Días para el próximo año Santo

jueves, 18 de noviembre de 2010

Emilio Estevez escribe sobre "El camino"

Por Emilio Estevez*

Hace años, mi padre y mi hijo viajaron a España para hacer caminando una parte del Camino de Santiago, el histórico peregrinaje católico, en el norte del país. Mi hijo se sintió tan inspirado por la visita y por una chica que conoció allí, que más adelante volvió y se casaron. Ha estado viviendo allí los últimos siete años.

Desde esa visita, mi padre ha tenido ganas de contar una historia de peregrinaje en el Camino, pero nunca ha tenido claro cómo conectar con una audiencia contemporánea.

A través de una serie de conversaciones con él, finalmente encontré la manera de hacerlo y comencé a investigar y a desarrollar una historia que ha dado lugar a "The way".

El núcleo de la película es la historia de un padre y su hijo. El hijo ha muerto en los Pirineos y el padre, un médico viudo de California, tiene de hacer frente a la severa tarea de viajar al extranjero para llevar su cuerpo de vuelta a casa.

Sin embargo, en un momento de inspiración, decide quemar sus restos, y hacer el camino que su hijo tenía pendiente, explorando la diferencia entre "la vida que vivimos y la vida que elegimos." En gran medida se asemeja al viaje de "El mago de Oz".

Los cristianos han estado haciendo este peregrinaje más de mil años y los europeos están muy familiarizados con su importancia histórica. Los católicos y los cristianos americanos lo están menos, pero con esta historia podrán estar informados sobre qué es El Camino de Santiago.

Mi deseo es no sólo hacer una película que llegue a las audiencias internacionales, sino que sea igualmente acogida por los españoles. Mi deseo es crear una película original y auténtica.

Escribo esto no solamente como cineasta, sino como español y gallego en mi corazón y mi alma.

(*): Emilio Estévez ha dirigido a su padre, Martin Sheen, en esta historia que vuelve a las raíces de sus antepasados. Se trata de su tercera colaboración tras "The war at home" y "Bobby", pero la primera fuera de los EEUU. Este viernes, "The way / El camino" llega a los cines españoles.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Cóctel de Santa Teresa en el Camino de Santiago

La firma Santa Teresa, con motivo del año Xacobeo, presenta un cóctel inspirado en el Camino de Santiago que han dado en llamar “El Camino de Santa Teresa” de la mano de Pablo Mosquera Costoya , gerente de la vinateria La Estancia.

El ron venezolano Santa Teresa, que tradicionalmente goza de una fuerte presencia en Galicia, ha querido vincularse todavía más con esta emblemática y bella región, así como, con todos los peregrinos que vienen año tras año para hacer el Camino de Santiago. Para ello cuenta con Pablo Mosquera Costoya, reconocido coctelero de A Coruña, quien ha hecho el Camino de Santiago innumerables veces. Pablo Mosquera presenta sus cócteles en la vinatería La Estancia en el Castellón de A Coruña, además de ser el coctelero que representa a Galicia en el Bartenders Show de Barcelona.

La idea fue crear un combinado que fuera a la vez excitante y reconstituyente para que así el peregrino hiciera el camino con más fuerzas y ganas. Pablo creó el coctel basándose en sus experiencias como peregrino: “después de una dura noche en un albergue – muchas veces abarrotado – lo que más te apetece es un café bien concentrado con unas gotitas; y... ¡qué mejor combinación con el café que un poco de ron Santa Teresa! El coctel “El Camino de Santa Teresa” lleva clara de huevo para darle una textura cremosa al cóctel sin utilizar lácteos.

Veamos cómo hacer el cóctel “El Camino de Santa Teresa”:

Ingredientes:
½ clara de huevo
4 cl café espresso frío, idealmente 100% arábica
1 cl sirope de chocolate blanco Monin1 cl azúcar de caña
5 cl ron Santa Teresa Selecto

Preparación:

En una batidora se mezclan ½ clara de huevo, el azúcar, el ron Santa Teresa Selecto y el sirope de chocolate blanco. Se emulsiona, a punto de nieve, hasta conseguir una textura espumosa de burbujitas. Se añade el café, previamente enfriado y se vuelve a batir.

Se introduce en una coctelera con hielo y se agita unos 20 segundos para enfriar el cóctel. Se cuela con el serpentín en una copa de Martini.

El cóctel se puede decorar con sirope de chocolate o de café, añadiendo un dibujo representativo del camino, como por ejemplo “el pelegrin”.

El cóctel se presentó oficialmente el día 18 de octubre, en una cata organizada por Santa Teresa en el Hotel Pazo los Escudos de Vigo, por Arlene Fioravanti, Brand Ambassador Internacional de Santa Teresa, junto con Pablo Mosquera Costoya.

Si no cococen el ron Santa Teresa, les diré que cuenta una vieja historia que un tal Gustav Julius Vollmer, hijo de un gran comerciante marino, viajó por negocios desde Alemania con destino a las lejanas tierras de Venezuela.

Una vez allí, fue invitado a la Hacienda de Santa Teresa, propiedad de la familia de El Libertador Simón Bolívar, cuya prima robaría el corazón de Gustav. En la Hacienda descubrió un magnifico licor, el ron. Un producto que su alma de comerciante no pudo resistir.

Sin pensárselo dos veces escribió a su padre para que conociese las dos cosas más dulces de su vida: su prometida Panchita Ribas y aquella inmensa oportunidad de negocio.

Pero su padre jamás pisó tierras venezolanas, en su travesía hacia el enlace de su hijo, su barco fue engullido por las impredecibles aguas del Atlántico. El joven Gustav Julius siguió su sueño, se casó con su amada y heredó junto a ella la Hacienda Santa Teresa. Como homenaje a su padre utilizará como emblema de Santa Teresa, la Rosa de los Vientos, símbolo que llevaban los barcos pertenecientes a su flota y que está presente en todos los productos.

Hoy en día, Ron Santa Teresa continúa siendo elaborado en Venezuela, de manera tradicional (ya por más de 200 años), por la familia Vollmer, descendientes de los primeros fundadores. Considerado uno de los mejores rones del mundo, está presente en el mercado español de la mano de Osborne.

Voluntarios trabajarán el sábado en la recuperación y señalización del Camino Primitivo a su paso por Toques (A Coruña)

Voluntarios de la organización ecologista Adega y las asociaciones constituyentes del Foro del Camino Primitivo realizarán este sábado, día 20, una actividad de campo consistente en la recuperación y señalización de esta calzada del Camino de Santiago a su paso por la localidad coruñesa de Toques.

Según ha explicado Adega, esta actividad se produce como respuesta a la actuación del Xacobeo, que ha investido "cuantiosos fondos públicos" en la consolidación de un desvío "falsificado" del itinerario histórico de la ruta "mediante la apertura de una pista artificial".

Esta actividad se desarrollará el sábado día 20 en un trecho de unos 300 metros entre las parroquias de Santiago de Vilouriz y de Vilamor, coincidiendo con el lugar de Pena Ferrada. Así, incluirá labores de limpieza de la calzada y de sus márgenes, roza de maleza, poda de árboles, drenaje de aguas, arreglo de muros laterales, colocación de rótulos y restauración del paso para los caminantes.

El grupo de voluntarios partirá a las 11.00 horas desde la Praza do Convento del Ayuntamiento de Melide (A Coruña) hacia el lugar de actuación.

Tal y como ha explicado Adega, esta actuación coincide con la "exposición al público" del "expediente de delimitación" del Camino Francés y reclama como "principio elemental" el "rigor histórico" en el establecimiento oficial de las rutas a Compostela. "Con esta actividad y con su testimonio, los colectivos participantes ponen de manifiesto que no permitirán nuevas adulteraciones del itinerario físico de los caminos históricos, ni la creación de vías alternativas sin el necesario aval científico", ha señalado Adega.

martes, 16 de noviembre de 2010

Camino inédito hacia la redención

Tenían mochilas, cara de sueño, ropa cómoda. La mayoría de ellos, de tercer grado, apura el resto de su condena en el Centro de Inserción Social Evaristo Martín Nieto, aunque también los hay de la prisión provincial de Alhaurín de la Torre. El despertador les sonó ayer con el primer clarín del alba, con una promesa amable de campo abierto. Son los elegidos para una cita con la historia, los primeros que iniciarán en la edad contemporánea el Camino a Santiago desde Málaga.

Los peregrinos cumplirán en los próximos cinco días la primera etapa de la ruta mozárabe, un itinerario que, según cuenta Pepe Cano, de la Asociación Jacobea de Málaga, que participa en el proyecto, era habitual entre los musulmanes convertidos al catolicismo del siglo XI, que no disponían de medios para acortar el viaje. El grupo, formado por un total de veintitrés internos, avanzará hasta los riscos cordobeses de Encinas Reales, aunque el objetivo es completar el camino a lo largo de los próximos cinco años.

Carlos Calvo, coordinador del centro, advierte de que se trata de una experiencia doblemente pionera. Nunca antes se había emprendido una marcha tan ambiciosa en las penitenciarias de Málaga y el camino que esbozaron los mozárabes se dejó de hollar poco tiempo después de servir para medir la veracidad de la transformación de la comunidad árabe, casi siempre en el entredicho por la suspicacia tradicional de los españoles.

Ángel Herbella, director del Evaristo Martín Nieto, resume los objetivos de la caminata en los beneficios para los internos, que, señala, tendrán unos días para fortalecer la convivencia con los funcionarios, afianzar músculos y espíritu y reencontrarse con la naturaleza. A todo ello se añade una gratificación que se extiende a la provincia, la recuperación de una ruta apenas conocida, que comunica, con acento de concha y cayo, a Málaga con la legendaria plaza del Obradoiro.

La ruta, confinada en los manuales de historia, no contaba hasta el momento con la marca del pasado. Pepe Cano cuenta que el camino discurría por las calzadas romanas, ocupadas actualmente por la red viaria. El paso de los internos servirá para consolidar el camino y establecer las primeras señales, lo que supone una puerta abierta para el turismo y la historia. «Casi siempre se habla del itinerario desde Roncesvalles, pero el Camino de Santiago fue, durante muchos años, ramificado por peregrinaciones que partían desde muchas otras partes», señala el especialista.

Los que partieron ayer, después de siglos sin rumor de pasos en la ruta de Málaga, tuvieron una partida llena de símbolos de otro tiempo, profundamente románicos. La Iglesia de Santiago, la más añosa de la capital, fue el punto de encuentro entre los internos de la prisión de Alhaurín de la Torre y los del Evaristo Martín Nieto. La imagen del apóstol presidió la ceremonia de bienvenida, que concluyó con una sesión de fotos a los pies de la escultura de Jesús El Rico, de amplia vinculación con instituciones penitenciarias.

Los peregrinos tienen por delante 78 kilómetros repartidos en 26,8 horas de caminata. El primer trecho los llevó hasta Almogía, que marcó el primer alto. Los internos no estarán solos. Además de los funcionarios, los acompañarán miembros de la Asociación Jacobea de Málaga. Los ayuntamientos de los municipios que circundan la ruta, entre los que se encuentran Villanueva de Algaidas y Villanueva de Tapia, participarán en la comida de despedida del próximo viernes, que reunirá también a familiares. La actividad cuenta con el apoyo financiero de Cajamar, que ha subvencionado parte de la inversión en comidas y autobuses.

Las aguas del Genil bañarán el término de la primera fase. La idea de los centros es promover próximamente la segunda parte, que avanza hasta Córdoba. Los plazos para culminar la ruta parecen razonables, sobre todo si se tiene en cuenta que la ley no permite una salida con internos superior a los siete días.

Antonio, que quedará en libertad en julio de 2011, se mostraba dispuesto a aprovechar la experiencia. «Por andar que no quede», decía. Para él, según contó, el peregrinaje es una especie de anticipo del regreso definitivo a su casa. Puede que dentro de una década sus pasos revelen el itinerario que permanecía callado desde hace más de ocho siglos. No será por falta de entusiasmo. El viernes regresarán a la provincia. A partir de entonces los que se pierdan entre Málaga y Encinas Reales contarán con nuevos aliados. La pintura amarilla en rocas y árboles.

domingo, 14 de noviembre de 2010

El rating de Santiago

En un mundo donde la religión parece estorbar y ser católico es tomado como una defecto prácticamente insalvable, sorprende la capacidad de atracción de los santuarios. Espacios de fe popular que convocan a millones. Desde El Vaticano hasta la Basílica de Guadalupe, de Lourdes a Fátima. Algo similar ocurre con Santiago de Compostela, la ciudad española donde reposan los restos del apóstol que Benedicto XVI visitó apenas unos días atrás.

Las cifras de peregrinos a esa localidad crece cada año. Algo los atrae como iman al hierro. Según datos de la Oficina del Peregrino de la arquidiócesis de Compostela entre el 1 de enero y el 31 de octubre de 2010 recorrieron el Camino de Santiago unas 257 mil 986 personas. Todo un récord de asistencia, aún más significativo si se piensa que en el año 1986 ese organismo registró apenas dos mil 491 caminantes.

Esos son los datos oficiales, estadísticas que cuentan a todos aquellos que recorren a pie al menos 100 kilómetros con su credencial del peregrino y, al final, reclaman su “compostela”, el certificado que atestigua su peregrinación. Pero hay otros cientos de miles que no forman parte de estas cifras, ya sea porque no se registran o simplemente porque llegan en autobús o en coche. Según estimaciones durante este 2010 visitarán Santiago más de ocho millones de personas.

¿Qué mueve a tanta gente? Una pregunta que el mismo Benedicto XVI se hizo el sábado pasado durante la misa que presidió en la Plaza del Obradoiro, justo frente al atrio de la Catedral de Compostela. El miércoles último, durante la audiencia general en El Vaticano, se refirió al tema:

“Viendo el número de peregrinos presentes en la santa misa solemne que tuve la gran alegría de presidir en Santiago, medité sobre lo que impulsa a tanta gente a dejar las ocupaciones cotidianas y a emprender el camino penitencial hacia Compostela, un camino a veces fatigoso: el deseo de alcanzar la luz de Cristo, la cual anhelan en lo profundo de su corazón, aunque si a menudo no lo saben expresar bien con palabras”.

“En los momentos de oscuridad, de búsqueda, de dificultad, como en la aspiración de reforzar la fe y vivir en modo más coherente, los peregrinos a Compostela emprenden un profundo itinerario de conversión a Cristo, que ha asumido en sí la debilidad, el pecado de la humanidad, las miserias del mundo, llevándolas donde el mal no tiene más poder, donde la luz del bien ilumina todas las cosas”.

“Se trata de un pueblo de silenciosos caminantes, provenientes de todas partes del mundo, que descubren la antigua tradición medieval y cristiana del peregrinaje, atravesando barrios y ciudades permeadas de catolicismo”.

Y no se equivocó el Papa. Más que un “pueblo” se trata de un “mundo” de peregrinos. Un mundo que crece año con año. Por ejemplo en 2009 los caminantes sumaron 145 mil 877, en 2008 125mil 141, en 2007 114 mil 026, en 2006 100 mil 377 y un año antes 93 mil 924. Los años anteriores los números siguen la misma dinámica, siempre en ascenso.

Del total de personas que llegaron a pie a Santiago en los primeros 10 meses de 2010 un 55.82 por ciento son hombres (143 mil 999) mientras el restante 44.18 por ciento son mujeres (113 mil 975), es decir se trata de una experiencia de ambos sexos que no diferencia raza, nacionalidad y ni siquiera religión.

En los últimos meses el apóstol recibió a fieles de múltiples países, entre otros unos mil 381 mexicanos, tres mil 189 estadounidenses, mil 295 coreanos, mil 047 argentinos, 810 venezolanos, 728 finlandeses y 705 colombianos. Un fenómeno global que ha involucrado países tan distantes como Uruguay, Irán, Sudáfrica, Rusia, Estonia, Israel, China, Filipinas, Marruecos, Myanmar, Taiwán o las Islas Feroe.

Pero como cualquier realidad masiva no todos los participantes tienen los mismos intereses y objetivos. En este año de la totalidad de los peregrinos emprendieron El Camino por razones exclusivamente religiosas el 54.85 por ciento (141 mil 514 personas), por motivos “religiosos y otros” el 40 por ciento (103 mil 203) y por motivaciones “no religiosas” el 5.14 por ciento (13 mil 257).

Serafines susurran

Será que el Camino de Santiago tiene algo de mágico, místico o incluso esotérico, pero esa particular experiencia es capaz de despertar la atención de dos grandes actores de Hollywood como Emilio Estevez y Martin Sheen hasta llevarles a rodar una película sobre la peregrinación titulada “The Way”, o dicho en español “El Camino”.

El filme relata la historia de un joven que muere andando hacia Santiago y un padre que decide dejar todo para completar la travesía inconclusa de su hijo y así llegar a conocerle. Una sugestiva historia de conversión humana.

'Sor bicicleta', la monja más veloz del Camino de Santiago, conquista la Red

A toda máquina y concentrada en su objetivo. Así va la protagonista del último vídeo que ha enamorado a las redes. Se trata de una monja en...