Días para el próximo año Santo

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Editan una completa guía para los peregrinos del Camino de Santiago del Norte.

Los gobiernos del País Vasco, La Rioja, Cantabria, Asturias y Galicia han editado conjuntamente "Los Caminos del Norte", una detallada guía para los peregrinos que deseen hacer el Camino de Santiago que comienza en Irun (Guipúzcoa) y discurre por la geografía de la costa a lo largo de 1.065 kilómetros.

Esta publicación, presentada hoy en una rueda de prensa en San Sebastián, responde al compromiso de todas estas instituciones de colaborar para consolidar las rutas jacobeas.

La guía recoge la historia de pueblos y municipios jacobeos, sus principales riquezas patrimoniales, el trazado del camino, los kilómetros recorridos, los que hay entre localidades y los que aún quedan hasta llegar a Santiago, así como mapas, callejeros de capitales e información sobre albergues, alojamientos, centros médicos, supermercados, cajeros automáticos o transportes públicos.

El objetivo del libro, del que se han editado 10.000 ejemplares, es facilitar la peregrinación y ser de ayuda en este "gran itinerario turístico y cultural que representa el Camino de Santiago, convertido a través de los siglos en símbolo de fraternidad y vertebrador de una conciencia europea", según ha explicado el departamento vasco de Cultura en un comunicado.

La misma fuente ha precisado que las autonomías por las que transcurre el Camino de Santiago del Norte llevan años colaborando para hacer de él un "referente de primer orden en el escenario cultural y turístico tanto estatal como internacional".

El Camino del Norte o Camino de la Costa es una ruta cultural y religiosa surgida en el siglo IX que se mantiene vivo y cuenta con potencial de crecimiento ya que, a lo largo de los años, adquiere "mayor importancia y difusión".

Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco tienen prácticamente ultimado el expediente para la candidatura para que el Camino del Norte sea declarado Patrimonio de la Humanidad.

Se trataría, en realidad, de una ampliación de la declaración que tuvo lugar en 1993 cuando el Camino Francés fue inscrito en el listado de Patrimonio de la Humanidad.

El departamento vasco de Cultura ha destacado, por último, que el Camino de Santiago constituye una red de rutas, que representa una "oportunidad de enriquecimiento social y personal" y de "revivir algunos de los mejores valores esenciales para el ser humano: la convivencia entre personas de orígenes distintos, la tolerancia o el respeto a la dignidad".

Un libro recupera la figura de la mujer peregrina.

El Instituto de Estudios Galegos Padre Sarmiento, adscrito al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), presentó ayer un nuevo libro sobre el Camino de Santiago centrado en la figura de la mujer como peregrina. De este modo, el coordinador de la obra «Mulleres e peregrinación na Galicia medieval» —volumen número 11 de la serie de «Monografías» del Cadernos de Estudios Galegos— apostó porque esta obra devolverá a las peregrinas el protagonismo que tuvieron en la Edad Media.

A la presentación de la obra acudió la secretaria xeral de Igualdade, Marta González, quien hizo hincapié en los múltiples datos que avalan «la existencia de peregrinas en el fenómeno migratorio», un hecho histórico que siempre se ha mantenido silenciado. Apoyando las declaraciones de González, el director del Instituto Padre Sarmiento, Eduardo Pardo de Guevara, destacó la sensibilidad de esta institución para con las temáticas relacionadas con la mujer.

La elaboración de este volumen contó con la colaboración de un grupo de expertos en la historia de las peregrinaciones que estuvieron asesorados en todo momento por conocedores de la historia social de las mujeres, caso de María Isabel Pérez de Tudela, Isabel de Riquer, Esther Corral o José Eduardo López. En las páginas de esta obra se tratan también otras temáticas vinculadas al ámbito de las peregrinaciones como el papel de la mujer en la Edad Media cristiana o la influencia de las féminas de la nobleza francesa durante sus viajes a Compostela. El lector también se topará con caminantes ilustres como María Balteira o Egeria.

martes, 23 de noviembre de 2010

Desde Valencia a Santiago por Toledo

Casi 200 kilómetros de recorrido por los pueblos toledanos del Camino de Santiago de Levante es la propuesta que ayer presentó el departamento de Turismo de la Diputación de Toledo. Se trata de siete etapas de las que forman parte 25 municipios pertenecientes a las comarcas de La Mancha, los Montes, Torrijos y Toledo.

La vicepresidenta de la Diputación, Isidora Fernández, arropada por alcaldes y concejales de los municipios integrados en la ruta, y de la presidenta de la Asociación de Amigos del Camino de Levante, María Ángelez Fernández, explicó que esta iniciativa, en la que trabajan desde hace un año, servirá para divulgar los encantos patrimoniales y de todo tipo de la provincia de Toledo.

Los principios y finales de etapa estarán localizados en El Toboso, La Villa de Don Fadrique, Tembleque, Mora, Toledo, Torrijos y Escalona, y el resto de los pueblos que componen el camino toledano son: Quintanar de la Orden, La Puebla de Almoradiel, Villacañas, Mascaraque, Almonacid, Nambroca, Burguillos, Cobisa, Villamiel, Rielves, Barcience, Val de Santo Domingo, Maqueda , Almorox, Huecas, Quismondo, Novés y Villanueva de Bogas.

La Diputación de Toledo ha asumido el coste total de la colocación de los paneles informativos de cada etapa, con un gasto de 35.000 euros. En cada uno de los indicadores del camino está señalado el tiempo y la distancia hasta la siguiente etapa, apuntó como novedad la vicepresidenta.

Además, la Diputación se ha encargado también de la edición de 10.000 planos del Camino a su paso por la provincia de Toledo, oferta que darán a conocer en la Feria de Turismo de Interior, que se celebra a partir del próximo jueves en Valladolid. La propuesta también se llevará a la Feria Internacional de Turismo (Fitur), en enero de 2011 en Madrid.

El Camino de Santiago "más vivo que nunca" en el Año Jacobeo

Una mesa redonda sobre al patrimonio cultural en el Camino de Santiago cerraba la segunda edición del ciclo cultural Jaca Jacobea, organizado por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Jaca. Los directores generales de patrimonio y cultura de las Comunidades Autónomas por las que transcurre la Ruta Jacobea afirmaban que está “más vivo que nunca” en este Año Jacobeo.

Jaime Vicente, director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, ha indicado que las inversiones realizadas en el Camino aragonés lo han mejorado notablemente y los peregrinos lo están valorando positivamente.

El 90% de los peregrinos que realizan el Camino de Santiago francés entran en España por Roncesvalles. El director general de patrimonio del Gobierno de Navarra, Enrique Saíz, ha indicado que el Camino es un importante motor turístico, cultural y económico para la comunidad navarra.

Javier García Turza, director general de Cultura del Gobierno de La Rioja, ha indicado que en este Año Jacobeo “el Camino de Santiago está más vivo que nunca”.

Por su parte, la técnico de cultura del Gobierno de Castilla León, Ana Carmen Pascual, ha indicado que se está haciendo un gran esfuerzo para atender a los peregrinos y dar a conocer el patrimonio cultural de la Ruta Jacobea.

En el II Ciclo cultural Jaca Jacobea se han realizado tres conferencias, un concierto y una mesa redonda, contando todas las actividades con una buena respuesta por parte del público. Desde la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Jaca se ha hecho una valoración positiva de la segunda edición de este ciclo.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Recuerdo(s) de Santiago

Tras la estupenda «Bobby», ese mosaico que mezclaba al mejor Oliver Stone y al Robert Altman automático, Emilio Estévez ha suspendido sus proyectos y le ha dedicado a su padre, Martin Sheen, seguramente en el gesto más emocionante de «The way», el tiempo necesario para plasmar en imágenes su aproximación mística al Camino de Santiago. Resulta muy complicado (al menos, conociendo mis limitaciones) valorar un algo que no es del todo una película y que tampoco es una mera postal-documental-financiada-por-una-consejería de La 2. El filme del primogénito de los Sheen sirve de homenaje a su familia, una familia de emigrantes que partió desde Galicia y que retorna a ofrecer su, física y metafísica cohabitan, testimonio vital del Camino. Además, esforzados en rizar el rizo sentimental, Taylor, uno de los hijos de Emilio Estévez, vive ahora en Burgos después de haberse enamorado de una de sus (adorables) lugareñas.

Como ven, y no pidan otra cosa, «The Way» nace de ese empeño, tan de viajero en regreso (si es que existe un tipo diferente de travesías), que ocupa a Martin Sheen en el último acto de su vida. En ese punto, y porque es Martin Sheen, joder («Malas tierras», «Apocalypse now», «El ala oeste»), se lo respetamos. Los valores fílmicos, por tanto, se oscurecen, pero en ningún caso hasta el ridículo: la película narra, con mayor pulsión en su primera media hora, el discurrir de varios peregrinos a lo largo de las tierras del norte de España. Al frente, el veterano actor norteamericano encarna a un padre que se obsesiona con hacer el Camino para, de alguna forma, resucitar a su hijo, fallecido al poco de comenzarlo en Francia.

Uno, ocurrió con «Vicky Cristina Barcelona» o, recientemente, con «Noche y día», siempre ha recelado de aquellos que señalan barbaridades («A Asturias no se va en avioneta» o «En Sevilla no hay encierros») en ficciones masivas. Toca pensar en la absurdez de un humano de Texas que señale a la pantalla de una proyección madrileña a la que nosotros asistamos, impasibles, y grite: «Pues en Austin las barbacoas no se preparan así». Obviando esta tara mía, «The way» parece fiel (salvo en el inevitable flamenco en Burgos) a esas bizarradas mochileras que te puedes encontrar si te pones (discúlpenme el «urbanitismo» pedante) a andar como un cosaco por el mero hecho de andar como un cosaco y no por el más noble de dirigirte a un H&M o al Pachá. El grave problema del desarrollo del largometraje, por tanto, no es su fidelidad con lo retratado ni la emoción nostálgica que rebosa, sino su inconexión entre las diversas postales que plantea, quizá producto de apoyarse en un libro de relatos. Aunque, bueno, puede ser que el Camino, y todos los caminos, se traten de eso: una serie de postales inconexas a las que otorgamos, en un esfuerzo vano, una cierta coherencia falsa.

La gastronomía más tradicional pone la guinda a una feria multitudinaria

La Feria Multisectorial Camino de Santiago, dedicada este año a los «productos de la tierra», cerró ayer sus puertas con un éxito de participación, tanto por parte de los expositores como de los ciudadanos y ciudadanas que desde el viernes han visitado el Pabellón Camino de Santiago. La alcaldesa, María Eugenia Gancedo, ha mostrado su satisfacción por el resultado de esta feria, que un año más ha congregado a miles de visitantes.

Desde el pasado viernes hasta ayer, miles de personas han conocido y probado los «productos de la tierra» que han mostrado 45 expositores de León, Zamora, Salamanca, Madrid, Palencia, Ávila, Cáceres, Jaén, Guadalajara, Asturias, Cantabria y Toledo, que entre otros productos han llevado a la Feria vinos, repostería, embutidos, miel, vino, chocolate, quesos, productos artesanos, cuero y bisutería.

Cata de vino, talleres para niños y degustaciones han sido otros de los reclamos de esta feria. Como dato de referencia, en cada una de las degustaciones (morcilla, cocido leonés, cecina de chivo, chorizo o chocolate) se han repartido una media de 300 platos. Asimismo, en los stands también se podrían probar los productos, e incluso en el de Paradores han dado clases en directo sobe cómo preparar un plato, por ejemplo de garbanzos y manitas de cerdo. En el reparto de degustaciones han participado activamente las asociaciones de Trobajo y esta mañana la alcaldesa también repartió morcilla. Una cholocatada patrocinada por uno de los expositores fue la última degustación de la Feria.

El éxito de la undécima edición de la Feria Multisectorial demuestra que es un certamen consolidado. El ayuntamiento mantendrá la celebración de la misma, como lo ha venido haciendo desde su inicio hace once años, manteniendo además las fechas de noviembre, para no coincidir con otros certámenes feriales que se celebran en la provincia.

Durante todo el fin de semana miles de personas se han pasado por los puestos del Camino de Santiago para probar las delicias de una cita que se está consolidando y que cada año intenta aportar novedades sin salirse de su carácter leonés y su estilo tradicional.

Las claves para hacer el Camino de Santiago si eres diabético

La Fundación para la Diabetes aconseja llevar insulina suficiente, reforzar los controles de glucosa y aumentar la hidratación, entre otra...