Días para el próximo año Santo

viernes, 27 de agosto de 2010

El camino de Santiago

Este verano he podido viajar a Santiago y he ganado el jubileo del año santo jacobeo, que era el principal objetivo de mi viaje. Durante mi estancia he visto miles de peregrinos, cargados de un verdadero dinamismo espiritual. A posteriori, ya en mi ciudad, me ha sorprendido que en ocasiones aparezcan numerosas informaciones sobre el camino de Santiago en las que se prescinde de su verdadero sentido espiritual y que se quedan en la mera anécdota sin rozar apenas el misterio ni apuntar hacia la categoría. Pienso que es una pena, porque miles de jóvenes y mayores que peregrinan masivamente hacia este lugar aportan también un elemento cualitativo de gran interés social. Ellos saben leer el signo de los tiempos y son un signo de esperanza para tantos hombres y mujeres desesperanzados. Además, nos incitan a vivir con conciencia de ser peregrinos, es decir, a ponernos en camino y a no instalarnos en el estrecho margen de las propias y limitadas aspiraciones. Al menos esta ha sido mi impresión. Lástima que no siempre se dé esta buena imagen. Quizá la que se busca es otra.

No hay comentarios:

Una ruta de peregrinación a la sombra del Camino de Santiago

La Vía Francígena, que lleva de Canterbury a Roma, no es tan prestigiosa como el archiconocido Camino de Santiago. Esta ruta de peregrina...