Días para el próximo año Santo

sábado, 11 de diciembre de 2010

'Enganchado' al Camino

«¿Por qué la gente flipa tanto con el Camino de Santiago? La mayoría de las personas que lo han hecho, sean sus motivos religiosos o no, vuelven diciendo que han cambiado o toman decisiones que atestiguan ese cambio. También a mi me pasó», sostiene Fermín Lopetegi, que después de su segundo camino «ya estaba un poco enganchado».

El zumarragarra, que ha sido diez veces peregrino de la Ruta Jacobea, contará sus experiencias en el camino, en la charla que impartirá el próximo miércoles, a partir de las 19.30 horas, en la casa de cultura Zelai Arizti. Bajo el título 'Hasta Santiago... 946.220 pasos', la conferencia está organizada por Urgadiel, la asociación de diabéticos del Alto Urola.

Lopetegi completó su primer camino «en la primavera de 2004, junto a mi hijo Aitor, que entonces tenía veinte años. Fue por motivos deportivos». Arrancaron en Roncesvalles y siguieron el camino francés. «La experiencia fue positiva. Aprendimos mucho. Estábamos acostumbrados a andar en el monte y seguíamos los distintivos de pintura roja y blanca que marcan las rutas de gran recorrido, el camino es una GR. Nos costó días saber que había que seguir las flechas amarillas. Para entonces habíamos andamos unos cuantos kilómetros de más», recuerda.

Una petición

La experiencia les resultó tan positiva que en septiembre del mismo año Lopetegi ya estaba arrancando su segundo camino. Esta vez en solitario y con una petición. «Trabajo para mi hijo». Cual fue su sorpresa cuando «acababa de llegar a Ocebreiro, el primer pueblo de Galicia, y me telefonea mi mujer diciendo que habían llamado al chaval de una empresa de Legazpi».

Su tercer camino se retrasó casi un año por causa de fuerza mayor. «Lo iba a hacer en abril de 2005, pero sufrí un accidente laboral gravísimo que me tuvo catorce días en coma». No obstante se recuperó y en marzo de 2006 volvió a partir hacia Santiago. «Este fue el que me cambió», afirma. «Me lo habían advertido y tenía curiosidad por saber qué suceso misterioso ocurre, qué te cambia o te hace ver las cosas de manera diferente», sostiene. «Creo que noté lo que ocurre. El camino de Santiago es como la vida misma. Tienes un objetivo que es llegar a Santiago de Compostela. En la vida, si tienes claro a donde quieres llegar, pocas cosas habrá que te puedan detener», sostiene.

Uno de los momentos más especiales de su experiencia jacobea lo vivió en su octavo camino. «Fue el año pasado. Al sellar, el 31 de diciembre, la credencial para sacar la Compostela me dijeron que necesitaban un peregrino para la ceremonia de la apertura de la puerta santa. De esa forma me convertí en el primer peregrino en cruzar esa puerta tras su apertura para el año jacobeo».

Los Príncipes de Asturias

El zumarragarra guarda multitud de anécdotas vividas en la ruta. Al inicio de su noveno camino, el pasado mes de febrero, vivió una de ellas. «El día 9, cuando empecé coincidió con la ceremonia de apertura del camino jacobeo del año santo, en Roncesvalles. Los Príncipes de Asturias acudieron para esa ceremonia, pero como estaba nevando y yo no podía esperar más para partir, finalmente no pude estar presente en la misma. No obstante, el abad me los presentó en la sacristía y estuve un ratito conversando con ellos sobre el camino».

En 2008 vivió la peor experiencia. «Un peregrino alemán murió prácticamente en mis brazos tras sufrir un infarto. Me quedé tan impactado que me volví a casa».

Lopetegi asegura que «cualquiera puede hacer el camino» y lo recomienda. Tal y como dice el título de su conferencia son 946.220 pasos. «Están medidos con un podómetro. Son los pasos que di, en mi octavo camino, desde Roncesvalles hasta Santiago».

Ha «andado» el camino diez veces, como le gusta decir, pero ahí no termina. Este mismo mes de diciembre partirá de nuevo para volver a pasar por la puerta santa antes de finalizar el año santo. Buen camino peregrino.

Antón Pombo gana el premio Pérez Lugín de la Asociación de la Prensa

El doctor en Historia Contemporánea Antón Pombo ha sido galardonado con el premio Pérez Lugín, que convoca cada año la Asociación de Prensa de A Coruña. El premio, dotado con 3.000 euros y un elemento artístico acreditativo, ha sido concedido por el artículo O pintor de frechas amarelas, centrado en la figura de Elías Valiña, párroco de O Cebreiro y auténtico visionario del efecto Xacobeo.

Pombo es un importante divulgador del Camino de Santiago y ya ha publicado más de 200 artículos con esta temática. Además de esta labor periodística, Pombo ha elaborado guías para peregrinos y forma parte del Comité del Camino de Santiago, que asesora a la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia.

El último Camino de Santiago

Se acerca la hora de cerrar la Puerta Santa. El Año Jacobeo toca a su fin. Pero la peregrinación continúa. La Asociación de Amigos de Santiago el Real de Logroño, que ha visitado los principales hitos del apóstol en La Rioja en los últimos meses, recorre mañana el último tramo de su peculiar itinerario cultural y senderista: una excursión entre Autol y Calahorra por la vía verde. Como siempre, «una disculpa para caminar, conocer La Rioja y hacer amigos».

«Caminaremos por donde antaño se movió el ferrocarril de vía estrecha que unía Arnedillo y Calahorra -explica Ángel Urbina, nuestro guía en todas estas jornadas-. Por ahí, paralelos al río Cidacos, vamos a pasear en esta última etapa caminera del Año Compostelano».

De la industrial ciudad del Picuezo y la Picueza a la bimilenaria urbe romana. En la primera localidad habrá ocasión de visitar tres de sus templos: la interesante iglesia parroquial dedicada a San Adrián y dos ermitas, la de Nieva y la del Ángel. Lejos, en pleno monte, a unos doce kilómetros del pueblo, queda la ermita de Santa María de Yerga.

Este santuario fue el primero que instaló la orden del Císter en la Península, tras su expansión desde Francia. Como era propio del carácter severo y eremita de dicha orden en sus comienzos, buscaron un paraje natural agreste y alejado de poblaciones, encontrando el idóneo en la cima de Yerga. Pero, probablemente debido a las duras condiciones del clima, debieron abandonar el lugar trasladándose al Valle del Alhama, fundando el monasterio de Fitero, que fue uno de los más importantes del Císter en España.

Camino adelante, «en Calahorra nos puede sorprender casi todo», afirma Urbina. Es la localidad del Camino del Ebro con más recuerdos jacobeos: el humilladero del siglo XVI ha sido lugar de oración y recogimiento para el romero. Muy cerca está el santuario de la Virgen del Carmen. La pila bautismal de la catedral muestra veneras y calabazas; hay imágenes del apóstol con vestido de peregrino en la sillería del coro, en el retablo de alabastro de la capilla de San Pedro y en la fachada principal.

También en las bóvedas de la catedral hay una imagen del apóstol en un medallón y, en una columna, una peana con conchas de peregrino. La puerta de San Jerónimo, auténtica joya plateresca, tiene varios motivos jacobeos entre los que destaca un ángel tocando una zampoña, instrumento musical que se extendió por Europa a través de la ruta de Santiago, y, por último, la ciudad tiene dedicado su segundo templo al propio apóstol: la parroquia de Santiago el Mayor. Es el final del camino.

«Será momento de hacer amigos -nos anima Urbina-, recrearnos con ese paisaje invernal ya sin hojas y recordar las experiencias vividas en esas catorce rutas organizadas durante este año desde Amigos de Santiago el Real. Pensando sólo en las de este último trimestre, seguro que se habla del interesante recorrido hecho entre las ermitas de Arnedillo, o en aquel otro paseo en el que acompañamos a la imagen de la Virgen de Rocamadour desde Logroño a Navarrete junto a los peregrinos que la traían desde su basílica en el centro de Francia y de camino hacia Compostela. Y últimamente la etapa que nos llevó hasta el alto Najerilla para conocer y disfrutar con las dos Viniegras sus paisajes y sus gentes, o la del mes pasado por Bergasa y las Bergasillas. Todas ellas interesantes que han hecho realidad lo que reza nuestro eslogan 'Santiago, una buena disculpa para caminar, conocer La Rioja y hacer amigos'».

martes, 7 de diciembre de 2010

Localizan a dos peregrinos extraviados en Roncesvalles

Un dispositivo de búsqueda formado por bomberos de Burguete, bomberos voluntarios de Valcarlos, Guardia Civil y Policía Foral, localizó ayer a dos peregrinos, un hombre y una mujer de 33 años, que se habían extraviado en la primera etapa del Camino de Santiago. Ambos fueron localizados de madrugada y no precisaron traslado médico. La pareja llamó en torno a las 21 horas al teléfono de emergencias del 112 para solicitar ayuda porque se habían perdido a causa de la nieve en la zona de Roncesvalles.

El Camino de Santiago, desde el Polo Norte

"El alpinista 'Coru' y el fotógrafo Andrés Fraga han recorrido 6.000 kilómetros en ocho meses"

Seis millones de pasos son los que separan el punto más boreal y el más occidental de Europa, y 'Seis millones de pasos' es el nombre de este proyecto que tenía como objetivo hacer el Camino de Santiago desde el Polo Norte.

En los 6.000 km que separan el cabo de Nordkapp, en Noruega, de Santiago de Compostela, estos peregrinos pasaron por 11 países europeos siguiendo uno de los trazados del Camino de Santiago. Los protagonistas aseguran que el mismo trayecto en coche emitiría una tonelada de dióxido de carbono.

En abril, 'Coru' y Andrés se pusieron en marcha para cruzar toda Europa, visitando las ciudades y lugares más representativos del camino. Desde los -15ºC de la planicie polar de Laponia, hasta las terrazas soleadas de Praga, el pasado 5 de diciembre llegaron a su destino: Santiago de Compostela.

Los protagonistas

Juan Rivas 'Coru' es el mejor representante de los jóvenes alpinistas gallegos y ha desarrollado su actividad deportiva desde el círculo polar en la Laponia finlandesa hasta las grandes paredes del parque nacional de Yosemite en Estados Unidos. Durante todo el viaje llevó una cámara propia, pero en realidad no la necesitaba mucho porque su compañero de camino, Andrés Fraga, es fotógrafo profesional. Colaborador habitual de 'El País' y varias revistas extranjeras, Fraga ha realizado además reportajes a lo largo de Europa, Sur y Centroamérica, China o el Sáhara. Por eso él ha sido el encargado de documentar con vídeos e imágenes toda la aventura, mientras 'Coru' se encargó más de la parte narrativa del viaje, de hacer las entrevistas, de contar las particularidades de los lugares que visitaros y de la gente que conocieron. Como contaba Andrés Fraga en 'La Ventana' , se servirán de todo ese material para publicar un libro, además de un documental en HD.

Una ruta de peregrinación a la sombra del Camino de Santiago

La Vía Francígena, que lleva de Canterbury a Roma, no es tan prestigiosa como el archiconocido Camino de Santiago. Esta ruta de peregrina...