trazado 'interior' que discurre por el territorio vasco y riojano.

El paso es, destacaron miembros de la dirección de la Asociación de Amigos del Camino de Haro-Rioja Alta, especialmente significativo porque su apuesta se concreta en la edición de dos folletos, ambos estrechamente relacionados entre sí, que formarán parte del material promocional con que acudirán a la próxima edición de la Feria Internacional de Turismo (Fitur 2011) en Madrid.

Euskadi, Cantabria, Principado de Asturias, Xunta de Galicia y, por supuesto, La Rioja son las administraciones regionales que han editado 'Los caminos del Norte a Santiago' para reivindicar y promocionar entre los peregrinos el Camino del Norte que discurre por Bilbao, Santander y Gijón; el Camino Primitivo, que marcha paralelo a éste y al Francés por Oviedo y Lugo; y el Camino del Interior que va desde la frontera de Irún hasta Santo Domingo de la Calzada después de atravesar San Sebastián, Vitoria y Haro, con un recorrido que se acerca, aproximadamente, a los 220 kilómetros.

El primero de los dos folletos, impreso a todo color, constituye un manual de uso para quienes afronten la aventura y el reto de recorrer el Camino de Santiago, detallando el itinerario y los principales atractivos que presentan cada una de las localidades que se recorren en los tres itinerarios.

El segundo informa, a blanco y negro y en cinco idiomas diferentes (castellano, francés, inglés, alemán e italiano) sobre los lugares de hospedaje y alojamiento, así como de los puntos de asistencia (tiendas, comunicaciones, atención médica e información) que el peregrino pueden encontrar en cada una de ellas.