Días para el próximo año Santo

jueves, 28 de octubre de 2010

Mahou-San Miguel ha atendido a cerca de 1.500 peregrinos este año

Es un hito más en el Camino de Santiago, una parada para que el peregrino pueda tomar un respiro y seguir por la Ruta Jacobea. La diferencia es que no se trata de un albergue sino de una fábrica.

La planta de Burgos del Grupo Mahou-San Miguel ya ha atendido en lo que va de año a cerca de 1.500 peregrinos que se han acercado a estas instalaciones, ubicadas en el recorrido del Camino de Santiago. El caminante tiene la posibilidad de recibir atención médica, se puede asear y además recibe un 'kit' de supervivencia en el que están todos los elementos que necesita un andarín, como geles para los pies, tiritas,... a esto hay que añadir una serie de guías que cuentan con una sorpresa al final, ya que tienen vales para consumir cerveza gratis en establecimientos ubicados en el Camino de Santiago. El objetivo de la fábrica de Burgos es seguir aumentando el número de peregrinos y lograr alcanzar los 1.800.

La consejera de Cultura de la Junta de Castilla y León, María José Salgueiro, visitó ayer las instalaciones dentro de un compromiso adquirido meses atrás, en marzo, cuando el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, firmó un acuerdo con Mahou-San Miguel por el que el grupo se convertía en patrocinador del Jacobeo 2010.

La consejera recordó que «fue el primer convenio que se firmó de patrocinio al Camino de Santiago» y recordó «la necesidad de participar todos juntos para sacar adelante proyectos como el Museo de la Evolución o las actividades que se desarrollan en torno al Camino francés». Salgueiro destacó el apoyo de empresas como el Grupo Mahou-San Miguel para el desarrollo de la promoción del Camino de Santiago. «Sin colaboración de empresas como Mahou-San Miguel no podrían llevarse a cabo porque la situación económica es la que es». El acuerdo suscrito en marzo asciende a 350.000 euros.

La consejera visitó también el hito ubicado a la entrada de la factoría de Burgos que indica que se atiende a los peregrinos. A continuación, pasó por el centro de interpretación, que también se ha convertido en uno de los lugares de referencia de la fábrica para los visitantes.

En este sentido, la consejera de Cultura habló del valor del llamado «turismo industrial», un atractivo más que se puede sumar a la oferta cultural, patrimonial o gastronómica de la ciudad. «Son muchas las personas que se acercan para ver el centro de interpretación y en Burgos se puede encontrar de todo», aseguró Salgueiro. De hecho, cerca de 10.000 personas suelen visitar anualmente las instalaciones de Burgos, en su mayoría estudiantes universitarios.

No hay comentarios:

Una ruta de peregrinación a la sombra del Camino de Santiago

La Vía Francígena, que lleva de Canterbury a Roma, no es tan prestigiosa como el archiconocido Camino de Santiago. Esta ruta de peregrina...