Días para el próximo año Santo

jueves, 13 de octubre de 2011

Cierran una planta de la Casa del Cubo al detectar un foco de chinches.

Van sin mochila y no pagan alojamiento, pero también hacen el Camino de Santiago. Son las chinches, unos insectos que producen picaduras muy molestas, son difíciles de detectar y se propagan a bordo de los peregrinos para desgracia de los alojamientos que flanquean la Ruta Jacobea. Ayer le tocó al albergue de la Casa del Cubo.

Un grupo de alojados en la primera planta detectó la presencia de los ‘bichitos’ en cuestión y advirtió tanto a los hospitaleros como al resto de peregrinos de la situación, situación que, sostuvieron algunos de los afectados consultados por DB, «ya se conocía desde por la mañana y a pesar de ello siguieron dando camas».

Solicitaron entonces las hojas de reclamaciones que, según la versión de los peregrinos (el presidente de la Asociación que gestiona el albergue, Jesús Aguirre, asegura desconocer este extremo) les fueron denegadas. Ahí la conversación subió el tono y se acabó requiriendo, por parte de los peregrinos, a la Policía Local, que se personó en el mostrador del albergue.

Al final, se ofreció devolver el dinero a los afectados (cuatro euros), que buscaron alojamiento en los hoteles del centro de la ciudad. Según la versión del albergue fueron «como mucho 15» los que abandonaron el hospedaje. Según algunos hoteleros, «más de 30». Sea como fuere, lo cierto es que se clausuró la primera planta del albergue y que hoy, tal y como confirma Aguirre, se procederá a la fumigación de las tres primeras plantas del edificio, lo que obligará a cerrarlas, y mañana se hará lo propio con las otras tres.

COMUNICADO ESPECIAL. La fumigación de los hospedajes del Camino es un hecho frecuente porque los insectos se cuelan con gran facilidad en las mochilas y de allí donde arraigan no acostumbran a irse educadamente. Obligan a clausurar habitaciones de hotel durante semanas o plantas enteras de albergues para poder fumigar, como va a ser el caso del de Burgos. «Además, este año, que está siendo especialmente seco, ya nos han advertido que debemos extremar la precaución», explica el propietario de un céntrico hotel.

Aguirre asegura que «hace un mes y pico» se pasó la oportuna inspección sanitaria de la Junta de Castilla y León, mientras que uno de los peregrinos que decidió irse, y que asegura que la espantada no fue mayor «porque hay gente que hace el Camino con el dinero justo», declaró haber pedido los certificados de esas inspecciones en presencia de la Policía Local sin lograr que le fueran mostrados.
En definitiva, dos versiones muy contradictorias pero con hechos que nadie niega. Que el foco de chinches existe, que se va a fumigar el edificio entero para acabar con él, lo que obligará a cerrar parcialmente el inmueble y a reducir de forma muy severa su capacidad, y que no es algo extraordinario que esto suceda a la vera del Camino de Santiago, lo que no obsta para que ayer se viviera un capítulo ‘peculiar’ en la Casa del Cubo.   

No hay comentarios:

Gran Canaria se prepara para el primer Camino de Santiago para familias

Gran Canaria se prepara para celebrar, del 23 al 24 de septiembre, el I Camino de Santiago #UP2U Project para los jóvenes y familias, qu...