Días para el próximo año Santo

viernes, 20 de agosto de 2010

A Santiago, al trote

Un grupo de jóvenes de El Forcón inicia hoy su recorrido de 309 kilómetros a lomos de asturcones, el famoso caballo asturiano, hacia Santiago de Compostela. La aventura durará hasta el próximo día 28, cuando tienen prevista la llegada a la plaza del Obradoiro. Diez chicas y dos chicos, todos ellos alumnos de la escuela de equitación de El Forcón, en compañía de algunos padres, emprenderán este viaje juntos para hacer el Camino a Santiago de una manera más original y divertida.

«El objetivo es que los chicos disfruten del animal al aire libre», indica Jorge Riesgo, uno de los organizadores de la marcha. Miguel López, uno de los chicos que recorrerá el camino, lo tiene claro: «Será un recorrido inolvidable». Durante los ocho días de aventura cabalgarán por el camino primitivo, el que utilizó el rey Alfonso II para visitar la tumba del Apóstol. «Al ser año Xacobeo es especial y una buena forma de promocionar el asturcón, una raza con muchos años de historia», señala Luis Felipe Capellín, presidente de Acpra, la asociación de criadores de ponis de la raza asturcón.

Irene Riesgo y Sara García, de 12 años, son dos de las participantes en esta aventura hacia Santiago. «Llevamos unos meses entrenando y tenemos muchas ganas de hacer el camino», dicen con rostro sonriente. Riesgo lleva a lomos de los caballos desde hace seis años. Los mismos que su compañero Miguel López, que confesaba no tener la maleta preparada apenas unas horas antes de empezar el viaje. Ya encima de su asturcón se muestra confiado: «Estoy preparado y con ganas». Por otro lado están los padres que, como asegura Jorge Riesgo, «están más nerviosos que los hijos».

El recorrido se divide en nueve etapas, ocho de ellas de cuarenta kilómetros, y la última de cinco. También va una unidad móvil, donde se transporta parte del equipo y comida para los caballos. «Es una experiencia guapa y queremos agradecer a todos los ayuntamientos la ayuda que nos prestan allá por donde vamos a pasar», explica Jorge Riesgo. El día de hoy tienen previsto comer al mediodía en Quinzanas y llegar sobre las cinco de la tarde a Salas, donde pasarán la noche.

Además de los chicos, el asturcón es el otro gran protagonista de esta trepidante aventura. Esta raza de caballo asturiano está en peligro de extinción. Como asegura Capellín: «Hace treinta años quedaban muy pocos asturcones, pero a día de hoy contamos con cerca de dos mil». La asociación Acpra lleva tres décadas criando y promocionando a esta raza autóctona de Asturias. «El camino está siendo positivo aunque hay que seguir en ello», indica Luis Felipe Capellín.

«Me gustan las rutas de monte y que los chicos disfruten viendo al caballo en libertad», señala Jorge Riesgo. Todos ataviados con la indumentaria necesaria y montados cada uno en su asturcón comienzan un trayecto que para muchos de ellos va a ser imposible de olvidar. El Xacobeo va a estar marcado por el caballo asturiano.

Pedaleando a Santiago para ganar al cáncer

La montañera asturiana Rosa Fernández realizará en bicicleta el Camino de Santiago con la motivación extra de «lanzar un mensaje de ánimo, fuerza y esperanza» a todas las personas que padecen o han padecido cáncer, según anunció ayer en rueda de prensa en Oviedo.

La deportista, que el pasado invierno luchó contra la enfermedad, partirá de la catedral de Oviedo el próximo lunes, día 23, a las 8.30 horas. Afirmó que «no se trata de un reto deportivo ni una competición, nuestro fin es diferente», el de ofrecer una visión optimista a todos aquellos que sufren de cáncer. «Lo más importante es que no se sientan enfermos», subrayó la asturiana.

Rosa Fernández, quien manifestó que siempre tuvo en mente la idea de hacer esta peregrinación, lucirá para la ocasión un maillot con el lema «Pedaleamos por la lucha contra el cáncer». La deportista irá acompañada de otros seis amigos y juntos recorrerán el Camino del Norte.

El encargado de planificar el recorrido, José Enrique Menéndez, explicó detalladamente el trayecto que discurrirá de Oviedo a Trevías, en la primera etapa, para seguir hasta Luarca y Ribadeo, en la segunda, y continuar hasta Mondoñedo y Arzúa. De allí tienen previsto llegar a Santiago el sábado 28 a las 12 del mediodía, coincidiendo con la misa del peregrino.

Por su parte, la agente de ARS Vitality Carmen Rodríguez manifestó que «cada una de las personas que han sufrido cáncer estarán en los pedales de Rosa y su grupo».

La montañera asturiana declaró, además, que esta iniciativa solidaria será grabada día a día, y contará con una versión escrita a cargo de José Enrique Menéndez.

Rosa Fernández señaló que, pese a la enfermedad, nunca dejó de entrenar y para hacer este recorrido realiza rutas con bicicleta de montaña desde hace un mes.

jueves, 19 de agosto de 2010

El Camino de los sentidos

Hay peregrinos que recorren el Camino de Santiago de noche. Siempre. Por eso van guiados por quien los lleva, acompasando a esa única luz sus andares o la fuerza ejercida sobre los pedales. Fran Brox, de 48 años, pasó por O Cebreiro en tándem. Guiando la bicicleta iba su hija, de 18. La orientaba ella, porque sus ojos sí veían las flechas amarillas o las indicaciones que se le daban al grupo del que formaban parte. Él, en cambio, no. Pero sí percibía la hospitalidad de la gente y la fuerza del Camino de Santiago. «Esto será algo para contarle a mis nietos», constataba. La jacobea es una ruta para vivir con los sentidos: con los cinco, con los seis o con los que uno pueda, porque esos son externos y, lo que se siente, mucho o poco, es, muy al contrario, interior.

Brox, invidente, no constató con sus ojos por qué supuso tanto esfuerzo llegar aquí arriba. No vio las elevadas montañas de entrada en Galicia ni tampoco el verde de la primavera reseco ya por las calores del verano. Era un peregrino con «solo» cuatro sentidos, pero llegó adonde otros con los supuestos cinco no llegan y, por encima, lo calificó de «muy asequible».

La noche eterna de Galicia

Lo mismo le pasaba a José Luis A. Guevara. Entró en la iglesia de O Cebreiro para recoger su credencial de peregrino, aunque comenzaría el Camino algo más adelante, en Triacastela. «Nunca había visitado Galicia. Esa es una de las razones de mi Camino», explicaba. La recorrió en parte, a pie y en una noche eterna, pero salpicada por las explicaciones de luz de quien lo guiaba: el amigo Carlos. En coche de apoyo iban Lali, la madre, y Adela, otra amiga. Él no pudo ver el mar de niebla que ese día inundó a primera hora O Cebreiro, ni tampoco los vivos colores con los que se murió la última jornada antes de su partida. Pero sí pudo sentir la fuerza de la ruta, sin vista y, relativamente, sin oído. Gracias a la tecnología, a través de uno de ellos, le llegó el eco de la pregunta. «Ah, y también lo hago por lo de las indulgencias y por ser año santo».

Campanadas imperceptibles

Ellas le dan el sonido horario a O Cebreiro. Las campanas tañían mientras un grupo de cuatro amigos trataban de explicar por qué irían a pie hacia Compostela. Quien los escuchaba agudizaba el oído por la intensidad de las badaladas. Ellos no. A Juan Manuel López Rodríguez, a Cesáreo Millarengo Gil, a Iker Sertucha Lista y a Constantino García García no llegaban. «Somos sordos, pero no sordomudos», aclaraban con paciencia. Ante todo, las cosas claras. «Usamos una lengua de signos, un idioma diferente». Les faltaba el oído, pero escucharon igualmente la llamada del Camino de Santiago. Por espiritualidad, por pedir perdón y suerte o por una aventura.

El que lleva a Compostela es el Camino de los sentidos. De los peregrinos que perciben sin vista y de los que oyen sin oído. Es el Camino de los que sienten. Porque otros no saborean pese a tener gusto, ni huelen pese al olfato, ni acarician con su tacto.

«Amigos del Pasquali» prepara un peregrinaje a Santiago en tractor

La Asociación «Amigos del Pasquali», el entrañable tractor que ha sido el indiscutible protagonista de los praos del Suroccidente y del resto de Asturias en la segunda mitad del siglo XX, saldrán en peregrinación hacia Santiago de Compostela el 3 de septiembre. Está previsto que participen 9 tractoristas con sus respectivos vehículos. Estos serán tracto-motocultores Pasquali 945 y 946, los Pasquali de 18 caballos. de toda la vida.

La partida está prevista desde La Regla de Perandones, sede de la asociación, pasando por Cangas del Narcea en dirección a Pola de Allande, donde se cogerá el primer tramo del Camino de Santiago Primitivo del Interior, siguiendo por el Puerto del Palo, Berducedo, para finalizar la etapa en Grandas de Salime, donde harán noche por primera vez en el viaje. El día 4 la peregrinación comenzará desde Grandas camino del Puerto del Acebo, entrando por primera vez en tierras de Galicia, pasando por A Fonsagrada para concluir en O Cadavo-Baleira. La siguiente etapa, la del día 5 guiará a la comitiva camino de Lugo. El día 6 los Pasquali arrancarán camino de Melide y concluirán esta penúltima jornada en la población de Arzúa. Por último, el día 7 los tractores partirán de Arzúa camino de Santiago de Compostela, pasando por el Monte do Gozo, y entrando en la capital compostelana. Al día siguiente estarán al mediodía en la misa del peregrino.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Salinas, un laberinto en el Camino de Santiago

Los Gauzones, esos altos edificios que se yerguen al lado de la playa de Salinas, vienen actuando este verano como improvisados imanes que atraen hacia sí a peregrinos que, desorientados, preguntan a los lugareños cuál es la dirección correcta para reemprender su ruta hacia Santiago de Compostela. La culpa de las habituales confusiones la tienen a partes iguales, según señala el responsable del albergue de peregrinos de Avilés, José María Clero, «la deficiente señalización del Camino a la entrada de Salinas por Raíces y el despiste que gastan algunos caminantes».

Los miembros de la Asociación Asturgalaica de Santiago Apóstol, entidad con sede en Avilés que asesora a los peregrinos de paso por la comarca y vigila el buen estado del camino compostelano entre Gijón y Soto de Luiña, aseguran que no dan abasto a reponer indicadores jacobeos y a corregir los fallos de la señalización de los que van teniendo conocimiento. «Realmente, la competencia es del Principado, que contrata a una empresa para marcar los cruces y demás puntos conflictivos del Camino; nosotros echamos una mano en la medida que podemos, pero estamos desbordados», explica Clero.

Al respecto del galimatías señalético que existe en Salinas, el responsable del albergue avilesino aseguró, nada más tener noticia por LA NUEVA ESPAÑA de la existencia del problema, que revisaría los indicadores a la mayor brevedad. «Sospecho que la confusión se da a la entrada de Salinas por la localidad de Raíces; el camino "oficial", en ese punto, discurre por la calle del Doctor Fleming, a cuyo final hay que desviarse unos pocos metros por la calle de Nicanor Piñole para luego seguir por la de Ramón y Cajal, buscando siempre alcanzar la avenida de Luis Treillard, desde donde se toma un desvío que asciende a la localidad de San Martín de Laspra», explica el experto local en el Camino de Santiago. Es decir, la ruta jacobea -si estuviese bien señalizada- debería de llevar a los peregrinos por el centro de Salinas, en ningún caso acercarles a la playa, a la calle de Pablo Laloux, que es donde se ubican los Gauzones.

La Ruta del Vino del Camino de Santiago visita 14 bodegas navarras en verano.

La Ruta del Vino del Camino de Santiago ha puesto en marcha este verano el programa "Un verano de vino por el Camino de Santiago", que incluirá visitas en autobús desde Pamplona a las 14 bodegas navarras que constan en esta asociación, situadas a lo largo de la ruta jacobea.

El objetivo de este evento, ha señalado hoy a Efe el vicepresidente ejecutivo de la asociación, José Antonio Cruz, es "acercar a la gente a las bodegas de una forma más segura y más gratificante", sin preocuparse por el tema de la conducción.

Cruz ha indicado que, como en años anteriores, las bodegas se han abierto en verano, un momento en el que la gente tiene "más tiempo" para visitarlas, aunque en este 2010 han ofrecido el poder ir en autobús, con el fin de que puedan "disfrutar más" de la visita.

El vicepresidente ha apuntado que la asociación va creciendo en cuanto a las actividades que va desarrollando y, con motivo de este año Jacobeo, han organizado actividades en la Ciudadela de Pamplona los viernes y los sábados, con la gastronomía del Camino de Santiago y las catas de vino mirando las estrellas, respectivamente, a las que ahora se suma esta visita a las bodegas con transporte incluido.

Asimismo, Cruz ha agregado que a partir de la semana que viene ofrecerán también cine en las bodegas hasta finales de septiembre, actividad en la que se proyectarán películas "de muy alto nivel" acompañadas de una cata de vinos.

En las excursiones "Un verano de vino por el Camino de Santiago", que tendrán lugar desde el jueves 19 de agosto hasta el sábado 11 de septiembre, se visitarán dos bodegas "distantes entre sí" cada día.

"La variedad que tenemos es muy grande, por lo que pueden disfrutar de vinos diferentes y de bodegas diferentes: unas más pequeñas, otras más familiares, más modernas, más antiguas....Y todas tienen en común que están en el Camino de Santiago, una peculiaridad que les distingue de otro tipo de bodegas", ha apuntado Cruz.

El vicepresidente ha explicado que es la primera vez que estas excursiones cuentan con transporte y ha remarcado que son "una fórmula para que la gente pueda ir con más seguridad y pueda disfrutar más de la visita".

"En este momento hay una crisis enorme en el mundo del vino por el descenso del consumo del vino en España" ha subrayado Cruz, quien ha añadido en lo que se refiere a este evento: "No sabemos si llegará a mucha gente o no, pero nos hemos decidido a hacerlo de todas maneras, precisamente, para dar una oportunidad, para hacer las rutas más seguras y más gratificantes".

martes, 17 de agosto de 2010

Bordones solidarios completan el Camino de Santiago jacetano

Cuatro bordones participantes en el proyecto "Europea Compostela 2010", bendecidos por las autoridades religiosas en Estrasburgo, el pasado día 28 de abril, realizaron ayer su entrada en la ciudad de Jaca. Medio centenar de peregrinos españoles y franceses, portadores de estos bordones, llegados desde Olorón-Sainte Marie por la vía Tolosana y el Piamonte pirenaico, hicieron escala en el Banco de la Salud, recibieron una bendición en la Catedral y fueron recibidos en el Consistorio.

Desde la organización, se hizo hincapié en el significado de la actividad, "de homenaje al peregrino anónimo que recorre el Camino paso a paso" en lo que supone un evento de gran simbolismo y que "da sentido" a la senda jacobea. Tras la entrega de los bordones de mano de autoridades francesas el pasado domingo en el puerto del Somport, peregrinos jaqueses y de las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago de Zaragoza y de Olorón recorrerán la senda por la Jacetania hasta el jueves.

Enrique Villarroya, alcalde de Jaca, les dio la bienvenida en el Salón de Recepciones y manifestó la relevancia histórica y cultural del Camino de Santiago, "por su origen de recorrido penitencial y por la implicación y encuentro de los pueblos" por los que transita la senda jacobea. "El origen de Jaca", añadió el primer edil, "está relacionada con el comercio y la apuesta que desde los Reyes de Aragón se hizo del Camino en la Edad Media" y "deberemos preservarlo para las generaciones venideras".

Los caminantes realizaron el tramo entre Somport y Villanúa el pasado sábado, y entre la localidad y Santa Cilia, previo paso por Jaca, en el día de ayer. Los peregrinos emprenderán de nuevo la ruta hoy para unir Santa Cilia y Artieda, y mañana harán lo propio entre esa villa y Undués de Lerda. El jueves, harán su llegada a Sangüesa, donde a las 12 horas cederán el testigo a compañeros navarros.

Los cuatro bordones llegados hasta la localidad jaquesa se reunirán con otras varas portadas por los caminantes que completan el camino en dirección a la zona de Roncesvalles. El encuentro de todos los bordones participantes se producirá el próximo domingo día 22 de agosto en la villa navarra de Puente la Reina. La recepción en el Consistorio jaqués acabó con el tradicional saludo de "Buen Camino", por parte del alcalde de Jaca hacia los peregrinos, quienes fueron obsequiados, además, con una lámina de la ciudad de Jaca.

Un camino de Santiago especial

Llevo varios años yendo a Santiago de Compostela a echar una mano oyendo confesiones. Nunca he hecho la peregrinación a pie, pero una estancia de unos dieciocho días confesando en la catedral es indudablemente un magnífico observatorio de lo que es y representa el camino de Santiago.

Es indiscutible que no es lo mismo llegar a Santiago en un medio de transporte más o menos cómodo que hacerlo a pie o en bici, como los que son los auténticos peregrinos. La dureza del camino, aunque tiene el inconveniente de poner los nervios a flor de piel, nos saca de nuestra comodidad ordinaria y consigue que haya entre ellos más solidaridad que en la inmensa mayoría de los grupos. Pero el camino tiene la gran ventaja que proporciona a los peregrinos una cosa que en nuestra sociedad actual no hay habitualmente: tiempo. Peregrinar supone, desde el mínimo de cinco días hasta los treinta días que cuesta más o menos desde Roncesvalles, un romper con los modos habituales de vida. Los peregrinos, aunque abundan más los jóvenes, pueden ser de todas las edades. El año pasado encontré a un italiano que lo había hecho desde Roncesvalles a pie con ochenta años. En esos días hay tiempo para todo: para charlar, para hacer amistades interesantes, pero sobre todo hay tiempo para estar a solas con uno mismo y reflexionar. Para mí eso solo ya justifica el Camino: tener tiempo para encontrarte contigo mismo, examinar tu vida y hacerte una serie de propósitos para mejorarla.

Pero es que, además, en ese tiempo de reflexión no es difícil que entre Dios. Recuerdo que una peregrina me dijo un día: «Vengo muy desilusionada del escaso espíritu religioso que he visto en los peregrinos». Le respondí: de acuerdo con usted, pero aquí estoy constantemente oyendo gente que hace más de treinta años o desde su primera comunión no habían vuelto a confesarse. Recuerdo que un sacerdote de nuestra diócesis me comentó: «Es increíble, es un milagro, aquí está el Espíritu Santo». El camino, en bastantes casos, supone una experiencia religiosa fuerte en la que muchos redescubren, tal vez tras un abandono de bastantes años, el valor de la oración. Incluso me he encontrado con bastante gente que, aun sabiendo que no puedes darle la absolución por el simple motivo de que ni siquiera están bautizados y pueden ser incluso hasta hinduistas, te vienen porque han tenido una fuerte experiencia religiosa y ven en ti al hombre de Dios.

Está claro que en Santiago te encuentras tipos humanos de lo más diverso. Pero la inmensa mayoría de las personas que tienes enfrente son gente a la que la gracia de Dios ha tocado. La reflexión, la introspección, el profundizar en ti mismo son cosas buenas incluso desde un punto de vista simplemente natural, con lo que démonos cuenta de lo que puede suponer si, además, está actuando la gracia de Dios.

Es indudable que en el mundo actual hay muchos motivos de pesimismo y que en muchos casos los valores humanos y cristianos están en claro retroceso. Pero Santiago es uno de los lugares donde ves claramente que Dios no se olvida de nosotros y sigue estando presente en medio de nosotros. Y como sacerdote, la muchedumbre de penitentes, allí sí que se puede hablar de muchedumbre de penitentes, te hace darte cuenta de la enorme importancia que tiene el sacramento de la penitencia para una vida cristiana. Se dice que es un sacramento que está en crisis porque ni los fieles se confiesan, ni nosotros nos sentamos en el confesionario para oírles. Es un círculo vicioso que nos corresponde romper a los sacerdotes apreciando y sentándonos a confesar para así iniciar la recuperación de los valores cristianos.

lunes, 16 de agosto de 2010

Cumple sin saberlo su ilusión de recorrer el Camino de Santiago

Hace unos dos años que Angelines planificaba hacer el Camino de Santiago. Ella se encargaría de organizar todo y la acompañarían su marido Santos, sus hermanas Soles y Conchi y sus cuñados Javi y Vicente. Era su ilusión: peregrinar. No obstante, físicamente, con sus pies, no pudo ser. Había sido tratada de cáncer hace algún tiempo y ahora mismo trata de superar una metástasis. La quimioterapia limita fuerzas y, de ese modo, resultaría imposible llegar hasta el Apóstol. «Eso la llenó de frustración, mucho más que la propia enfermedad», explicaba uno de sus cuñados. Así que Javi, Vicente, Soles y Conchi se decidieron a alcanzar Santiago (salieron de Astorga) con ella muy presente. En un bastón, una fotografía de Angelines y su marido, y, pendidos de sus cuellos, colgantes con el rostro de quien tanta ilusión tenía -y tiene- por hacer el Camino. «Mi motivo eres tú», aparece escrito debajo. «Todo el mundo tiene un motivo para hacer esto: mi motivo es ella. Todo lo que sufra, cada ampolla que nos salga, será por ella», relataban. Harán un deuvedé con lo vivido, «para que cuando lo vea sienta que también ha pasado por estos lugares».

Es una iniciativa de la que Angelines (quizás a estas alturas sí) no sabía nada. «Pensamos que esto la puede ayudar moralmente, es nuestro particular homenaje, se lo merece muchísimo». Tendrá su compostela dedicada y, en todo momento, el cariño de su familia: «Siempre la vamos a acompañar en el camino de la vida. Ahora está atravesando una etapa dura, pero será solo eso, una etapa».

Muriel se hace peregrino

La celebración este año del Año Santo Jacobeo está reportando numerosas iniciativas culturales que refuerzan la gran dimensión espiritual del Camino de Santiago, camino de arte y de literatura, de creación. La ruta jacobea es mucho más que un itinerario religioso, es una manifestación cultural de primer orden, que ha dado lugar a la largo de la historia a una eclosión imaginativa que une ficción y realidad, a través de la palabra, de los símbolos o del lenguaje plástico.

El Centro Cultural Provincial de la Diputación alberga este verano una exposición de arte con el Camino como tema, como trasfondo y también como continente. El grupo Muriel, el más importante colectivo de artistas que ha funcionado y funciona en Palencia, se ha volcado con el Camino de Santiago. Los creadores que participan en esta iniciativa han llevado a cabo una relectura y una reinterpretación del Camino, siempre desde la individualidad como artista, pero al servicio de un mismo motivo: la peregrinación a Santiago de Compostela, un camino y un itinerario de múltiples lecturas, cada una desde la visión personal de los integrantes del grupo Muriel.

Es significativo el arranque de la muestra, una réplica de los capiteles románicos de San Juan de Ortega, obra de Julio Carazo. A partir de esta reproducción, se sucederán las creaciones, pero este inicio marca una tendencia. El Camino de Santiago es en sí mismo una manifestación artística de una riqueza y calidad incuestionable. Aunque sea una réplica, esta pieza marca el punto de partida de la exposición como encuentro absoluto con el arte y la belleza.

Un peregrino de Herminio Revilla en madera de olmo de líneas austeras simboliza la esencia del Camino, el ser humano en peregrinación hacia un objetivo concreto, que es la catedral compostelana. La exposición 'Muriel de en el Camino' es, como el propio grupo, plural y diversa. Ángel Duque Requejo se fija en un cartel indicativo, porque una orientación es básica para llegar al objetivo deseado. Felipe Rodríguez 'Pipe' pone de manifiesto, a través de una escultura de hierro que combina la curva y la línea recta la unicidad del destino desde diferentes caminos, mientras que en otra obra representa el final exhausto del Camino.

Indumentaria tradicional

Sergio García es el autor más repetido en la muestra, siempre con esculturas marcadas por la figuración más realista, desde un gallo como símbolo del alba hasta unos zapatos de peregrinos o diferentes tipos de personajes vestidos con indumentaria tradicional. El sevillano Diego Montes busca una representación colorida de la Vía Láctea, llena de formas y superficies, formas presididas por la potencia de los planetas en forma de amplios círculos. La ausencia de recargamiento y la austeridad de composición para presentar a un peregrino llegan con Miguel Hernández. Gestos a la abstracción los encontramos en Pilar Centeno y en su interpretación después del Camino, a base de una estructura con cierto caos que evidencia la condición exhausta del peregrino al final de la ruta.

Jesús Román Sanz describe muy bien el contraste de sombras y de luces que pórtico de San Tirso, de Sahagún. Para Lorenzo Duque, los hitos que señalan el Camino es el motivo de su creación, un hito de mármol de calatorao que combina superficies exquisitamente lisas con otras menos trabajadas y arrugadas. Un cuadro de mayor humanidad es el que presenta Toyi Fernández Vecilla, en el que un padre da la mano a su hijo, que sujeta en la mano la cuerda de un globo, que no aparece en el lienzo, pero que quiere simbolizar el Camino desconocido y abierto que siempre es. La propuesta pictórica de Ana Roda se titula 'Camino de silencio' y constituye todo un itinerario ascendente cargado de símbolos sobre la ruta jacobea. Para el pintor José Antonio Cagigal, todo peregrino tiene su ángel, el guardián del Camino que se esconde en cualquier rincón de cada edificio monumental.

Una interpretación musical la ofrece Vicente Martínez Almodóvar, en 'Camino de la Armonía', una delicada y sencilla composición escultórica. Pilar Calonge, por su parte, redescubre la vertiente medioambiental del Camino, lleno de hojas en un cuadro colorido sobre fondo verde. La ceramista Victoria Luengo Paris refleja un peregrino sentado sin rostro, dejando abierta todas las posibilidades sobre la verdadera identidad de estas personas. El pintor Miguel Ángel Ruiz Gómez plasma una imagen etérea de Santiago de Compostela caracterizada por una atmósfera especial, como corresponde a una ciudad también especial. José Luis Onecha cambia de registro, y de la pintura se pasa a la escultura con unas botas de peregrino en escayola que deja ver claramente con una dura textura el sufrimiento del caminante y de su calzado. Eulogio Gómez Iglesias, natural de Frómista y muy imbuido en la identidad jacobea, ha pintado un peregrino de rudo rostro con el esplendor de sus atuendos en un paisaje muy castellano.

Peregrino veterano

Ana Arranz Pascual ha creado otro hito utilizando la madera y la pintura blanca, un referente neutro para esperar una señal, como indica el título de la obra. José Luis Quirce ha enmarcado la figura de un veterano peregrino para realzarla en un paisaje primaveral. Rafael Cordero combina la escultura, con la fuente del peregrino en forma de concha, y la puntura, con un soberbio cuadro del claustro de San Zoilo. Alfonso Leal Muñoz recoge en su escultura la imagen del caminante austero y minimalista de formas y volúmenes.

Fernando Palacios traslada la abstracción matérica que cultiva a un cuadro marcado por pigmentos que evocan un paisaje castellano. El peregrino de Carlos Mediavilla sigue los esquemas de anteriores obras del mismo tema, como el que posee en San Zoilo con la utilización del acero soldado para insinuar una esquemática figura. Teo Calvo cierra el recorrido por la sala con los caminos cruzados, a través de un tronco de madera con hendiduras que se enredan para simbolizar la complejidad de las rutas que conducen a la meta de Compostela.

Una exposición, en definitiva, rica en matices, en formas, en colores y en propuestas creativas para reforzar la dimensión cultural y artística del Camino de Santiago.

'Sor bicicleta', la monja más veloz del Camino de Santiago, conquista la Red

A toda máquina y concentrada en su objetivo. Así va la protagonista del último vídeo que ha enamorado a las redes. Se trata de una monja en...