Días para el próximo año Santo

viernes, 29 de abril de 2016

Bienvenido, Camino de Invierno

La nieve en O Cebreiro fue durante siglos un muro insalvable para los peregrinos atrapados en el Bierzo entre los meses de noviembre y mayo. Fue así hasta que el cauce del Sil empezó a servir de pasillo entre la meseta y Galicia. Nacía el Camino de Invierno, que este martes quedó reconocido oficialmente después de años de trabajo. La aprobación de la ley de Patrimonio en el Parlamento autonómico coloca a este itinerario jacobeo como una alternativa más para alcanzar Santiago. Ocurre lo mismo con la ruta por Arousa y el río Ulla, la única de tipo marítimo-fluvial y que rememora la traslación de los restos del Apóstol desde Palestina hasta Padrón. 

«Es un día festivo. Se ha dado un paso de gigante para consolidar el Camino de Invierno. Queda mucho por hacer, pero es una inmensa alegría», declara a ABC Asunción Arias, presidenta de la Asociación Amigos do Camiño de Santiago por Valdeorras, presente en el hemiciclo durante el debate junto a otros compañeros de la Asociación de Camiños a Santiago pola Ribeira Sacra.

Hace casi un cuarto de siglo desde que una investigación del profesor Ramón López Caneda —fallecido en 2012— sentara la base para recuperar esta ruta «de la que hablan documentos de 1228», explica Arias. Después vinieron las reuniones con los ayuntamientos implicados que se fueron sumando con distinta intensidad al proyecto y la señalización, primero con la imprescindible flecha amarilla, después con mojones, una labor que aún no ha finalizado a lo largo de los casi 300 kilómetros y diez etapas que configuran este Camino.

Enorme tarea por delante

Durante este tiempo, los amigos del Camino han editado guías y programas de radio sin olvidar la hospitalidad; mantenido también abiertos albergues mientras se negociaban con los hosteleros descuentos para quienes presentaran la credencial de peregrino. Por delante, la tarea ahora no es menor. «El Camino de Invierno tiene un problema de infraestructuras», detalla Arias. Sirva como ejemplo que desde Quiroga, en Lugo, hasta Lalín, ya en Pontevedra, no hay albergues. Esto supone que Monforte de Lemos, con una población cercana a los 20.000 habitantes, carece de esta tipología de alojamientos. «De A Rúa a Quiroga solo hay fuentes y ningún bar ni otros establecimientos en casi 28 kilómetros», apunta.

 Desde 2015 la Catedral de Santiago contabiliza a los peregrinos que llegan por el Camino de Invierno. Aunque las estadísticas hablan de 222 personas que recogieron la «compostela», los registros en la ruta —por la que pasaron dos grupos de «boy scouts» de medio millar de chavales cada uno— elevan la cifra «a unos 3.000. La tendencia es al alza». Ahora toca remangarse para llevar a cabo la delimitación oficial. Arias aspira a que esté completamente terminada en el próximo Xacobeo 2021


Fuente:  http://www.abc.es

sábado, 23 de abril de 2016

La leyenda de Fuente Reniega

Se cuenta que un peregrino, agotado y sediento, consiguió coronar la cima del monte. Buscando alivio, comenzó a buscar una fuente donde aplacar su tormento. En esas estaba cuando de repente, sin saber cómo ni de dónde, apareció un joven de hermoso porte, ataviado como peregrino, que sonreía de manera extraña e inquietante. Al preguntarle si acaso conocía alguna fuente en las inmediaciones, el joven contestó que sí, que podía beber en una fuente escondida que él conocía. Sin embargo, acceder al preciado líquido tenía un precio. Como el peregrino llevaba dinero en la bolsa y su sed iba en aumento dijo que pagaría por beber de dicha fuente, a lo que el joven replicó que no se trataba de dinero sino de otras cosas relacionadas con el viaje que estaba realizando. El peregrino comentó que pensaba que al igual que él se dirigía a Santiago de Compostela; pero hete aquí que el apuesto joven se identificó como el mismísimo Diablo que estaba por la zona buscando a personas como él, cansadas y sedientas, a fin de hacerlas renunciar a su propósito peregrino, a la par que intentaba que se le entregasen de forma incondicional para servirle. Así las cosas, le explicó al sediento peregrino que podía saciar su ansia y acabar con su tormento si renegaba del Altísimo; a lo que éste replicó que antes de ceder prefería morirse de hambre y sed. Entonces, lejos de desistir, el “Tentador” le instó a que renegara de la Virgen María y la respuesta del sediento peregrino fue la misma. Por último, le apremió para que renegara del Apóstol Santiago y volvió a suceder lo mismo. Viendo Satanás que la convicción del caminante era firme y que nada podía hacer, desapareció en medio de una nube de azufre.
 
El calor apretaba y el peregrino, abrasado por la sed e impactado por el encuentro con el Maligno, se sentía morir y suplicó auxilio divino. Resignado a su suerte buscó el refugio de una sombra bajo un peñasco y se desmayó. En mitad de su delirio vio a un jinete sobre un hermoso corcel blanco que cuando llegó a su altura, desmontó y sacando una concha de vieira de la faltriquera, dio un golpe a la roca que le servía de refugio y entonces comenzó a brotar un agua cuyo sonido le hizo volver en sí. El hombre miró a su alrededor y no vio a nadie por los alrededores, aunque supo de inmediato que su socorredor había sido el Apóstol Santiago.

Desde entonces, la “Fuente de Reniega”, no ha dejado de manar agua, lo que ha supuesto un gran alivio para l@s que enfrentan la dura ascensión que es el Perdón. Según reza la tradición, beber de dicha agua proporciona los ánimos suficientes para proseguir la ruta y disipa la “tentación” de abandonarla.

jueves, 31 de marzo de 2016

Lisboa inicia la 'vía Unesco' para el Camino Portugués

El presidente y el secretario general del Eixo Atlántico, Ricardo Rio y Xoan Vázquez Mao, respectivamente, se reunieron durante la mañana de ayer en Lisboa con el ministro de Cultura de Portugal, João Soares, al que le han planteado formalmente que el Gobierno luso lidere la recuperación y promoción del Camino Portugués de Santiago, tanto en su recuperación, como en la candidatura del Camino para ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, contextualizado en el horizonte de 2021, próximo Año Santo.

El ministro de Cultura manifestó a Mao y Rio su compromiso “entusiasta” a todo lo que significa el Camino de Santiago y a la relación con Galicia. En este sentido, el ministro João Soares -hijo de Mario Soares- se comprometió a organizar una reunión con otros departamentos del Gobierno de Portugal, especialmente los de Economía y Turismo para analizar los próximos pasos a dar a partir de la propuesta formal. "No hace falta que tratéis de convencerme del Camino de Santiago ni Galicia, soy un entusiasta de ambos", dijo Joao Soares.

Ricardo Rio, sugirió al ministro que la Xunta de Galicia sea también incorporada a estas reuniones para dar mayor peso institucional.

Hoy miércoles, Xoá Mao y la asesora del ministro portugués acordarán los pormenores de esta reunión para que se celebre lo antes posible y poder iniciar los trámites. "Vamos a comenzar a trabajar ya en la misma dirección para que el Gobierno decida por dónde empieza", dijo Mao. Igualmente Soares manifestó a los dirigentes del Eixo que enviará una carta oficial a la entidad en la que testimoniará su apoyo, y el de su departamento, a estos proyectos culturales. 

Ricardo Rio, por su parte, manifestó su satisfacción por la adhesión del Gobierno portugués a la propuesta del Eixo Atlántico “que consideramos crucial no solo para el turismo, sino para la economía global de la región Norte y de todo Portugal”.

Por su parte, el secretario del Eixo Atlántico manifestó su satisfacción por este posicionamiento y por otras decisiones del nuevo Gobierno portugués que “en cuatro meses ha desbloqueado – recordó- dos importantes cuestiones para la eurorregión como son las infraestructuras -el tren Vigo-Oporto con la electrificación de los tramos- y ahora también el Camino Portugués”. Ambos aspectos, según Xoan Vázquez Mao, estarían íntimamente relacionados “porque unas conexiones ferroviarias de calidad, son un aliciente más para recorrer el Camino de Santiago”. 

lunes, 21 de marzo de 2016

Trabajo conjunto para afrontar las necesidades del Camiño de Inverno

Lalín fue escenario ayer de un encuentro que reunió a las asociaciones y concellos implicados en la potenciación del Camiño de Inverno. Una ruta que espera ya contar con el nombramiento oficial en breve. El 9 de febrero se aprobó en el Parlamento la Lei de Patrimonio Cultural en la que se incluye el reconocimiento de este itinerario a Santiago utilizado como vía alternativa hace siglos por los peregrinos en invierno y que une el Camino Francés y la Vía da Prata desde Ponferrada a Lalín pasando por El Bierzo, Valdeorras y el sur lucense hasta llegar a tierras dezanas.

En la reunión de ayer los representantes de los colectivo pusieron sobre la mesa las necesidades de la ruta, las oportunidades y las carencias Los asistentes coincidieron en la escasez de alojamientos y pusieron el acento en la necesidad de que los concellos más grandes o que son cabecera de comarca creen albergues . El de Lalín tiene en mente ya la creación de uno en el centro de la localidad.

Otra de las cuestiones que se debatieron fue la deficiente señalización y la necesidad de mejorar la seguridad en el camino, se pide el acondicionamiento de algunos tramos de la ruta y el incremento de los puntos de información a lo largo del trazado.

El edil de Turismo de Lalín, Francisco Vilariño, ejerció de anfitrión de este encuentro que contó con representantes de los concellos de Monforte, Chantada, O Barco de Valdeorras., Pobra de Brollón, Vilamartín, Silleda, A Estrada o Vedra y de colectivos como la Asociación Galega do Camiño de Santiago, la Asociación de Amigos do Camino de Santiago por Valdeorras, la asociación cultural Camiños de Santiago pola Ribeira Sacra, la asociación de Amigos del Camino de Santiago del Bierzo y la de Lalín y Deza, la de Caballeros de Uber del Bierzo y la Fraternidad Internacional Camino de Santiago.

Francisco Vilariño destacó el «enorme aproveitamento» de la reunión, que se prolongó durante más de dos horas, y que «aglutinou una asistencia moi importante». El edil considera que debe ser «un punto de inflexión para continuar traballando en conxunto, pois o obxetivo que perseguimos é o mesmo». Subrayó el potenciar de la ruta como «polo de atracción de visitantes e un dinamizador económico e social para as nosas vilas». Considera que la reunión de ayer debe sentar las bases para poder tomar medidas que fomenten «a verdadeira potenciación desta ruta de peregrinos, que ten enormes posibilidades grazas os seus atractivos históricos, culturais, patrimoniais e naturais». Los participantes en el encuentro pusieron de manifiesto de nuevo la falta de infraestructuras a lo largo de la ruta. La presidenta de la agrupación monfortina refería la falta de cantinas o lugares donde el peregrino pueda descansar a lo largo de cada etapa señalando que en algunas entre una localidad uy otra no hay nada. Se cree que la iniciativa privada puede suplir en parte estas carencias.
La promoción del Camiño de Inverno fue otro de los asuntos abordados. En este sentido apuntó también las aportaciones que puede hacer cada colectivo, sobre todo los concellos con la inclusión de enlaces e información del camino en sus respectivas páginas web o la realización de actividades vinculadas a él.

El edil de Turismo cree que este primer encuentro puede ser el germen para que surjan más iniciativas a través de las cuales «continuar este traballo en común e sumando esforzos na procura de realzar o Camiño de Inverno». Lalín, dijo «acudirá alí onde o chamen».

Reconocimiento

Desde que unos cuantos se empeñaron en desempolvar esta vieja ruta de peregrinación hasta su reconocimiento pasaron muchos años. Fueron años de estudio, de gestiones no siempre exitosas, y de una lucha alimentada por la ilusión y la esperanza. Ahora que ya queda apenas un paso para cruzar la meta definitiva es hora de recordar a todos los que la hicieron posible y a los peregrinos que la avalan desde hace tiempo con sus pasos.

Un reconocimiento oficial que hará entrar a la ruta en otra liga

La presidenta de la asociación de Amigos dos Camiños de Inverno pola Ribeira Sacra, Aída Menéndez, recordó a labor que se llevó a cabo en los últimos años. En el caso de la agrupación monfortina desde 1998. La asociación lalinense y dezana del Camino nació hace años impulsadas por Eliseo Diéguez y Román Rodríguez, entre otros. Un trabajo que, recordaba Menéndez, hizo posible que ahora la ruta está a punto de oficializarse y de pasar a ser una más de las del Camino de Santiago «lo que supondrá entrar en otra velocidad, y esperamos que lo haga antes de fin de año». Considera que una vez se oficialice la promoción del recorrido por parte de la Xunta.

En la reunión se pidió también una mayor involucración de las administraciones en la potenciación del Camino, sobre todo, por parte de la Xunta y también de los Concellos con actuaciones como el acondicionamiento de los tramos que se encuentran en mal estado. Algo que se considera primordial también para dar buena imagen ante los peregrinos.

martes, 15 de marzo de 2016

Mona de Pascua en el Camino

El Camino de Santiago es una de las principales rutas de peregrinación del mundo cristiano. Es un recorrido físico y espiritual que puede realizar cualquier persona: hombres y mujeres, niños y niñas, familias enteras con un afán de mejora espiritual y de conversión. En estas peregrinaciones familiares o en la soledad, podemos encontrar una inmensidad de recetas y gastronomía en el camino a Santiago de Compostela.

En el monasterio de Roncesvalles (en el año 1660, según estadísticas) se sirvieron a los peregrinos y caminantes a Santiago un total de 25.000 raciones de comida, consistentes en media pinta de vino, caldo de ave, pan y carne si no era cuaresma y abadejo u otro pescado de la zona según por donde pasásemos y huevos en lugar de carne cuando era la época de cuaresma.

En un texto del Codex Calixtinus se dice de Roncesvalles lo siguiente: «La puerta se abre a todos, enfermos y sanos / no sólo católicos, sino aún a paganos / a judíos, herejes, ociosos y vanos / y más brevemente a buenos y profanos?. Todo el mundo debe recibir con caridad y respeto a los peregrinos, ricos o pobres, que vuelven o se dirigen al solar de Santiago, pues todo el que los reciba y hospede con esmero, tendrá como huésped; no sólo a Santiago, sino también al mismo Señor; según sus palabras en el Evangelio: «El que a vosotros recibe, a Mí me recibe ". Hubo antaño muchos que incurrieron en la ira de Dios por haberse negado a acoger a los pobres y a los peregrinos de Santiago. Por lo que se debe saber que los peregrinos de Santiago, pobres o ricos, tienen derecho a la hospitalidad y a una acogida respetuosa.

Algunos alimentos traen a la gastronomía de la Semana Santa un simbolismo, los más repetidos en las diferentes culturas Europeas son:

El huevo duro. Lo que consideramos hoy en día huevo de pascua, y su origen, anterior al cristianismo, es incierto pero el huevo duro aparece como ingrediente en diversos platos por las rutas Jacobeas.

El pan. El denominado Pan de Pascua esta presente en la cultura del este de Europa.

El bacalao en salazón es uno de los platos que participa en diversas recetas de la gastronomía de la Semana Santa en Europa y América.

La receta que en esta ocasión os presento es un alimento típico de la repostería Española en estas fechas de Pascua y es tradicional en las regiones de Murcia, Valencia, Cataluña, Castilla la Mancha y Aragón. En Galicia es conocido como ornazo; en Jaén y en Asturias, como peragota o bolla.

La mona se suele consumir durante la merienda de los días de Pascua. En la zona de Aragón, en especial en Teruel y toda su provincia, se suele ir de merienda al campo con sus longanizas de Pascua y llevar como postre este singular plato, siendo costumbre cascar el huevo en la frente de otra persona. Tradicionalmente el padrino es el que regala la mona a su ahijad@ el Domingo de Pascua después de la misa.

MONA DE PASCUA DE TERUEL

Ingredientes (para unas 8 monas pequeñas individuales o una grande):

3 huevos
250 gramos de azúcar
250 mls. de leche templada
50 gramos de levadura fresca de panadería
250 mls. de aceite de girasol
1 kilo de harina

Decoración:

Huevos cocidos
1 huevo batido
Azúcar para espolvorear

Elaboración:

Batimos los huevos con el azúcar, y añadimos la leche templada, donde habremos disuelto la levadura fresca de panadería. Incorporáramos el aceite y batimos energéticamente.Añadimos la harina de poco en poco y amasamos 10 minutos hasta que nos quede una masa fina y elástica; podemos utilizar el robot de cocina para mayor facilidad a la hora del amasado.

Tapamos la masa, y dejamos reposar en un lugar templado hasta que duplique su tamaño. Un buen sitio es en la cocina mientras se calienta el horno, y le puede llevar dos horas la fermentación.

Dividiremos la masa en porciones y boleamos para tensionar la superficie. Ponemos sobre la bandeja de horno y tapamos para que vuelva a duplicar tamaño, sobre hora y media mas o menos. Pintamos con huevo batido, cubrimos bien de azúcar, y colocamos un huevo cocido en el centro o varios alrededor, según el tamaño.

Metemos al horno a 200 grados (horno precalentado) unos 15 minutos aproximadamente; dependerá del horno. Si a los 5 ó 10 minutos observamos que se doran demasiado, la cubriremos con papel de aluminio para seguir con la cocción sin que se nos queme la superficie.

Retiramos de la bandeja del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Bon Xantar, amigos peregrinos.


La credencial pertenece a los peregrinos, no a Santiago

La Fraternidad Internacional del Camino de Santiago, en el encuentro mantenido este pasado fin de semana en Sarria y Samos, debatió sobre varios asuntos candentes que afectan a las rutas jacobeas, y las decisiones tomadas se recogieron en cinco conclusiones finales.

 Una de ellas, que tomó por unanimidad de todos los asistentes, versó sobre las credenciales del peregrino. En este asunto, quedó clara la oposición a que solo tenga validez a partir del 1 de abril la que expide la Catedral de Santiago.

La credencial del peregrino pertenece a los peregrinos, cómo señal de identidad en el Camino de Santiago. En ese sentido, se ha conformado como parte del patrimonio inmaterial del propio Camino.

A lo largo de la historia de la peregrinación este documento ha sido emitido por todo tipo de instituciones a modo de carta de presentación y también de protección del peregrino en el Camino, facilitando asimismo su acceso a los establecimientos de acogida. En los tiempos modernos han sido las asociaciones y cofradías jacobeas las encargadas de expedirlo, a veces a cambio de un donativo o a cambio de nada, informando, alentando y asesorando al peregrino antes de su viaje a Santiago. Las últimas resoluciones de la catedral de Santiago, en el sentido de admitir una única credencial, la suya propia, con validez para la obtención de la Compostela, va contra el propio sentido de esa credencial, un pasaporte en el Camino con sentido de ayuda y protección del peregrino que siempre se otorgó en origen, jamás en destino. Para muchos peregrinos deseosos de acceder a la ?Compostela? estas trabas burocráticas del Cabildo de Santiago van en absoluto detrimento de su objetivo, trabas que, por otra parte, han causado el desaliento y el desconcierto absoluto en las organizaciones jacobeas que, con total altruismo, se dedican a expedir sus propias credenciales para extender al peregrino. Por tanto solicitamos del Cabildo de la S.A.M.I catedral de Santiago de Compostela que permita la edición y expedición de sus propias credenciales a las asociaciones, cofradías y entidades vinculadas al Camino y que ella sirva, en todo caso y siempre que cumplan las condiciones señaladas por el propio Cabildo, para obtener la Compostela. En ese orden también se solicita al Cabildo que señale las condiciones que deben cumplir esas credenciales.

lunes, 7 de marzo de 2016

El cura de los presos del Camino de Santiago

Jaume Alemany lleva veintidós años entre rejas pese a que no ha cometido ningún delito. Fue su decisión. La de ser el capellán de la prisión de Mallorca, la cárcel a la que lleva —junto a otro sacerdote y treinta voluntarios— «olores y lenguajes» del exterior. «Nuestra sola presencia ya es terapéutica». Una vez el año sale con doce reclusos con los que recorre, durante ocho días, el Camino de Santiago desde Sarria. Forma parte de las actividades impulsadas desde la pastoral penitenciaria, esa que deja al margen lo «repugnante» que pueda llegar a ser un delito «porque se trata de restituir a la persona».

El sacerdote Jaume Alemany, que realiza el Camino de Santiago con presos de Mallorca - Miguel Muñiz


Esa ruta jacobea, un oasis para los encarcelados, supone un antes y un después en la estancia en el centro penitenciario para muchos de ellos. Se lo relata Jaume a ABC en Compostela, donde coordina el grupo de Acogida Cristiana en el Camino. Un pie en Baleares y otro en el oeste gallego. «Es un momento muy importante para ellos porque supone un antes y un después». Pero el proceso no es fácil. El «padre», como lo llaman los penados, tiene preferencia por esos con los que muchos no querrían ni tomar un café: «No quiero llevarme a los buenos porque no es un premio de fin de carrera, sino una a terapia. Tienen que salir los que más lo necesitan o a los que más les puede aprovechar. Esta es mi visión. Pero la de los que mandan es que salgan quienes menos riesgo supongan, con delitos de poca monta. Nadie conocido ni por supuesto con delitos sexuales».

Al final, este párroco que sabe moverse entre los pasillos de la Justicia suele conseguir entre los elegidos de cada curso un equilibrio que le satisface. «Lo perciben como una muestra de confianza que saben que no pueden defraudar. Quizá si fueran con funcionarios de la prisión a lo mejor se plantearían escapar. Pero con la pastoral no. Saben que se acabaría el programa».

Los doce, como los apóstoles pero con condena y sin túnica, se echan la mochila a la espalda con Jaume al frente. Y se convierten en un peregrino más. «Les gusta pasar inadvertidos». Nada de andar comentando entre etapa y etapa que su Camino empezó en una celda. Sin embargo, «en la Catedral de Santiago no tienen inconveniente en sentarse en los primeros bancos y el deán habla de ellos en público. Causa mucha sorpresa, claro. Coincidimos en la misa con gente con la que habíamos estado en los albergues». El rechazo torna entonces en aceptación e incluso en palabras de ánimo. Jaume comenta la siguiente anécdota entre risas: «Una señora mayor le pidió a un interno en el Camino que le cuidara la mochila mientras se duchaba. Cuando se enteró, decía: ¿Por qué no me dijiste que eras un preso?". A lo que respondió: "¡Porque no me habría fiado su mochila!"».

Beneficios penitenciarios

Seguir las flechas amarillas «les abre perspectivas». A fin de cuentas, están donde están porque un día «se olvidaron del buen camino y han caído donde han caído. Cuando llegan se sienten responsables». Por eso Jaume defiende que esta experiencia podría suponer algún tipo de exención penitenciaria: «Hacer el Camino no puede ser un motivo para no cumplir la condena, pero sí para obtener beneficios». Por ejemplo, enumera, «adelantar la salida en medio año, conceder el tercer grado o la pulsera telemática». «La legislación, en general, tendría que cambiar en este sentido. Es demasiado técnica. Lo que realmente cura es el perdón y no se valora lo suficiente», opina.

Pronto volverá a ponerse en Camino. Animará a participar a Romano Liberto Van Der Dussen, el holandés que acaba de salir de la cárcel mallorquina tras doce años pese a ser inocente. Rememora cuando coordinó «Caminos de libertad», iniciativa en la que participaban seis o siete prisiones españolas a la vez por distintos Caminos. Hoy los permisos «se han endurecido.

fuente: http://www.abc.es

jueves, 3 de marzo de 2016

Nuevo récord con más de 3.000 peregrinos en los dos primeros meses del año

Si enero fue ya el inicio de año con más peregrinos en el Camino de Santiago, la tendencia se consolida en febrero con una particularidad: por primera vez el número de «compostelas» entregadas en el segundo mes es más elevado que el del mismo periodo del último Año Santo 2010. En este 2016 han sido 1.733 frente a las 1.640 del citado Xacobeo y a las 1.544 de 2015.
En conjunto, en 2016 han finalizado la ruta jacobea 3.037 personas. Es la primera vez que se rebasan los 3.000 en las sesenta jornadas que abren cada ejercicio. La mejor marca se había producido en 2010 con 2.809 peregrinos y el año pasado había sido ligeramente inferior con un total de 2.761.


Los datos desglosados de febrero nos dejan 689 caminantes españoles, lo que representa un 39,76% de nacionales frente a un 60,24 de extranjeros. Dentro de estos sobresalen los portugueses y la coreanos, con 259 (14,95%) y 249 (14,37%), respectivamente. En los primeros puestos también encontramos a los procedentes de Italia, Alemania, Estados Unidos, Irlanda, Japón, Brasil, Reino Unido y China. En total, 51 nacionalidades distintas.

Los datos proporcionados desde la Oficina del Peregrino manifiestan que el 68,96% optó por el Camino Francés y el 16,50% por el Portugués. El Inglés lo eligió el 6,75%, la Vía de la Plata el 2,31%, el Norte el 2,31%, el Primitivo el 2,19%, el de Invierno el 0,69% y el de Muxía-Fisterra un 0,29%.

fuente:  http://www.abc.es